Objetivos de Desarrollo Sostenible

Indicador 2.3.2 - Media de ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala, desglosada por sexo y condición indígena

Este indicador trata de la media de ingresos de los productores de alimentos en en pequeña escala, empleados en los sectores agropecuaria, ganadero y forestal. Se utilizarán datos desglosados por sexo y condición indígena. Este indicador medirá los avances hacia meta 2.3.

Meta 2.3

De aquí a 2030, duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala, en particular las mujeres, los pueblos indígenas, los agricultores familiares, los ganaderos y los pescadores, entre otras cosas mediante un acceso seguro y equitativo a las tierras, a otros recursos e insumos de producción y a los conocimientos, los servicios financieros, los mercados y las oportunidades para añadir valor y obtener empleos no agrícolas.

Promedio anual de los ingresos procedentes de la agricultura, paridad adquisitiva (dólares internacionales constantes en 2011)

  • Productores no en pequeña escala
  • Pequeños productores

Impacto

Junto con el indicador 2.3.2, ofrece un análisis completo de la identidad de los pequeños agricultores, sus ingresos y su producción. Estos indicadores son senciales para el impulso de la economía nacional, la eliminación del hambre y la pobreza, y la reducción de la desigualdad.

Principales resultados

La cuantificación de la productividad y los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala resulta esencial para seguir los progresos relacionados con la meta 2.3 de los ODS, que insta a duplicar tanto sus ingresos como su productividad. La meta 2.3 reconoce la función esencial que desempeñan los productores de alimentos en pequeña escala en la promoción de la producción alimentaria en todo el mundo, así como las mayores limitaciones a las que hacen frente a la hora de acceder a la tierra, a otros recursos e insumos productivos, conocimientos, servicios financieros, mercados y oportunidades. Por tanto, el fortalecimiento de la resiliencia y la capacidad de adaptación de los productores en pequeña escala resulta esencial para revertir la tendencia creciente del hambre y reducir el porcentaje de personas que viven en la pobreza extrema.

La FAO estima que existen unos 570 millones de explotaciones en todo el mundo, la mayoría de ellas de pequeño tamaño. En algunos países, los productores de alimentos en pequeña escala representan hasta el 85 % del número total de productores de alimentos. Ahora que se ha establecido una definición internacional del término “productores de alimentos en pequeña escala”, la FAO puede calcular la productividad media de su mano de obra y sus ingresos medios.

Solo existen datos disponibles sobre la productividad de la mano de obra de los productores de alimentos en pequeña escala de 11 países, pues muchas encuestas no recogen la aportación de la mano de obra a la agricultura de forma que se puedan realizar comparaciones y, cuando lo hacen, estos datos se limitan a la producción de cultivos. Teniendo en cuenta estas limitaciones, en todos los países, la productividad de la mano de obra de los productores en pequeña escala es menor, de media, que la de los productores de alimentos en mayor escala.

Existe más información disponible (38 países) sobre los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala, que también son sistemáticamente más bajos que los de los grandes productores de alimentos. En la mayoría de los países, los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala representan menos de la mitad de los que registran los productores de alimentos en mayor escala, lo cual respalda la principal petición de la meta 2.3 de los ODS de duplicar sus ingresos.

Compartir esta página