20 de octubre de 2003, Roma - Los pueden suponer una amenaza para los cultivos de la zona, según informó hoy la FAO, en un aviso de alerta para informar a los gobiernos afectados y a la comunidad de donantes internacionales.

Según informó la FAO, brotes de langosta del desierto se han registrado en áreas del noroeste de Mauritania, en el norte de Nigeria y en nordeste de Sudán.

Los enjambres de este insecto migratorio pueden devastar los cultivos cuando vuelan en grandes y densos grupos in busca de alimento.

"El número de langostas está aumentando muy rápidamente. Están empezando a concentrarse en grupos, lo que hace pensar a un peligroso brote", afirmó un portavoz del Grupo de Estudio de la langosta de la FAO. "Necesitamos actuar ahora, antes de que la situación se agrave".

Las langostas del desierto son, en general, insectos solitarios, aislados, pero cuando las situaciones climáticas son favorables, por ejemplo, después de lluvias abundantes y temperaturas templadas, se reproducen muy rápido.

Entonces, cuando termina la temporada de lluvias y las praderas verdes comienzan a menguar, las langostas tienden a agruparse en los pocos espacios verdes que quedan, comienzan a cambiar aspecto y a comportarse ya no de manera solitaria sino gregaria.

Tras varios años de sequía, las lluvias en Mauritania han permitido a la langosta del desierto reproducirse y aumentar su número, informó la FAO.

La vegetación en el país se ha secado mucho más rápido de lo esperado, obligando a las langostas a concentrarse en tres áreas concretas en las regiones del occidente y centro del país.

Cuando comienzan a comportarse en grupo, las langostas jóvenes, aún sin alas, conocidas como "saltamontes", se mueven juntas en busca de alimento.

Cuando se desarrollan, las langostas, ya aladas, forman enjambres que pueden contener decenas de millones de insectos, que se extienden por kilómetros y recorren grandes extensiones, atravesando fronteras internacionales.

"La situación puede desarrollarse rápidamente en cuestión de semanas" aseguró el portavoz del Grupo de Estudio de las langostas.

"Debemos aumentar la vigilancia, los sondeos y estar preparados para una amplia intervención".

En Mauritania, las operaciones de control han cubierto varios cientos de hectáreas de tierra hasta el momento y se han mandado grupos de técnicos al terreno, que suman un total de cinco equipos de vigilancia, dos de los cuales están equipados con vehículos y sistemas de fumigación de pesticidas.

In Nigeria, se ha registrado enjambres de una densidad de más de 20 jóvenes langostas por metro cuadrado y en Sudán, donde ya están preparadas cinco avionetas para intervenciones rápidas, se han visto enjambres de langostas adultas a lo largo del río Atbara, algunas de las cuales estaban depositando huevos.

"Si la situación empeora, esta plaga migratoria podría desplazarse hacia el norte, es decir del norte de Mauritania hacia Marruecos, y desde Sudán hacia el mar Rojo, y desde Malí y Nigeria hacia el sur de Argelia", según el grupo de estudio de la FAO.

Contacto
Stephanie Holmes
Oficina de prensa de la FAO
stephanie.holmes@fao.org
(+39) 0657056350