5 de noviembre de 2003, Roma -- Burkina Faso, Chad, Kenya, Níger, Senegal y Sudán, recibirán ayuda destinada a la producción de gomas y resinas en el ámbito de la "Operación Acacia", un proyecto de alrededor de 3,5 millones de dólares financiado por Italia.

La finalidad de este proyecto de desarrollo agrícola es el aumento de la producción y de la calidad de la goma arábiga, un producto derivada de la acacia. El proyecto prevé la puesta en marcha de un proceso productivo que ayude a las poblaciones rurales pobres de esta región semiárida de países que lindan con el Sáhara a conseguir la autosuficiencia alimentaria.

Las acacias son árboles muy difundidos en las zonas áridas de África subsahariana. Son plantas que se prestan a muchos usos y pueden ofrecer, por tanto, formas diversificadas de ingresos. Asumen una importancia capital como barreras contra el avance del desierto, mientras las raíces son muy eficaces para reducir la erosión del terreno.

Desempeñan una función fertilizante gracias a su capacidad para fijar el nitrógeno. Las hojas y bayas constituyen un forraje precioso para el ganado durante la estación seca y el tronco se utiliza como leña para el fuego y como material de construcción.

Desde el punto de vista comercial, el producto más importante de la acacia es la goma arábica que se emplea, con gran variedad de usos, en la industria farmacéutica, alimentaria y cosmética.

El proyecto de las acacias prioriza el empleo de los recursos locales. Las mujeres y los niños son, en general, los encargados de la recogida y de la primera elaboración de la goma en las familias.

El Fondo Fiduciario para la Seguridad Alimentaria, abierto con una cantidad inicial de 500 millones de dólares, fue creado por el Director General de la FAO, Jacques Diouf, durante la Cumbre Mundial sobre la Alimentación con el fin de dar un mayor ímpetu a la lucha global contra el hambre en el mundo.

Italia ha sido el primer Estado Miembro de la FAO en responder al llamamiento del Director General comprometiendo 100 millones de euros, de los que ya ha depositado la mitad para financiar proyectos de mejora de la seguridad alimentaria, lucha contra las enfermedades de los animales y de las plantas y en general al desarrollo de la agricultura en los países en vías de desarrollo.

Este es el tercer proyecto financiado por el Fondo italiano, tras los dos anteriores dedicados respectivamente a los Países del Caribe y a los países de Europa central y oriental. Otros cinco proyectos se han aprobado ya y serán operativos tras la firma de los países interesados.



Contacto:
Luisa Guarneri
Oficina de prensa de la FAO
Luisa.GuarneriHynd@fao.org
(+39) 06 570 53738