18 de septiembre de 2003, Roma - Tras el fracaso de las conversaciones sobre comercio mundial en Cancún, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) instó hoy a los países a considerar seriamente una vuelta a los contactos informales que permitan retomar las negociaciones y avanzar hacia un acuerdo internacional.

"El fracaso de la reunión de la OMC no debe suponer el final de las conversaciones sobre comercio a nivel mundial", manifestó la FAO.

"Es mucho lo que está en juego para los países en desarrollo y los desarrollados cuando hablamos de un comercio mundial que abra oportunidades para todos. Ha llegado el momento de que los gobiernos nacionales se den cuenta de que un sistema comercial multilateral justo y abierto a la participación equitativa de todos traerá beneficios sociales y económicos para todos, tanto para los países ricos como para los más pobres", aseguró la FAO.

"Si queremos mejorar las condiciones de vida de millones de personas en los países en desarrollo y reducir el número de los más de 800 millones de seres humanos que sufren desnutrición crónica, estos países necesitan inversiones para mejorar su capacidad productiva y su competitividad, así como mejores oportunidades para que estos puedan vender sus productos en el mercado mundial", subrayó.

La FAO consideró "una lástima" que en Cancún los países no fueran capaces de lograr un acuerdo equitativo sobre las cuestiones de comercio agrícola. "No hay alternativas viables a las negociaciones multilaterales sobre comercio", aseguró la FAO.

"Esperamos que tan pronto como sea posible se superen los condicionamientos psicológicos que han impedido el acuerdo en Cancún, y los países se sienten de nuevo a la mesa de negociaciones, antes de que sea demasiado tarde".


Contacto:
Erwin Northoff
Oficial de información de la FAO
erwin.northoff@fao.org
(+39) 06 570 53105