24 de julio de 2003, Roma- Más de 3.000 especialistas forestales, científicos, miembros de comunidades que viven en los bosques y personas interesadas en los ecosistemas forestales procedentes de más de 120 países participarán en el XII Congreso Forestal Mundial, que se celebrará en la ciudad de Quebec (Canada) del 21 al 28 de septiembre de 2003.

El Congreso es organizado juntos por el ministerio de los recursos naturales de Canadá y el ministerio de los recursos naturales de Quebec, en colaboración con la FAO.

Las discusiones se centrarán en el tema del congreso: Bosques, fuente de vida.

"Las naciones deben administrar sus bosques de forma sostenible para que las generaciones actuales puedan disfrutar de los beneficios de los recursos del planeta, y al mismo tiempo conservarlos para hacer frente a las necesidades de las generaciones futuras", ha declarado Hosny El-Lakany, Subdirector General de la FAO para el Departamento de Montes.

Refiriéndose al Congreso Forestal Mundial, El-Lakany indicó que la FAO aportará 37 documentos donde subraya la importancia de los bosques para la humanidad y recuerda a la comunidad internacional que debe redoblar sus esfuerzos en favor de los sectores donde los bosques juegan un papel fundamental.

La aportación de la FAO abarca varias materias que van de la evaluación y la administración de los recursos forestales a la silvicultura y el cambio climático, pasando por las tendencias forestales en los próximos cincuenta años, el impacto de la deforestación y la protección contra los incendios, hasta la mitigación de la pobreza mediante el uso de los recursos forestales y las oportunidades del mercado para los productos no madereros.

El Congreso Forestal Mundial, que se celebre cada seis años en un país miembro de la FAO, constituye un foro mundial para discutir de la administración, la conservación y el desarrollo de los bosques.

Es la reunión internacional más importante y de mayor amplitud del sector forestal en todo el mundo. Sus recomendaciones finales, no vinculantes, están dirigidas a los gobiernos, a las organizaciones internacionales, a los organismos científicos, a los propietarios de los bosques y a otras instituciones o personas interesadas en el tema.

Bosques y población

Los participantes abordarán las numerosas expectativas suscitadas en torno a los bosques y se centrarán en la influencia de los diversos valores socioculturales sobre la percepción y ordenación de los bosques. Representará una contribución importante para mejorar el equilibrio entre bosques y población.

Se analizará el estado de los bosques en el mundo y su capacidad para facilitar una amplia gama de bienes y servicios. Los principales temas tratados serán:
  • conservación de la biodiversidad;
  • ordenación de las cuencas hidrológicas;
  • conservación de las aguas y el suelo;
  • regulación del clima;
  • retención y almacenamiento del carbono;
  • protección contra incendios;
  • prevención y control de la tala, el troceado y extracción de madera ilegal, del furtivismo y el contrabando;
  • productos forestales no madereros;
  • ordenación de la flora y la fauna silvestres;
  • agrosilvicultura, árboles fuera de los bosques, reducción de la cubierta forestal;
  • turismo y ocio;
En Quebec, la FAO insistirá sobre la importancia de tres nuevas cuestiones claves en su programa: bosques y agua; bosques y mitigación de la pobreza y la inseguridad alimentaria, y bosques y cambio climático.

Cada vez se toma más conciencia de la escasez de agua y la FAO da prioridad al papel de los bosques en la conservación y la utilización sostenible de los recursos hídricos. Los bosques y las cuencas hidrológicas boscosas desempeñan un papel clave en la conservación y protección del abastecimiento hídrico.

Una buena ordenación de los bosques repercute directamente en la calidad del rendimiento del agua procedente de las cuencas hidrológicas. Contribuye también al control de la erosión del suelo y por tanto a la reducción de los niveles de los sedimentos aguas abajo, afirma la FAO.

"Pedimos a los científicos expertos de ciencias forestales que demuestren de forma más clara el papel de la influencia de los bosques en el equilibrio hídrico. Al mismo tiempo, pedimos a los ingenieros de montes que hagan de la ordenación forestal un punto clave en sus planos forestales", dice R. Michael Martin, Director de Políticas e Información del Departamento de Montes de la FAO.

Los bosques, al almacenar carbono en los árboles y el suelo, desempeñan una función clave como depósitos de este elemento para contrarrestar el cambio climático. Bosques sanos y bien ordenados son esenciales para el equilibrio del clima en el mundo.

Por cuanto se refiere a la mitigación de la pobreza y la inseguridad alimentaria, la FAO dirige su atención a los 840 millones de personas afectadas por el hambre y al papel de los bosques a la hora de hacer frente a sus necesidades fundamentales.

"La FAO pide a los ingenieros forestales que se comprometan en la vasta campaña contra el hambre lanzada en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 1996 mediante una integración más eficaz de los recursos arbóreos en la agricultura y la atención a las pequeñas empresas y a los agricultores para conseguir una producción que sea apetecible para el mercado y que pueda generar ingresos", añade Martin.

Mercado internacional

Respecto al comercio internacional, los países en desarrollo están todavía a la espera de beneficiarse plenamente del conjunto de acuerdos internacionales generales, los relativos al mercado internacional de productos forestales en particular.

La FAO espera que la reunión de Quebec produzca frutos no sólo en la ordenación sostenible de los bosques, sino también a la hora de que los países más pobres tengan voz y voto en las decisiones en materia forestal.

En los países en desarrollo, los combustibles derivados de la madera son la fuente principal de energía para más de dos mil millones de pobres. Pero la madera no es el único producto que se saca de los bosques.

En esos países, alrededor del 80 por ciento de la población usa productos forestales no madereros para sus necesidades sanitarias y nutricionales y para conseguir ingresos.

"El objetivo de la FAO es asegurar que los bosques estén bien gestionados en nuestros días para que en el futuro sigan facilitando bienes y servicios", subraya El-Lakany.


Contactos:
Pierre Antonios
Oficial de Relaciones con los Medios de Comunicación de la FAO (Roma)
pierre.antonios@fao.org
(+39) 06 570 53473 / (+39) 348 2523 807

Sonia Corriveau
Corriveau relations publiques (Quebec)
scorriveau@corriveaupr.com
(001) 418 529-6000