1º de septiembre de 2003, Roma -- Es necesario tomar en cuenta la posibilidad de nuevos brotes de SRAS mientras siga sin conocerse el origen del coronavirus que lo produce, declaró hoy la FAO.

"A la fecha no se ha demostrado que el coronavirus que produce el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) en los seres humanos haya infectado a animales de granja", aclara la FAO.

La declaración se basa en un informe del veterinario australiano Laurie Gleeson, del Laboratorio Australiano de Sanidad Animal de la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth, después de tres semanas de misión en China patrocinada por el grupo mixto de estudios FAO/OMS sobre el problema del SRAS.

El propósito de la misión era estudiar la información de laboratorio y de campo disponible, obtenida de fuentes animales (especies domésticas y salvajes) por investigadores chinos durante y después de la enorme propagación del virus del SRAS entre la población. Detectar un foco animal tendría gran importancia para las futuras medidas de prevención en China o en cualquier otra parte, si fuera posible establecer esa relación.

Pruebas a animales

El Dr. Gleeson se reunió con científicos chinos y de otros países, actualmente dedicados a investigar el virus que produce el SRAS, a fin de colaborar en la interpretación de los resultados obtenidos y recomendar estudios ulteriores. Los investigadores chinos y canadienses han tomado muestras y realizado pruebas con más de 600 animales de granja: aves de corral, patos, cerdos y conejos, pero en estas especies no se ha detectado infección alguna del coronavirus causante del SRAS.

En Beijing y durante el intenso recorrido sobre el terreno, el experto en esta enfermedad infecciosa se reunió con científicos de los ministerios de Agricultura y de Salud, y de diversos institutos de investigación, así como con funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para evaluar si la pandemia del síndrome respiratorio agudo severo haya podido originarse y propagarse a partir de animales de granja.

Especies animales en investigación

"Están investigándose diversas especies animales para detectar si pudieran ser el origen del virus: el gato de algalia, el perro mapache, una especie de murciélago frugívoro y una especie de serpiente -explicó el Dr. Gleeson-, pero todavía no se sabe cuál sea el origen ya que estos animales podrían haberse contagiado en los mercados".

El experto recomendó fortalecer la capacidad epidemiológica mediante estudios selectivos de vigilancia dirigidos a poblaciones de animales considerados muy expuestos al virus del SRAS. Así se obtendría información de la función de algunas especies animales y se aseguraría su inclusión en un sistema de alerta para detectar la reanudación de la circulación del virus.

Se hizo hincapié en la urgencia de producir mejores métodos de diagnóstico para los animales y de establecer la relación entre el virus humano del SRAS y el virus ligeramente diferente de los animales.

Se recomienda incrementar la vigilancia de esta enfermedad en las granjas y los mataderos, y las autoridades chinas están muy conscientes de la necesidad de esta precaución.

Con la FAO, la OMS está indagando las modalidades de seguimiento de las recomendaciones del Dr. Gleeson, con el fin de planificar otros estudios de especies pecuarias en zonas de gran riesgo, y normalizar y validar pruebas de laboratorio para detectar el virus del SRAS en los animales, y así enriquecer el conocimiento científico del coronavirus que produce el SRAS.


Contacto:
Dr. Laurie Gleeson/Sra.Emma Homes
emma.homes@csiro.au
(+61) 3 5227 5123

Erwin Northoff
Oficial de información de la FAO
erwin.northoff@fao.org
(+39) 06 570 53105