FAO/ITALY COOPERATIVE PROGRAMME
 

Programa de Cooperación Descentralizada Italia/FAO (PCDIF)

Sra. Paola Castelgrande, Oficial de Programa de la FAO - Responsable del PCDIF

En las directrices para 2010-2012 y la programación del Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia se presta especial atención a la Cooperación Italiana para el Desarrollo, que promueve complementariedades entre las actividades de cooperación del Estado y de las autoridades regionales y locales (ARL).

El Programa de Cooperación Descentralizada Italia/FAO (PCDIF) se inició oficialmente en septiembre de 2002, con la firma de un acuerdo entre la FAO y la Dirección General de Cooperación para el Desarrollo (DGSC) del Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia tras la Cumbre Mundial sobre la Alimentación: cinco años después. El objetivo del PCDIF es movilizar recursos sociales, humanos y económicos de regiones, provincias y ciudades italianas para fomentar la seguridad alimentaria. El PCDIF aspira a crear una red entre ARL de países desarrollados y sus homólogas en países en desarrollo para conseguir objetivos claros.

Desde 2003, el Programa ha cofinanciado 11 proyectos por un valor de 10 millones de USD, incluida la contribución de las autoridades regionales y locales (ARL), que asciende a 4 millones de USD.

Los proyectos se llevan a cabo mediante mecanismos flexibles de financiación y cofinanciación en los que la FAO interviene como catalizador y proveedor de apoyo externo y orientación técnica, a fin de fomentar una colaboración más estrecha entre una ciudad y otra y entre las regiones.

La actuación conjunta de autoridades locales de países ricos y pobres contribuye a promover una amplia participación en el desarrollo y facilita la intervención de ONG, el sector privado, universidades y organizaciones de intervención. Esta actuación conjunta también logra un mejor aprovechamiento de los recursos externos, lo que permite una coordinación cada vez mejor en comparación con iniciativas a través de canales tradicionales. FAO garantiza la ejecución de los proyectos en colaboración con asociados locales. En particular, la FAO fomenta la comunicación con instituciones y realiza el seguimiento del ciclo completo del proyecto junto con las ARL.

La ventaja de este proceso descentralizado y participativo reside en la creación de iniciativas y políticas que responden de forma concreta a las necesidades de las poblaciones más vulnerables.