Objetivos de Desarrollo Sostenible

Indicador 2.5.1.a - Número de recursos genéticos vegetales para la alimentación y la agricultura preservados en instalaciones de conservación a medio y largo plazo

Los recursos genéticos vegetales para la alimentación y la agricultura preservados en instalaciones de conservación a medio y largo plazo (ex situ en bancos de germoplasma) representa el medio más fiable de conservar los recursos genéticos en el mundo. Este indicador mide los avances en la realización de la meta 2.5.

Meta 2.5

De aquí a 2020, mantener la diversidad genética de las semillas, las plantas cultivadas y los animales de granja y domesticados y sus correspondientes especies silvestres, entre otras cosas mediante una buena gestión y diversificación de los bancos de semillas y plantas a nivel nacional, regional e internacional, y promover el acceso a los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos y los conocimientos tradicionales conexos y su distribución justa y equitativa, según lo convenido internacionalmente.

Número de lotes de recursos fitogenéticos almacenados de forma segura en instalaciones de conservación a medio y largo plazo en el mundo, 1995-2019 (en inglés)

Impacto

La medida de las tendencias de los materiales conservados ex situ ofrece una valoración general del grado en que logramos mantener o incrementar la diversidad genética total disponible para el uso futuro y, por tanto, protegerla de la pérdida permanente de diversidad genética que pueda producirse en las explotaciones y en el hábitat natural.

Esta información es fundamental para respaldar los medios de vida de la población mundial con dietas suficientes, diversas y nutritivas durante mucho tiempo en el futuro.

Resultados clave

A finales de 2019, se estimó que las existencias de los bancos de germoplasma almacenadas en condiciones a medio y largo plazo en 103 países y 17 centros de investigación regionales e internacionales eran de 5,43 millones de lotes, lo que supone un incremento de aproximadamente un 1 % en comparación con el año anterior. Las estimaciones se basaron en informes actualizados de 59 países y 15 centros de investigación, lo cual representa el 75,2 % de las existencias totales, y en informes de años anteriores en el caso de los países y centros restantes.

Incrementos netos en las existencias de los bancos de germoplasma: casi todas las regiones el mundo incrementaron sus existencias entre 2015 y 2019. Asia central y meridional, así como África septentrional y Asia occidental, registraron los incrementos relativos más elevados. A lo largo del año, el germoplasma conservado se incrementó en 40 de los 59 países y en 7 de los 12 centros internacionales.

Descensos netos en las existencias de los bancos de germoplasma: en seis países, tres en Europa y uno en Asia occidental (-1,7 %), uno en África oriental (-10,7 %) y uno en América del Sur (-11,4 %), se produjeron descensos netos, superiores al 1 %. Las pérdidas se atribuyeron a la falta de recursos humanos y financieros en África oriental y Europa oriental, y a la identificación y eliminación de duplicados en el resto de las regiones.

A fecha de diciembre 2019, en 290 bancos de germoplasma de todo el mundo se conservaban casi 96 000 muestras de más de 1 700 especies incluidas en las categorías de mayor preocupación mundial de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, incluidas especies silvestres afines a cultivos especialmente importantes para la seguridad alimentaria mundial y local.

En los últimos años, la respuesta mundial en relación con la conservación de la diversidad de los cultivos en instalaciones ex situ que cumplan las normas pertinentes ha sido insuficiente para responder al alarmante ritmo de las amenazas que plantea el cambio climático para los cultivos y la diversidad asociada a ellos en la explotación o en condiciones silvestres, especialmente en lo que respecta a las especies silvestres afines a las plantas cultivadas, las plantas silvestres comestibles y las especies de cultivos marginadas e infrautilizadas. Estas siguen estando ausentes en las colecciones de los bancos de germoplasma o existe una representación deficiente de su diversidad intraespecífica, es decir, la variación existente dentro de la misma especie.

Compartir esta página