18 de diciembre de 2003, Roma -- La temporada estival de lluvias abundantes y las últimas precipitaciones han favorecido el incremento de la población de langostas del desierto que suponen una amenaza para los cultivos de invierno en África nordoccidental y a lo largo del Mar Rojo, alertó hoy la FAO.

Los enjambres comenzaron a formarse en Mauritania, y se están reproduciendo en numerosas zonas. Durante los diez primeros días del mes de diciembre, se vieron hasta una docena de nubes de langostas jóvenes al este de Nouakchott, mientras otros tres enjambres volaron sobre la misma capital entre el 4 y el 6 de diciembre, informó el grupo de la FAO especialista en langostas.

Las langostas han depuesto e incubado huevos también al este de Nouakchott y en el norte del país, cerca de la zona minera de Zouerate. Se están formando también bandadas de saltamontes en otras zonas del noroeste de Mauritania, según el nuevo informe de la FAO.

En el Sáhara Occidental, los grupos de langostas adultas van desde la frontera mauritana a Bir Anzarane. En esta zona, así como en el norte de Mauritania, las bajas temperaturas podrían retrasar el desarrollo de los insectos durante el invierno.

En Mauritania, hasta ahora se han tratado con plaguicidas casi 20.000 hectáreas durante las operaciones de control terrestre, mientras en Marruecos las hectáreas tratadas son alrededor de 2.400, según las últimas informaciones.

A pesar de que las langostas disminuyen en Mali y Níger, hay todavía grupos de saltamontes y de langostas jóvenes en las zonas tradicionales de reproducción de Tamesna y Adrar des Iforas (Malí), y en el sudeste, en las Montañas Air (Níger).

"Se están formando bandadas en Malí, donde ya se ha visto un enjambre", dice el informe. Cabe la posibilidad de que aparezcan más enjambres y vuelen rumbo al norte, amenazando a los países del noroeste africano.

Oriente Medio en peligro

Otra situación peligrosa es la de Sudán, donde un enjambre maduro llegó a la costa del Mar Rojo procedente de las zonas de reproducción cercanas al río Atbara, al interior del nordeste de Sudán.

Se espera la llegada de más grupos de insectos adultos y de algunos enjambres en las llanuras costeras del Mar Rojo en Sudán. Depondrán huevos que comenzarán a incubar en las próximas semanas. Los grupos adultos y los enjambres podrían atravesar el Mar Rojo y llegar hasta Arabia Saudí donde se han observado insectos deponiendo huevos en las llanuras costeras entre Jeddah y Yenbo.

Siempre en Arabia Saudí, grupos de langostas se desplazaron hacia las zonas del interior cercanas a las ciudades de Medina y Taif donde depositaron huevos lo que "es algo muy raro en esta época del año", subraya el informe de la FAO. Ya se han depuesto huevos y los saltamontes están comenzando a agruparse.

A lo largo de la primera semana de diciembre en Arabia Saudí se trataron unas 3600 hectáreas durante las operaciones sobre el terreno, que ahora prosiguen en Sudán. Los expertos de la FAO temen la propagación de la plaga de langostas en Oriente Medio si se producen lluvias copiosas a lo largo del Mar Rojo durante el invierno.

Plagas de langostas del desierto

La langosta del desierto es un saltamontes que modifica su conducta y aspecto en respuesta a las condiciones del ambiente.

Se encuentra normalmente en su fase solitaria en densidad muy baja en el desierto de unos 20 países entre Mauritania e India.

Cuando las precipitaciones crean condiciones favorables para la reproducción, las langostas pueden multiplicarse rápidamente, concentrarse y organizarse en grupos. Esto significa que se comportan colectivamente, formando enjambres de adultos y bandadas de saltamontes (inmaduras y sin alas).

Los enjambres tienen una movilidad muy elevada y pueden volar cientos y miles de kilómetros entre las zonas de reproducción, estivales, invernales o primaverales.

Las plagas se producen cuando la langosta encuentra sus condiciones ideales en unasecuencia de zonas de reproducción estacionales. Esto desencadena la multiplicación rápida y el aumento de enjambres muy numerosos que invaden también los países fuera de las zonas tradicionales de reproducción.

Los daños que ocasionan a los cultivos son devastadores. Los años transcurridos entre las plagas se consideran como un período de recesión.

El Grupo de la FAO especialista en langostas recibe informaciones y datos de las unidades de lucha contra las langostas en los países que se ocupan de la vigilancia y las operaciones de control.

Después suministra esta información, tras confrontarla con los datos meteorológicos, de control remoto y cronológicos, a los países afectados y a la comunidad de donantes y formula previsiones, alertas y alarmas especiales.

Durante las emergencias, el Grupo coordina las operaciones de control y ayuda externa.



Contacto:
Pierre Antonios
Oficina de prensa de la FAO
pierre.antonios@fao.org
(+39) 06 570 53473