FAO.org

Inicio > Sustainable Forest Management > Conjunto de herramientas GFS > Módulos > Silvicultura urbana y periurbana > Información básica

Conjunto de Herramientas para la Gestión Forestal Sostenible (GFS)

Silvicultura urbana y periurbana

El objetivo del presente módulo es ayudar a los responsables de la gestión forestal, los encargados de formular las políticas y los órganos de decisión forestales, los expertos en urbanismo, los técnicos forestales urbanos, los arboristas, los propietarios privados y otras partes interesadas a evaluar, planificar y gestionar de manera sostenible los árboles y los bosques en las ciudades y sus alrededores. El módulo presenta cuestiones y problemas comunes asociados a la silvicultura urbana y periurbana y brinda estrategias y herramientas dirigidas a abordar estos problemas y gestionar de manera sostenible los recursos forestales y arbóreos de las zonas urbanas y periurbanas.

Silvicultura urbana y periurbana contribuye a los ODS:

¿Qué es la silvicultura urbana y periurbana?

La silvicultura urbana y periurbana es un enfoque integrado, interdisciplinario, participativo y estratégico para planificar y gestionar los recursos forestales y arbóreos en las ciudades y sus alrededores. Comprende la evaluación, la planificación, la plantación, el mantenimiento, la conservación y el seguimiento de los recursos forestales y arbóreos urbanos y periurbanos y puede aplicarse en una escala que va desde árboles aislados hasta paisajes y ecosistemas. El alcance de la silvicultura urbana y periurbana abarca toda la escala del desarrollo, desde el crecimiento espontáneo en las extensas metrópolis hasta proyectos de desarrollo urbano cuidadosamente planificados.  

¿Por qué la silvicultura urbana y periurbana es importante?

En 2008, por primera vez en la historia, más de la mitad de la población mundial vivía en las zonas urbanas. Hoy en día, el 54 por ciento de la población mundial es urbana y cabe prever que este porcentaje aumentará hasta un 66 por ciento para 2050.

Un crecimiento urbano que no se ha planificado correctamente seguramente dará lugar a un aumento del efecto “islote de calor” (véase la sección Información más detallada), de la contaminación del aire, de la degradación del suelo y de los problemas de salud pública. El principal problema es el mantenimiento de alimentos sanos e inocuos, agua potable, aire limpio, energía, así como espacios residenciales y verdes suficientes en las zonas urbanas. En ausencia de una planificación integrada del territorio y estrategias sostenibles de desarrollo urbano, la rápida urbanización puede dañar los recursos forestales y arbóreos, reduciendo así su contribución al desarrollo de ciudades sostenibles. En cambio, los bosques urbanos y periurbanos gestionados de manera sana y sostenible pueden incrementar la salud y la resiliencia de las ciudades frente a los cambios de los entornos económico, social y físico que plantean retos cada vez más difíciles.

Los beneficios de la silvicultura urbana y periurbana

Los beneficios de la silvicultura urbana y periurbana

La silvicultura urbana y periurbana puede aportar numerosos beneficios, que varían en naturaleza e importancia en función de la ubicación y las circunstancias económicas, sociales y ambientales de cada complejo urbano o periurbano. Por ejemplo, la producción sostenible de combustible de madera puede ser de gran importancia en una zona urbana en rápida expansión de un país en desarrollo, mientras que la creación de oportunidades de esparcimiento y recreo puede ser más prioritario en ciudades con economías desarrolladas. Además, los beneficios que se derivan de la silvicultura urbana y periurbana pueden variar en diferentes zonas del mismo complejo urbano o semiurbano y entre grupos socioeconómicos.   

Problemas urbanos

Posibles beneficios de la silvicultura urbana y periurbana

  • Seguridad alimentaria
  • Pobreza urbana
  • Degradación del suelo y el paisaje 
  • Disminución de la biodiversidad 
  • Contaminación del aire y contaminación acústica 
  • Emisiones de gases de efecto invernadero 
  • Fenómenos meteorológicos extremos
  • Escasez energética 
  • Efecto islote de calor 
  • Acceso limitado a espacios verdes
  • Salud pública 
  • Escorrentía del agua de lluvia
  • Oportunidades de recreación limitadas
  • Exposición
  • Recursos hídricos limitados
  • Ofrece alimentos, agua limpia y combustible de madera
  • Crea empleos y aumenta los ingresos
  • Mejora las condiciones del suelo y evita la erosión 
  • Preserva e incrementa la biodiversidad 
  • Elimina los contaminantes atmosféricos y amortigua el ruido 
  • Absorbe el carbono y mitiga el cambio climático 
  • Aumenta la resiliencia
  • Ahorra energía y proporciona combustible de madera
  • Proporciona sombra 
  • Ofrece un mayor acceso a zonas verdes 
  • Mejora la salud física y mental de los residentes
  • Mitiga la escorrentía del agua de lluvia y reduce las inundaciones
  • Brinda oportunidades para la recreación y una educación ambiental
  • Ofrece refugio
  • Reutiliza las aguas residuales

Gestión de los bosques urbanos y periurbanos

Gestión de los bosques urbanos y periurbanos

Un plan integrado de gestión forestal urbana y periurbana analiza la situación actual, determina los posibles problemas y elabora estrategias para satisfacer las necesidades actuales y futuras. Trata de reducir los riesgos y los costos, así como de gestionar los árboles y los bosques urbanos y periurbanos con el objetivo de mantener y aumentar el suministro de bienes y servicios ambientales.

No existe una solución única, ya que cada zona urbana y periurbana tiene sus propias condiciones económicas, sociales y ambientales que evolucionan constantemente. Las prioridades y los focos de la silvicultura urbana y periurbana variarán seguramente en situaciones diferentes, y deberían determinarse a través de las consultas y el trabajo en equipo con las múltiples partes interesadas, como los responsables forestales de zonas urbanas, los arboristas, los encargados de formular las políticas y los órganos de decisión forestales, los expertos en urbanismo, los profesionales de salud y seguridad, los propietarios y las comunidades locales. La comunicación y la colaboración son fundamentales para fomentar la sensibilización sobre la silvicultura urbana y periurbana y sustentar el desarrollo y la aplicación de un plan de gestión forestal en el ámbito urbano y periurbano.