Objetivos de Desarrollo Sostenible

El enfoque de la seguridad alimentaria ocupa un lugar prominente en la Agenda de Acción de Addis Abeba

24/07/2015

La seguridad alimentaria, la nutrición, la agricultura sostenible, así como la gestión y el uso sostenibles de los recursos naturales y los ecosistemas han recibido un fuerte reconocimiento en la Agenda de Acción de Addis Abeba de la Tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo, un acuerdo que desempeñará un papel fundamental para lograr realizar la ambiciosa Agenda de Desarrollo Post-2015.

La Agenda de Acción de Addis Abeba, que se basa en el Consenso de Monterrey (2002) y la Declaración de Doha (2008) que apuntan a establecer un marco político para la financiación del desarrollo y a generar inversiones para hacer frente a una serie de desafíos económicos, sociales y ambientales, la Agenda de Acción de Addis Abeba comienza con la frase “Nuestro objetivo es eliminar la pobreza y el hambre ...”, mientras que también es frecuente la referencia a la “agricultura” a lo largo del documento.

Un párrafo dedicado a la erradicación del hambre (párrafo 13) refleja el enfoque holístico del ODS-2, que abarca la seguridad alimentaria, la desnutrición así como las prácticas agrícolas y los sistemas alimentarios sostenibles. El párrafo 13 reconoce que la mayoría de los pobres viven en zonas rurales, y hace hincapié en la "necesidad de revitalizar el sector agrícola, (y) promover el desarrollo rural". Un enfoque de seguridad alimentaria podría "traer importantes beneficios mediante los Objetivos de Desarrollo Sostenible", un punto destacado por la FAO a lo largo del proceso post-2015.

También se menciona en el mismo párrafo la necesidad de promover mayores inversiones públicas y privadas; centrar los esfuerzos en los pequeños agricultores y las mujeres agricultoras, cooperativas agrícolas y redes de agricultores; mejorar el acceso a los mercados, favoreciendo entornos nacionales e internacionales favorables; y el papel de las redes de seguridad social. A continuación, se hace un llamamiento a compromisos de inversión pública para la financiación de la investigación, la infraestructura y las iniciativas a favor de los pobres. También se resalta la importancia del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial, la Declaración de Roma sobre Nutrición de 2014  y el Marco de Acción, y los Organismos de la ONU con sede en Roma - la FAO, el FIDA y el PMA.

Los párrafos 63 y 64 de la Agenda de Acción de Addis Abeba se enfocan en los recursos naturales, poniendo especial énfasis en los ecosistemas y en la gestión y el uso sostenible de los recursos, tanto terrestres como marinos.

El cimiento de la implementación de los ODS

La Agenda de Acción de Addis Abeba constituye una importante contribución para la implementación de la Agenda de Desarrollo Sostenible global, que será adoptada por los líderes mundiales en el  mes de septiembre. El acuerdo fue alcanzado por los 193 Estados Miembros de la ONU que atendieron  la Conferencia, a raíz de las negociaciones en Addis, bajo el liderazgo del Ministro de Asuntos Exteriores de Etiopía, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La adopción del texto se logró tras meses de negociaciones entre los países y marca un hito en la elaboración de prioridades financieras y en la creación de alianzas intergubernamentales globales que puedan propiciar una prosperidad económica inclusiva y mejorar el bienestar de la población en general, además de proteger el medio ambiente.

La Agenda de Acción de Addis Abeba incluye importantes compromisos políticos y resultados clave en ámbitos esenciales para el desarrollo sostenible, incluidos la infraestructura, la protección social y la tecnología. Hubo acuerdos de cooperación internacional para el financiamiento de  sectores específicos en los que se necesitan importantes inversiones, como el de infraestructura de energía, transporte, agua y saneamiento, y otras áreas que contribuirán a realizar los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos.

Compartir esta página