30 de octubre de 2003, Roma/Pyonyang -- A pesar de que este año han mejorado las cosechas de la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte), en 2004 el país tendrá de nuevo un considerable déficit alimentario y necesitará un gran volumen de ayuda externa, declararon hoy dos organismos de las Naciones Unidas.

La insuficiencia de la producción interna de alimentos, la alimentación escasa e inapropiada, y la desigualdad cada vez mayor en el acceso a los alimentos debido a la disminución del poder adquisitivo de los hogares, hacen necesaria una campaña de ayuda para garantizar la alimentación de 6,5 millones de norcoreanos en 2004, según un informe conjunto de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Los niños pequeños, las mujeres gestantes y lactantes, así como muchos ancianos, se encuentran en una situación "especialmente precaria", señalaron las organizaciones con sede en Roma.

El informe prevé que la producción de cereales durante la campaña comercial 2003-2004 (noviembre-octubre) ascienda a 4,16 millones de toneladas, lo que supone un 4,7 por ciento más que las cosechas de 2002-2003, estimadas en unos 3,97 millones de toneladas.

Las cosechas de arroz y de maíz de 2003 aumentaron en un 4,5 por ciento el volumen de 2002, y llegaron a 1,48 millones de toneladas (arroz blanco) y 1,73 millones de toneladas, respectivamente.

Este aumento de la producción se atribuyó a las condiciones favorables del clima, a la relativa disminución de plagas y enfermedades de los cultivos, a una aplicación mayor de fertilizantes recibidos en donación y a la mejora del riego.

Según el informe FAO/PMA, en 2003-2004 las necesidades de cereales - para alimentos, forrajes y semillas -ascenderán a 5,1 millones de toneladas, por lo cual habrá que importar 944. 000 toneladas.

En virtud de las 100.000 toneladas de importaciones comerciales anticipadas, además de otras 300.000 toneladas de importaciones en condiciones favorables y 140.000 toneladas de ayuda alimentaria de reserva o cuya dotación está prevista para después del 1º de noviembre de 2003, el déficit pendiente de dotación es de 404.000 toneladas.

Si bien se ha constatado que los niveles de nutrición han mejorado en los últimos años, las tasas de malnutrición siguen siendo "alarmantemente elevadas", según el informe.

Cuatro de cada 10 niños pequeños padecen malnutrición crónica, o atrofia del crecimiento, según un estudio aleatorio, a gran escala, realizado por UNICEF y el PMA en octubre de 2002. Es imprescindible seguir proporcionando ayuda alimentaria selectiva para no retroceder a los niveles anteriores de malnutrición, declaran los organismos de las Naciones Unidas.

El poder adquisitivo de muchas familias, sobre todo en las zonas urbanas, se ha deteriorado más todavía porque muchas fábricas no han podido pagar los salarios completos a causa del ajuste económico iniciado en julio de 2002, lo que se suma al aumento de los precios de los alimentos, que han subido más que los salarios.

Las raciones que proporciona el Sistema Público de Distribución (SPD) - el principal suministro de alimentos para el 70 por ciento de los 23 millones de personas de la población urbana de Corea del Norte - disminuirán a un máximo de 300 gramos al día por persona en 2004, de los 319 gramos del año en curso, según fuentes gubernamentales. La asignación actual proporciona apenas la mitad del consumo necesario de calorías por persona al día.

A pesar de que las raciones son pequeñas, en la actualidad, los obreros y los ancianos actualmente gastan hasta el 60 por ciento de sus ingresos en la compra de dichas raciones. Una vez pagadas las necesidades no alimentarias, difícilmente pueden permitirse comprar alimentos básicos -como el arroz y el maíz - en los mercados privados, donde los precios son hasta 3,5 veces más altos, y mucho menos otros alimentos más nutritivos.

Comola situación puede empeorar en el futuro inmediato, el informe recomienda que también se atienda a los sectores de las zonas urbanas que dependen del SPD, y que debido al proceso de ajuste económico están cada vez más subempleados.

El informe FAO/PMA insta a conseguir 484.000 toneladas de alimentos básicos, comprendidas 400.000 toneladas de cereales en calidad de ayuda alimentaria para los norcoreanos más vulnerables en 2004. Tres cuartas partes del total de este volumen se canalizarán a los niños de las guarderías, jardines de infancia, escuelas primarias, orfanatos y hospitales, así como a las mujeres gestantes y lactantes y los ancianos.

A pesar de que han mejorado las condiciones en que se desarrollan las operaciones de los organismos de ayuda humanitaria, el informe señala que sigue habiendo restricciones en el acceso a los más necesitados, y a los mercados y las tiendas, lo que complica la supervisión y la detección oportuna de nuevos grupos que sufren inseguridad alimentaria. El informe aclara, en todo caso, que el Gobierno de Corea del Norte ha estado proporcionando la información necesaria para evaluar la seguridad alimentaria de los hogares.

El informe recomienda que "además de proporcionar la ayuda alimentaria urgente, la comunidad internacional entable una política de diálogo con el gobierno con el fin de crear las condiciones propicias para movilizar la ayuda económica, de financiación y de otros tipos, necesaria para promover la producción sostenible de alimentos y la seguridad alimentaria en general".

Contactos:
FAO
John Riddle
Oficina de prensa de la FAO
john.riddle@fao.org
(+39) 06 5705 3259
móvil (+39) 348 257 2921

PMA
Gerald Bourke
Oficial de información pública, Beijing
gerald.bourke@wfp.org
(+86) 10 6532 3731, ext. 209
móvil (+86) 1380 105 4051