5 de diciembre de 2003, Ciudad del Vaticano -- El Papa Juan Pablo II ha dado su apoyo personal a la Alianza Internacional contra el Hambre promovida por la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

En el curso de una audiencia especial reservada a los delegados de los 188 Miembros de la FAO presentes en Roma para la 32° periodo de sesiones de la Conferencia de la FAO, el Papa dijo: "el encuentro de hoy me da la oportunidad de expresar el reconocimiento de la Iglesia Católica por el importante servicio que la FAO rinde a la humanidad".

"Hoy más que nunca antes - continuó el Pontífice - tenemos necesidad de este servicio. El hambre y la malnutrición, agravadas por la pobreza creciente, representan una grave amenaza para la convivencia pacífica entre los pueblos y las naciones".

"Teniendo en cuenta la estrecha relación entre hambre y paz, es fundamental que las decisiones y las estrategias económicas y políticas se guíen por la solidaridad mundial y el respeto a los derechos humanos fundamentales, entre los que se encuentra el derecho a una alimentación adecuada", recordó el Papa.

"Por todo ello, confío en que la Alianza Internacional contra el Hambre promovida por la FAO obtenga resultados a la hora de tomar decisiones políticas que se inspiren en el reconocimiento de que la Humanidad es una única familia", concluyó el Pontífice.
Contacto:
Nick Parsons
Jefe, Noticias y Multimedia, FAO
nick.parsons@fao.org
(+39) 06 570 53276