FAO/ITALY COOPERATIVE PROGRAMME
 

Cómo trabajamos

La Contribución Italiana al Fondo Fiduciario de la FAO para la seguridad alimentaria y la inocuidad de los alimentos pretende mejorar la seguridad alimentaria y reducir la pobreza en plataformas regionales y subregionales prioritarias, a saber: África (Grandes Lagos Africanos, África occidental, los países del Sahel, los países del África subsahariana); América Latina y el Caribe (América central, América del Sur y el Caribe); Asia y el Pacífico (Asia Central e Islas del Pacífico); Medio Oriente; Europa Oriental.

La unidad de enlace para la financiación (Funding Liaison Unit, FLU), dentro del Servicio de Operaciones y Movilización de Recursos (TCSR) del Departamento de Cooperación Técnica de la FAO (TC) asegura la gestión apropiada de la contribución de Italia al Fondo Fiduciario Mundial de la FAO, actuando de enlace con el donante a través de la Oficina II - Despacho multilateral de la Dirección General de Italia de Cooperación para el Desarrollo (DGCS) y con las unidades técnicas y las oficinas descentralizadas de la FAO. La FLU también disemina información de las prioridades, las políticas y las oportunidades del donante, de acuerdo con las necesidades del mismo y de la FAO, para una mayor armonización y sintonía con los Objetivos Estratégicos (OE) de la Organización y los Ámbitos Prioritarios de Repercusión (APR).

La FLU supervisa constantemente la actividad de las unidades técnicas y las oficinas centralizadas de la FAO a lo largo del ciclo completo del proyecto (identificación, formulación, ejecución y evaluación), en coordinación con todos los actores asociados que participan, y fomenta un diálogo constante entre ellos. Se presta especial atención a la integración y la creación de sinergias con otras actividades en curso y, más concretamente, con los Programas Nacionales para la Seguridad Alimentaria, cuando los hay. A fin de mejorar la eficiencia y la eficacia del proyecto, la rendición de cuentas y la transparencia, la ejecución y los efectos directos se evalúan mediante actividades de seguimiento, mientras que el impacto del proyecto y la consecución de los objetivos son evaluados mediante procedimientos estándar de la FAO para la evaluación independiente.

Nuestras prioridades

La contribución de Italia al Fondo Fiduciario de la FAO para la seguridad alimentaria y la inocuidad de los alimentos ha ido desplazando progresivamente su foco de atención a una estrategia de seguridad alimentaria mediante la comercialización de la agricultura (Food Security through Commercialization of Agriculture, FSCA): apoyar y desarrollar las capacidades de los pequeños agricultores, tanto en calidad individual como dentro de grupos o asociaciones (es decir, Organizaciones Campesinas, u OC). Esto supone adoptar el enfoque de la cadena de valor, facilitar el intercambio de conocimientos y la transferencia de tecnología, impulsar asociaciones estratégicas entre el sector público y el privado y crear oportunidades de comercialización. Esto debería permitir el surgimiento de un sector privado local que podría asumir alguna de las actividades preliminares y subsiguientes relacionadas con la agricultura.

La contribución Italiana también aborda cuestiones regionales para estrategias de seguridad alimentaria. Este enfoque regional contribuye a potenciar los esfuerzos nacionales dirigidos a mitigar el hambre y la pobreza en áreas rurales, y se centra en facilitar el comercio transfronterizo y cumplir las normas de calidad e inocuidad de los alimentos. Esto implica también la armonización de políticas e instituciones para favorecer la competitividad y la modernización y, al mismo tiempo, fortalecer la identidad regional.

Otras áreas de interés son la prevención de la transmisión transfronteriza de enfermedades de plantas y animales, la armonización del comercio internacional de alimentos y la diseminación de información agrícola. También se presta especial atención al reto de proteger los ecosistemas locales y producir de una forma sostenible para el medio ambiente, mediante el aprovechamiento comercial de la biodiversidad local.

Los proyectos con financiación italiana también se centran en las organizaciones rurales de mujeres, porque éstas juegan un papel fundamental en la mejora de las condiciones de vida: producen una gran parte de los alimentos de todo el mundo, aunque carecen de acceso a las herramientas esenciales para la producción de alimentos, cómo tierras, créditos, capacitación y la facultad de decisión.

  • GDCP/RWA/014/MUL Project© FAO
  • GCP/RAB/013/ITA Project© FAO
  • GDCP/RWA/014/MUL Project© FAO
  • GTFS/REM/070/ITA Project© FAO
  • GTFS/REM/070/ITA Project© FAO
  • GTFS/RLA/172/ITA Project© FAO