Objetivos de Desarrollo Sostenible

Indicador 2.5.1.a - Número de recursos genéticos vegetales para la alimentación y la agricultura preservados en instalaciones de conservación a medio y largo plazo

Los recursos genéticos vegetales para la alimentación y la agricultura preservados en instalaciones de conservación a medio y largo plazo (ex situ en bancos de germoplasma) representa el medio más fiable de conservar los recursos genéticos en el mundo. Este indicador mide los avances en la realización de la meta 2.5.

Meta 2.5

De aquí a 2020, mantener la diversidad genética de las semillas, las plantas cultivadas y los animales de granja y domesticados y sus correspondientes especies silvestres, entre otras cosas mediante una buena gestión y diversificación de los bancos de semillas y plantas a nivel nacional, regional e internacional, y promover el acceso a los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos y los conocimientos tradicionales conexos y su distribución justa y equitativa, según lo convenido internacionalmente.

Número de lotes de recursos fitogenéticos almacenados de forma segura en instalaciones de conservación a medio y largo plazo en el mundo, 1995-2019 (en inglés)

Impacto

La medida de las tendencias de los materiales conservados ex situ ofrece una valoración general del grado en que logramos mantener o incrementar la diversidad genética total disponible para el uso futuro y, por tanto, protegerla de la pérdida permanente de diversidad genética que pueda producirse en las explotaciones y en el hábitat natural.

Esta información es fundamental para respaldar los medios de vida de la población mundial con dietas suficientes, diversas y nutritivas durante mucho tiempo en el futuro.

Resultados clave

A finales de 2018, las reservas mundiales de materiales fitogenéticos conservados en los bancos de genes de 99 países y 17 centros regionales e internacionales totalizaron 5,3 millones de muestras, lo que representa un 1,8% más que el año anterior. El aumento se debió principalmente al traslado de materiales a mejores instalaciones de almacenamiento, que cumplen los criterios de los indicadores y su documentación consiguiente, en lugar de reflejar la diversidad recién agregada recogida en el campo.

Cuarenta países documentaron un aumento del germoplasma conservado en condiciones de mediano o largo plazo, mientras que tres países, todos ellos de Europa, informaron de una disminución.  Las reservas de germoplasma disminuyeron en un centro internacional y aumentaron en otros 10. Sin embargo, solo en tres de estas colecciones internacionales los aumentos se debieron a nuevas adquisiciones, el 20% de las cuales procedían de recolección de campo. El restante 80% procedía de actividades de investigación sobre diversidad ya conservada (es decir, materiales de cultivo). Los aumentos registrados en dos de las siete colecciones regionales fueron el resultado de germoplasma rescatado a través de regeneración o transferencia de germoplasma desde otras regiones.

Aproximadamente el 29,7% de las muestras recientemente agregadas de 2018 fueron variedades tradicionales; el 27% era producto de actividades de fitomejoramiento; el 18% era de origen silvestre; y el 12,3% eran variedades mejoradas.

A finales de 2018 alrededor de 512 000 muestras (un aumento del 2,8% respecto a 2017) de 4 500 especies (un aumento del 2,7% respecto a 2017), registradas en la Lista Roja de la UICN,2 se conservaron en 469 bancos de genes del mundo. El germoplasma de las especies de las categorías de mayor preocupación mundial de la Lista Roja de la UICN consta de 44 500 muestras de 1 315 especies, incluidas variedades silvestres de cultivos alimentarios especialmente importantes para la seguridad alimentaria local y mundial.

Sigue siendo insuficiente el progreso en la conservación de la diversidad agrícola, en particular de las variedades silvestres y de las variedades silvestres de plantas alimenticias, así como de especies agrícolas desatendidas o subutilizadas. Estos grupos de plantas no figuran en las colecciones de los bancos de genes o la diversidad intraespecífica, es decir, la variación entre poblaciones de la misma especie, está poco representada.

Compartir esta página