logo

Cumbre
Mundial sobre
la Alimentación

13-17 de noviembre de 1996
Roma, Italia


Julio 1996 WFS/RLC/NGO/REP

INFORME DE LA CONSULTA DE ONG REGIONALES PARA
AMERICA LATINA Y EL CARIBE
EN RELACION CON LA CUMBRE MUNDIAL SOBRE LA ALIMENTACIÓN

Asunción, Paraguay, 30 de junio - 1º de julio de 1996


1. El 30 de junio y el 1º de julio de 1996, inmediatamente antes de la Conferencia Regional de la FAO, se celebró en Asunción (Paraguay) una Consulta que reunió a un amplio espectro de organizaciones de la sociedad civil, y en el marco de los preparativos de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación. La Consulta fue organizada conjuntamente por el Centro de Educación, Capacitación y Tecnología Campesina (CECTEC) de Paraguay y por la FAO, en consulta con las principales redes de las ONG de la región de América Latina.

2. Asistieron a la Consulta 102 participantes procedentes de 16 países de la región de América Latina y el Caribe, que representaban a una gran variedad de organizaciones y grupos interesados, entre los que figuran asociaciones campesinas, organizaciones no gubernamentales de apoyo al desarrollo que operan tanto en los sectores rural como urbano, y otras que trabajan sobre todo con la mujer, instituciones académicas de investigación y religiosas y asociaciones del sector profesional y privado. Las redes representadas eran:"Movimiento Agroecológico de América Latina (MAELA), Red Interamericana de Agricultura y Democracia (RIAD), Via Campesina, Red de Instituciones Vinculadas a la Capacitación en Economía y Políticas Agrícolas en América Latina y el Caribe (RED-CAPA), Red Rural ONG Paraguay, Red Mundial de Seguridad Alimentaria, Coalición Popular para erradicar el Hambre y la Pobreza.

3. La Consulta se inició con un discurso de bienvenida del Ministro de Agricultura y Ganadería de Paraguay, Sr. Juan Alfonso Borgognon. El Sr. S. de Melo Araujo, Subdirector General/Representante Regional de la FAO para América Latina y el Caribe y la Sra. K. Killingsworth, Secretaria General de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación, pronunciaron declaraciones introductorias poniendo de manifiesto la función crucial que desempeña la agricultura para mitigar la pobreza y la importancia de la Consulta en el proceso preparatorio de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación.

4. Se hicieron breves presentaciones sobre cuestiones relacionadas con la seguridad alimentaria y las perspectivas en América Latina y el Caribe, el papel de la mujer en la seguridad alimentaria de la región, y los resultados de las consultas de las ONG para el Cercano Oriente, Africa, Europa y Asia. Se dedicó una sesión a las perspectivas de la seguridad alimentaria de las organizaciones de la sociedad civil en América Latina y el Caribe, basándose en sus anteriores aportaciones sobre cuestiones de seguridad a través de distintos actos celebrados en 1995 y 1996, reunidos en un número especial de la publicación "Hoja a Hoja" de MAELA. El día restante se dedicó a reuniones de grupos de trabajo.

5. Los resultados de estos trabajos, presentados en una sesión plenaria a final del segundo día, incluían una Declaración en defensa de la seguridad alimentaria, un informe en el que se hacían observaciones detalladas sobre el proyecto de Declaración de política general y Plan de acción de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación, un plan de acción para las organizaciones de la sociedad civil, una moción de apoyo a la lucha de los campesinos de América Latina por la tierra, y una moción en la que se condenaba el embargo económico contra Cuba.

6. Tanto la Declaración en defensa de la seguridad alimentaria como los comentarios sobre el Plan de acción de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación fueron presentados al comité técnico y a la sesión plenaria de la Conferencia Regional, que manifestaron un gran interés y aprecio por los trabajos de la Consulta.


Apéndice 1

CONSULTA DE ONG REGIONALES PARA
AMERICA LATINA Y EL CARIBE
EN RELACION CON LA CUMBRE MUNDIAL SOBRE LA ALIMENTACIÓN

Asunción, Paraguay, 30 de junio - 1º de julio de 1996


PROGRAMA

DOMINGO, 30 DE JUNIO

09.30 hrs. Introducción

- Sr. Severino de Melo Araujo, Subdirector General y Representante Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Palabras de bienvenida

- Ing. Juan Alfonso Borgognon, Ministro de Agricultura y Ganadería

Cumbre Mundial sobre la Alimentación

- Sra. Kay Killingsworth, Secretario General

Consulta de ONG regionales de América Latina y el Caribe acerca de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación

- Sr. Andrés Wehrle, Director del CECTEC

10.15 hrs. Pausa para el café

10.45 hrs. Programa de la Consulta

- Sr. Andrés Wehrle

11.15 hrs. Seguridad Alimentaria en América Latina y el Caribe

- Sr. A. Schejtman, División de Asistencia en Políticas, Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

11.45 hrs. El Papel de las Mujeres en la Seguridad Alimentaria de América Latina y el Caribe

- Sra. Vilma Aray, Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

12.00 hrs. Resultados de las Consultas Regionales de ONG de Cercano Oriente, Africa, Europa, y de Asia y el Pacífico

- Sra. Maria Grazia Quieti, Secretaría de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación

12.15 hrs. Las perspectivas de las ONG sobre la Seguridad Alimentaria en América Latina y el Caribe

- Sr. Flavio Valente

13.00 hrs. Almuerzo

14.30 hrs. Organización de los Grupos de Trabajo

- Sr. Andrés Wehrle, Director del CECTEC

15.00 hrs. Grupos de Trabajo

- Condiciones políticas, sociales y económicas

- Acceso a la alimentación

- Desarrollo sostenible agrícola y rural

- Comercio

- Inversiones

- Comité de redacción sobre la Declaración

- Comité de redacción sobre el Plan de Acción

17.30 hrs. Pausa para el café

18.00 hrs. Reunión Plenaria

 

LUNES, 1º DE JULIO

08.30 hrs. Grupos de Trabajo

10.30 hrs. Pausa para el café

11.00 hrs. Grupos de Trabajo

13.00 hrs. Almuerzo

14.30 hrs. Informe de los Grupos de Trabajo

17.30 hrs. Pausa para el café

18.00 hrs. Aprobación de la Declaración de las ONG


Apéndice 2

DECLARACIÓN EN DEFENSA DE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

Reunidos en Asunción, Paraguay, del día 30 de junio al día 1° de julio de 1996, más de cien representantes de Organizaciones No Gubernamentales (ONG), Movimientos Sociales, Organizaciones Populares y otras organizaciones de la sociedad civil de América Latina y del Caribe después de analizar la situación de Seguridad Alimentaria de la región y el Documento de Base de la Cumbre Mundial de Alimentación presentan las siguientes consideraciones a los representantes gubernamentales y a los técnicos reunidos en la 24a Conferencia Regional de la FAO.

Hoy, todos son favorables a la Seguridad Alimentaria. Pero el entendimiento y los compromisos con ella son muy distintos y, en muchas ocasiones, diametralmente opuestos. Nosotros, tenemos como guía de acción determinados principios, sin los cuales pensamos que no puede haber una real y duradera Seguridad Alimentaria para todos:

1. La Seguridad Alimentaria es un derecho fundamental de la ciudadanía plena y condición de soberanía que va más allá de las lógicas de las políticas económicas o de las contingencias políticas.

2. La Seguridad Alimentaria debe ser compatible con la equidad social, cultural y del género, en el acceso y distribución de alimentos a todos los niveles.

3. La Seguridad Nutricional es parte inseparable de la Seguridad Alimentaria. No es suficiente el acceso de las personas a los alimentos. También es fundamental la preocupación por la calidad de los mismos.

4. La Seguridad Alimentaria debe ser compatible con la sustentabilidad a largo plazo de los recursos disponibles. Debe estar basada en una agricultura que preserve la biodiversidad y los recursos naturales.

5. En la obtención y mantenimiento de la Seguridad Alimentaria existen responsabilidades compartidas tanto de los gobiernos como de la sociedad civil. No podrá haber Seguridad Alimentaria sin la participación de la sociedad y sin que los gobiernos asuman su responsabilidad con ella.

Conscientes que la población en riesgo de inseguridad alimentaria en América Latina y el Caribe es, en promedio, el 43% estimada por la pobreza, y el 21 por ciento por la indigencia y,

Considerando que:

1. La Seguridad Alimentaria sustentable y el bienestar nutricional deben ser reconocidos como un derecho humano, vinculado al derecho a la vida, como un derecho a alimentarse en cantidad y calidad respetando las costumbres alimentarias, debe ser suficiente para garantizar una vida saludable y establecerse en la legislación nacional e internacional por medio de una Convenio garantizada por el Tribunal Internacional de Justicia. La responsabilidad de los gobiernos en garantizar la Seguridad Alimentaria a todos los ciudadanos debe ser reconocida como base, estrategia y objetivo del desarrollo sustentable con equidad para hombres, mujeres y niños y que debe ser cumplida por encima de las reglas comerciales del mercado y de las políticas de reajuste estructural.

2. La Seguridad Alimentaria y nutricional contiene los siguientes elementos: disponibilidad suficiente y estable de los suministros de alimentos a nivel global y local; acceso oportuno y permanente por parte de todas las personas a los alimentos que se precisan, en cantidad y calidad; adecuado consumo y utilización biológica de los mismos, asegurando además el acceso a los servicios básicos de saneamiento y de atención de salud, y más que todo, la decisión política de los gobiernos para lograrla.

3. En América Latina y el Caribe, la inseguridad alimentaria y nutricional está principalmente relacionada con la capacidad de las personas para acceder material o económicamente a los alimentos que precisan y aprovecharlos adecuadamente para llevar una vida sana, así como con la capacidad de producir alimentos y/o intercambiarlos mediante el acceso a los medios de producción. En la mayoría de los Países existen problemas de disponibilidad permanente o transitoria de alimentos. Esta situación se ve agravada por los bajos niveles de desarrollo (educación, salud y condiciones económicas) y debilidad organizacional de los productores familiares.

4. Hay que reconocer el rol fundamental de proveedoras de Seguridad Alimentaria de las mujeres a nivel familiar y comunitario; su aportación a la reproducción de los sistemas productivos y de la familia; mientras que son las más afectadas por el déficit nutricional. Las políticas de alimentación deben atender preferencialmente a las mujeres y proveerles recursos económicos que fortalezcan su participación en la economía, tales como acceso al crédito, a la tierra, a la tecnología y a la educación.

5. La experiencia de trabajo sobre el tema conducida recientemente por diversas instituciones, muestra que la problemática de inseguridad alimentaria por carencias se verifica particularmente a nivel de grupos socioeconómicos bien delimitados, tales como pequeños productores campesinos, trabajadores rurales temporarios, familias residentes en tugurios y áreas suburbanas marginales, pescadores artesanales, pueblos indígenas, vendedores ambulantes, hogares en riesgo y poblaciones desplazadas, siendo más afectadas las mujeres.

6. Además de las enfermedades carenciales que son la consecuencia de una alimentación insuficiente tales como la desnutrición energético proteica y las carencias de micronutrientes, la inseguridad alimentaria está asociada a enfermedades transmitidas por los alimentos como las tóxicoinfecciones alimentarias, la contaminación de alimentos por metales pesados, los agrotóxicos y la presencia inadecuada de hormonas, aditivos y colorantes. Esta situación son la causa directa o indirecta de miles de muertes diarias en nuestra región, especialmente de mujeres, niños y ancianos.

7. La inseguridad alimentaria en nuestro continente también se manifiesta en el aumento progresivo de las enfermedades y de la mortalidad derivada de patologías asociadas a dietas desequilibradas y hábitos alimentarios inadecuados ligados a los procesos de rápida urbanización, de globalización de practicas alimentarias, de industrialización de alimentos, etc.. En varios países de nuestra región, las enfermedades cardiovasculares (hipertensión, infarto del miocardio, accidentes vasculares, etc.) diabetes, obesidad, etc., se transforman en un problema de salud pública, afectando duramente a los grupos más pobres de la población que no tienen acceso a la información y a los servicios básicos de salud y muchos de ellos ni siquiera a un estilo de vida saludable.

8. No habrá Seguridad Alimentaria sin la participación de la sociedad civil, esencialmente de los pequeños productores y pobladores urbanos y populares y sin que los gobiernos asuman su responsabilidad con ella. De igual modo no habrá Seguridad Alimentaria sin participación en su logro de las organizaciones de jóvenes rurales que serán los futuros agricultores del mañana.

9. Las causas de la inseguridad alimentaria están interrelacionadas y responden a múltiples disciplinas de análisis; las soluciones involucran a todos los actores de la sociedad y la comunidad internacional. La inseguridad alimentaria está ligada a procesos propios de cada país.

10. La Seguridad Alimentaria está en crisis a nivel mundial, especialmente en los países del tercer mundo, por una serie de causas o por varias de ellas a la vez. Entre otras: la injusta distribución de la tierra, el agotamiento de los recursos productivos fundamentales de suelo y agua. Las catástrofes climáticas y las plagas; la degradación ambiental producto de la sobreexplotación de los suelos, los cambios climáticos, la salinización de los suelos, la erosión, el uso de tecnologías contaminantes; catástrofes sociales que desarticulan la organización política y productiva; políticas de producción alimentaria que privilegian el consumo externo; insuficiencia y defectos en los sistemas de distribución de alimentos; modelos económicos y planes nacionales de desarrollo que postergan el desarrollo, la sustentabilidad y la importancia de la agricultura.

11. Las restricciones externas al comercio, los subsidios a la producción y comercialización en los países desarrollados, las limitaciones al acceso de la tecnología y comunicaciones, los términos de intercambio desfavorables, son factores que agravan la pobreza y la inseguridad alimentaria.

12. Las acciones realizadas hasta el momento respecto al problema de la inseguridad alimentaria han sido insuficientes. Muy pocos países disponen de estrategias de Seguridad Alimentaria. Faltan mecanismos y acciones que involucren a todos los sectores relevantes así como a todos los actores de la sociedad y de la comunidad internacional.

13. El énfasis desequilibrado en una agricultura de gran escala con mega proyectos de desarrollo en áreas de alto potencial trae exclusivamente beneficios de corto plazo y perjudica a los ecosistemas. Deben ser desarrolladas alternativas sustentables de modernización agrícola que promuevan sistemas de producción diversificados, holísticos y con un uso racional de insumos químicos.

14. El reconocimiento a los derechos de los productores rurales, el valor al conocimiento autóctono, la conservación y uso de los recursos genéticos, el apoyo al respeto por la propiedad ancestral del conocimiento en el manejo y uso de los recursos genéticos, así como el derecho de la autodeterminación de las comunidades rurales para el manejo de los mismos de acuerdo con el Plan de Acción de los Pueblos titulado “El Compromiso de Leipzig con la Biodiversidad en la Agricultura” emanado de la reunión de 160 organizaciones populares en Leipzig, Cuarta Conferencia Internacional de Recursos Fitogenéticos.

15. El problema de los aumentos de población a una tasa más rápida que el crecimiento de la producción de alimentos es un reflejo de los desequilibrios entre las densidades poblaciones y la capacidad de las economías y de los medios ambientes locales de promover modos de vida dignos. La experiencia demuestra que donde se produce una reducción de la pobreza y donde el status y los derechos de la mujer son promovidos por medio de oportunidades educacionales y de empleo se produce una disminución de la tasa de crecimiento poblacional.

16. La creciente inseguridad alimentaria en nuestros países por la reducción de las reservas mundiales, la elevación de los precios internacionales y los problemas climatológicos en diversas regiones del mundo, no debe ser motivo de toma de decisiones coyunturales y de corto plazo. La búsqueda de alternativas viables, efectivas y duraderas supone un horizonte de largo plazo y una consideración estructural y estratégica del problema alimentario. Lo anterior no significa que no deban proponerse y promoverse alternativas de carácter emergente y de aplicación inmediata.

17. La producción y disponibilidad de alimentos no está contrapuesta con la reversión del deterioro ambiental ni con la restauración y manejo sustentable de los sistemas alimentarios.

18. Lo rural no puede homologarse al resto de los sectores de la economía (el sector industrial y el sector servicios) y por lo tanto no se le puede forzar y reducir a cumplir un único papel bajo concepciones economicistas y monetaristas. La agricultura y otras actividades rurales además de cumplir funciones y objetivos económicos, cumple una diversidad de funciones y objetivos útiles a la economía y a la sociedad en su conjunto. Entre ellas destácanse las siguientes: preservar la riqueza cultural y la diversidad pluriétnica de las sociedades, preservar la biodiversidad, restaurar y manejar con sustentabilidad los recursos naturales del mundo rural, generar autoempleo y autosustentación, mantener la ocupación de los espacios rurales proporcionando estabilidad y gobernabilidad a los flujos campo-ciudad y prevenir el surgimiento de conflictos por ocupación de espacios vacíos.

19. La construcción de alternativas viables supone un enfoque sistémico desde la producción hasta el acceso de alimentos, desde las políticas macroeconómicas hasta las políticas sectoriales, desde lo rural hasta lo urbano, desde lo económico hasta lo ambiental y cultural, desde la pequeña unidad agrícola familiar hasta la industria agroprocesadora y la empresa distribuidora, desde lo local hasta lo global pasando por lo nacional y lo regional.

20. La búsqueda de alternativas hacia una sistema de Seguridad Alimentaria sustentable supone abandonar el fatalismo, la impotencia, las falsas oposiciones y exclusiones, el maniqueísmo, las ideologizaciones y los fetichismos. Tiene que estar basada en las condiciones reales de los consumidores y productores de alimentos.

21. La lucha contra las drogas como ha venido realizándose no puede ni podrá erradicar los problemas de violencia y corrupción y como ya se ha visto, ha agravado más el problema de la Seguridad Alimentaria.

Proponemos:

I. Garantizar las condiciones políticas sociales y económicas más convenientes para conseguir alimentos, lo que sólo podrá lograrse mediante una participación equitativa de las mujeres y los hombres.

1. El derecho a la alimentación para todos, el derecho al desarrollo de las agriculturas campesinas e indígenas y la obligación de las naciones de tender y procurar su autoalimentación son derechos y obligaciones que deben ser garantizados por los Estados nacionales, bloques regionales y la comunidad mundial. Debe ratificarse el Convenio 169 OIT y el borrador de la declaración de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas y también los derechos de las mujeres agricultoras, verdaderos guardianes y creadores de la biodiversidad agrícola.

2. El mercado libre o el Estado por sí solos no han garantizado ni garantizarán la Seguridad Alimentaria de las naciones y de los individuos. La producción suficiente y sustentable, la distribución eficiente y oportuna, el acceso equitativo y adecuado y una Seguridad sobre la calidad de los alimentos, únicamente pueden ser garantizados por una apropiada y diferencial distribución de funciones y responsabilidades entre el Estado, la sociedad y el mercado. Para lograrlo se requiere de fundamentos éticos y una concertación social con la participación activa y democrática de la sociedad y la formulación e implementación de políticas públicas conjuntamente por los órganos gubernamentales y las entidades sociales.

3. La Seguridad Alimentaria precisa estar centrada en las personas. Es necesario implementar sistemas de producción y distribución de alimentos con la participación de la propia población. Los gobiernos nacionales deben asegurar que cada hogar urbano o rural, tenga acceso a los medios para cubrir sus necesidades alimentarias básicas. Para asegurar este acceso los gobiernos deben propiciar una distribución equitativa de los medios de producción y asegurar una renta suficiente a cada familia para cubrir sus requerimientos nutricionales.

4. Debe incorporarse el objetivo de la Seguridad Alimentaria en los planes oficiales de desarrollo. Para ello hay que establecer la coherencia necesaria entre las políticas macroeconómicas, de corto, mediano y largo plazo, las políticas sociales y el rol del Estado como facilitador de la acción civil.

5. Los gobiernos nacionales deben adoptar una Política Nacional de Seguridad Alimentaria que se constituya en uno de los ejes articuladores de una estrategia de desarrollo social que revierta la exclusión y universalice la ciudadanía a través de la democratización de la tierra y de los ingresos. Para ello es preciso articular nuevos esquemas de reforma agraria, con acceso equitativo a la tierra y a los diversos recursos naturales; y políticas de desarrollo rural basadas en la producción familiar, comunitaria y asociativa; el estímulo a sistemas de agricultura sustentables; el incentivo a la investigación dirigida al establecimiento de sistemas adecuados a la pequeña producción familiar; el estímulo a la autosuficiencia en la alimentación básica; el abastecimiento alimentario a nivel nacional y para las periferias urbanas; la generación de ocupaciones productivas que aseguren un ingreso suficiente; la asistencia alimentaria a los grupos vulnerables; el control de la calidad de los alimentos; el estímulo a prácticas alimentarias saludables y una distribución equitativa familiar; el derecho a la participación popular activa y organizada en todos los niveles de decisión, gestión y acompañamiento del Sistema de Seguridad Alimentaria.

6. Un marco socioeconómico y político adecuado a un plan de desarrollo rural sustentable es indispensable para la implementación de una política de Seguridad Alimentaria. Los principios que deben orientar este plan de desarrollo son: ser socialmente justo y económica y ecológicamente sustentable. El cumplimiento e integración de estos principios está basado en los siguientes objetivos: procurar un medio ambiente sano para todos; preservar los recursos naturales; resguardar y preservar el patrimonio genético y la biodiversidad; desarrollar la agricultura ecológica; fortalecer la producción campesina e indígena; desarrollar una economía asociativa y cooperativa; integrar la justicia social y la equidad; integrar la sensibilidad cultural; desarrollar una visión holística de la ciencia; integrar tecnologías apropiadas en lo social y biológico y desarrollar el pleno potencial humano.

7. Un sistema de Seguridad Alimentaria sustentable y para todos no puede establecerse en América Latina sin reorientar el marco de las políticas macroeconómicas neoliberales vigentes en los últimos tiempos y sin transitar hacia una democratización efectiva del Estado y una ampliación de los espacios de participación y poder de la sociedad civil. Asimismo, la Seguridad Alimentaria no podrá ser más que retórica y de buenas intenciones, sin una reorientación a fondo del marco global y regional de las políticas derivadas de los acuerdos agrícolas del GATT-OMC, políticas de la OCDE, FMI, BM, BID, TLCN y MERCOSUR, entre otros.

8. Las instituciones financieras internacionales y los gobiernos nacionales nunca deben permitir que los programas de ajuste y reformas estructurales pongan en riesgo el acceso a la comida, a una nutrición adecuada, a un abastecimiento de agua y a un sistema sanitario apropiados. La organización de sistemas de Seguridad selectiva para los grupos sociales más vulnerables deben estar siempre presentes desde las primeras fases de los programas de ajuste y reforma estructurales. Toda política de ajuste debe proteger el acceso universal y gratuito a la educación, capacitación y a la salud básicas.

II. Velar por que las políticas e instituciones contribuyan a mejorar el acceso de todos a una alimentación nutricionalmente adecuada y sana

9. Dado que el acceso a los alimentos en una economía de mercado es función de la distribución del ingreso y de la capacidad adquisitivas de los salarios y que el mercado por sí solo propicia una mayor agudización de la concentración del ingreso, un aumento del desempleo y una disminución del poder adquisitivo de los salarios, es imprescindible el establecimiento de políticas explícitas y deliberadas de distribución más equitativa del ingreso, de salud (fomentando la lactancia materna) y de educación.

10. Erradicar de las relaciones entre los gobiernos, la práctica de medidas de embargo económico, bloqueo y otras formas de violencia, como la corrupción y el narcotráfico que atentan contra el derecho de las poblaciones a la Seguridad Alimentaria.

11. La calidad nutricional, el origen y las condiciones de producción ecológica de los alimentos deberá ser garantizados por una normalización y certificación con base en una legislación elaborada conjuntamente por el Estado y las organizaciones de la sociedad civil. De esta manera se fomentará la educación y toma de conciencia de la importancia de la calidad de los alimentos ante los consumidores.

12. La Nutrición adecuada, el saneamiento y abastecimiento del agua deben estar entre los principales indicadores del desarrollo. Todos los programas de desarrollo integrado deberían incluir componentes de nutrición y de Seguridad Alimentaria que recompongan el déficit en calorías y micronutrientes. Una intensificación en la educación nutricional promueve mejorías en la salud y salva vidas.

III. Atender las necesidades transitorias y urgentes de alimentos sin entorpecer el desarrollo y la capacidad de los sistemas productivos para satisfacer las necesidades futuras de alimentos.

13. El problema de la disponibilidad de alimentos en el corto plazo no debe conducir a nuevas formas de “revolución verde”. Es necesario buscar una agricultura que proteja el medio ambiente, fortalezca la agricultura familiar y se preocupe centralmente de la calidad de los alimentos.

14. Recomiéndase que para garantizar una alimentación y nutrición adecuadas el valor de una canasta básica no exceda de 1/3 del ingreso familiar.

15. Recomiéndase que los gobiernos nacionales y las agencias donantes de alimentos canalicen una mayor proporción de su ayuda alimentaria por intermedio de ONG. La ayuda alimentaria siempre debe corresponder a una situación de emergencia o a proyectos dirigidos hacia poblaciones en situación de inseguridad alimentaria. Ella debe incluir la mayor cantidad posible de compras locales y regionales de alimentos, fomentando la promoción de la producción y el consumo de productos tradicionales con alto valor nutritivo y o cultural (quina, tandi, kañicua, etc.), y la articulación de medidas de ayuda alimentaria con ayuda financiera. Es indispensable establecer un nuevo código de conducta para los mecanismos internacionales de distribución de alimentos.

16. Los estados deberán abstenerse de tomar medidas que afecten la Seguridad Alimentaria de otros pueblos. Además la ayuda alimentaria nunca debe ser utilizada como arma política ni al interior de los países ni en sus relaciones con otras naciones.

17. Es preciso diferenciar, normar y reglamentar el uso de las donaciones de alimentos e institucionalizar los organismos de gestión, distribución y control con participación representativa de la sociedad civil.

IV. Velar por que las política alimentarias, agrarias y de desarrollo rural favorezcan un suministro de alimentos suficiente y estable a nivel familiar, nacional y mundial, y promover el desarrollo agrícola y rural sustentable (DARS)

18. El modelo de desarrollo rural debe ser socialmente justo, económicamente sustentable, ecológicamente estable y respetuoso de la diversidad cultural.

19. El Estado, la sociedad y el mercado tienen que reconocer y revalorizar la contribución multiespecífica de la agricultura y de los agricultores y retribuirle su producción múltiple de bienes y servicios. Esto puede realizarse a través de vías diversas: internalización de costos, precios remunerativos para cubrir los gastos y obtener excedentes justos, subsidios e inversión públicos.

20. De acuerdo con el punto anterior es una obligación de los Estados, de las sociedades urbanas y de la comunidad mundial revalorizar y fortalecer las agriculturas campesinas e indígenas de América Latina y el Caribe, sin excluir a otras formas de producción de alimentos compatibles con su existencia y con la sustentabilidad. Esto supone un conjunto de reformas que deben incorporarse en las leyes fundamentales que garanticen el acceso equitativo a la tierra, al agua, a los recursos naturales y económicos; así como la obligatoriedad de los estados de establecer políticas de desarrollo rural.

21. Deben establecerse marcos legales y fiscales específicos que posibiliten y fomenten las formas de organización económica de los pequeños productores y de la sociedad rural; en particular la creación de sistemas financieros populares y de sistemas de comercialización de los propios productores.

22. Promover el establecimiento de leyes de desarrollo rural en los países que proporcionen las condiciones y los recursos necesarios para el desarrollo rural equilibrado y sustentable, entre las cuales se destacan: el acceso equitativo a la tierra, el establecimiento de sistemas de financiamiento y comercialización, de investigación, capacitación, educación y extensión; y la construcción de infraestructuras de servicios para la producción; así como el establecimiento de programas multianuales.

23. Garantizar la participación efectiva de la sociedad civil en la planeación y ejecución de programas de desarrollo rural sustentable.

24. Las naciones y la comunidad mundial deben establecer políticas públicas diferenciales tendientes a garantizar la Seguridad Alimentaria sustentable para todos. Ningún programa asistencialista podrá sustituir la obligación de los Estados de garantizar el establecimiento, sostenimiento, promoción y acompañamiento de sistemas de Seguridad Alimentaria sustentables, para las generaciones actuales y para las futuras.

25. La FAO y los gobiernos nacionales deberán dar un nuevo impulso a las políticas de reforma agraria, garantizando el acceso a los recursos productivos. La propiedad de la tierra debería estar basada en derechos para todos los campesinos garantizando el igual acceso a las mujeres. La educación, los incentivos económicos y la legislación debería propiciar mecanismos de prevención contra la reconcentración de la tierra.

26. Los Estados deben erradicar la represión y la violencia para resolver los conflictos de tierra, creando mecanismos concretos de participación de los interesados.

V. Velar por que las políticas de comercio alimentario y agrícola sean favorables a la Seguridad Alimentaria

27. Debe ser atribuida a la Seguridad Alimentaria mayor prioridad que a la búsqueda de ventajas comerciales o de libre comercio. El mercado por sí solo no puede resolver los problemas de Seguridad Alimentaria. La concentración del poder en los mercados nacionales e internacionales en manos de un pequeño número de corporaciones transnacionales perjudica a los pequeños productores rurales. Los Estados y los organismos intergubernamentales deberán establecer normas y políticas comerciales que atiendan a las condiciones y necesidades específicas de los pequeños productores y sus organizaciones.

28. Los alimentos no pueden ser reducidos a una simple mercancía y el acceso a ellos no puede ser únicamente para aquellos segmentos de la población considerados como económicamente viables. En este sentido, el principio de las ventajas comparativas en la producción de alimentos sólo puede operar en forma subordinada al principio de la Seguridad Alimentaria local y nacional. Dicho principio no puede operar de manera absoluta, mecánica y acrítica. Los alimentos son bienes de la sociedad y de la humanidad que deben ser accesibles a todos, remunerando justamente a aquellos que participan en su producción, almacenamiento, transformación, conservación, distribución y servicios asociados (financiamiento, investigación, mercadotecnia, etc.).

29. La producción de monocultivos coloca a los productores campesinos en una situación de gran vulnerabilidad. La diversificación productiva es un recurso potencial de los pequeños productores que debe estimularse ya que promueve la Seguridad Alimentaria a nivel local.

30. Dada la incertidumbre intrínseca de la agricultura y la volatilidad e inestabilidad de los mercados agrícolas internacionales debe establecerse un nuevo sistema de comercio justo y de estabilización de los mercados, tanto en el ámbito global como en el nacional y local. Se deberá promover el establecimiento de redes de reservas locales,

nacionales y regionales de alimentos con el fin de reordenar el sistema mundial de abastecimiento para períodos de crisis alimentaria. No es moralmente aceptable utilizar el comercio internacional de productos agrícolas como arma alimentaria en detrimento de los pueblos que recurren a dicho comercio para satisfacer parte de sus necesidades de Seguridad Alimentaria.

31. Se requiere que los gobiernos que utilicen instrumentos de política comercial que promuevan la Seguridad Alimentaria y eliminen los efectos negativos da la apertura comercial.

32. La Organización Mundial del Comercio debe reconocer que el comercio de productos agrícolas entre el Norte y el Sur es injusto: mientras el Sur exporta alimentos secundarios, el Norte exporta alimentos esenciales. Los acuerdos comerciales globales (GATT-OMC) reflejan los intereses de las corporaciones de la Unión Europea y de los Estados Unidos, sus principales beneficiarios, y perjudican de manera especial a los países pobres, deficitarios en alimentos. La OMC debe actuar en el sentido de eliminar la competencia causada por la exportación subsidiada del Norte.

33. La OMC y sus estados miembros deben con anterioridad a la realización del Encuentro Ministerial de Diciembre en Singapur, cumplir el compromiso contraído de compensar a los países pobres deficitarios de alimentos por el aumento de los precios, con un conjunto de medidas de ayuda que incluyan metodología de previsión, ayuda a la producción interna y regional de alimentos, medidas comerciales y ayuda alimentaria. Se debe fortalecer el rol de los organismos intergubernamentales en la defensa, promoción y garantía de la Seguridad Alimentaria frente a la preeminencia de los organismos financieros internacionales. (OFI’s)

34. Deberá promoverse que todos los actores sociales estén representados en las negociaciones comerciales bilaterales y multilaterales, en particular los pequeños productores campesinos, los pueblos indígenas y sus organizaciones.

35. Revisar los acuerdos comerciales regionales y globales ( como TLC, Mercosur, Pacto Andino, Mercado Común Centro Americano, etc.) de forma que incorporen medidas que promuevan la Seguridad Alimentaria (Fondos de Compensación, negociación de los términos de apertura) la revisión de las políticas de ayuda alimentaria, eliminando cualquier tipo de condicionalidad, embargo o bloqueo por razones políticas.

VI. Promover inversiones en la producción agrícola, forestal y pesquera sustentable y en el desarrollo de actividades posteriores a la producción, así como en el apoyo a la investigación, la infraestructura y los servicios.

36. La inversión internacional se está dirigiendo a apoyar programas de ajuste y reformas estructurales, en detrimento de inversiones en agricultura, alimentación, empleo, educación y salud. Los pequeños productores han sido afectados más que nunca por los cambios en las estrategias financieras y por la ausencia de recursos financieros para mejorar su producción e incrementar su competividad.

37. Los organismos financieros internacionales, los gobiernos nacionales y el sector privado de cada país deben promover cambios en las políticas de inversiones de manera que se dé prioridad al desarrollo rural con equidad y en especial a la innovación productiva de pequeños productores para asegurar una mayor productividad.

38. La FAO debería adoptar, difundir e impulsar la aplicación de un código ético de conducta que garantice la prevalencia y el trato equitativo a los pequeños productores y a la agricultura familiar en complementariedad con otros tipos de productores y que aseguren un criterio de sustentabilidad en la práctica de los actores rurales.

39. La FAO debe implementar proyectos que demuestren su compromiso con este código como se ha hecho en el caso de forestación y reforestación.

40. Los Gobiernos Nacionales y las Organizaciones Intergubernamentales deben centrar su apoyo en la capacitación de los pequeños productores a nivel familiar, comunitario y asociativo. Las ONG continuarán colaborando en este proceso. La capacitación deberá facilitar la incorporación de tecnologías adecuadas y la capacidad de gestión de las pequeñas y medianas empresas rurales, el fortalecimiento del papel de la mujer por medio del mayor acceso a los recursos productivos y a la renta, así como su participación en el proceso de decisiones es indispensable.

41. Las instituciones internacionales de financiamiento (Banco Mundial, FIDA y Bancos Regionales de Desarrollo) deberán fomentar inversiones que beneficien a pequeños productores y trabajadores, tantos rurales como urbanos y que faciliten la participación de las mujeres en igualdad de oportunidades, asegurando capital y asistencia técnica para nuevos esquemas de crédito. Quienes los utilizan deben involucrarse en los procesos de toma de decisiones desde el diseño hasta su implementación.

42. La FAO, el CGIAR y los gobiernos nacionales deben reformar y reorientar las políticas y sistemas de investigación, capacitación, entrenamiento y extensión rural en pro de la agricultura ecológica de modo que puedan incorporar a los pequeños productores al desarrollo de sistemas agrícolas sustentables que sean adecuados a las realidades y culturas locales.

43. Los Gobiernos deben garantizar la existencia de recursos financieros, técnicos y educacionales para apoyar los sistemas locales de producción, almacenamiento, conservación y distribución (incluyendo informaciones de mercado, entrenamiento, tecnologías viables, transporte, almacenamiento, procesamiento y medidas post cosecha).

44. La FAO, los gobiernos nacionales y entidades de la sociedad civil que trabajan con recursos genéticos de plantas y animales deben garantizar el acceso a variedades nativas y exóticas resistentes a plagas y enfermedades y condiciones climáticas adversas, como patrimonio de la humanidad y debe hacer esfuerzos para impedir que la biotecnología se torne una “neo revolución verde” que deteriore aún más los recursos genéticos campesinos. También es necesario normar el uso de la biotecnología, considerando su impacto en la sustentabilidad agrícola y en la salud.

VII. Participar en la aplicación y vigilancia del Plan de Acción de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación.

45. Mecanismos de comunicación y de consulta deben ser establecidos entre los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil e instituciones intergubernamentales. Estos mecanismos deben propiciar en especial la participación de ONG en el proceso de toma de decisiones sobre los programas de ajuste estructural.

46. Propender la participación activa de la sociedad civil en los procesos de formalización, ejecución, seguimiento y evaluación de programas y proyectos de Seguridad Alimentaria. Para ello deben organizar y asegurar la representación de las organizaciones de productores, consumidores y comunidades locales en sus procesos de planificación para lograr la Seguridad Alimentaria desarrollando el modelo de los Consejos Nacionales de Seguridad Alimentaria.

47. Formular y ejecutar acciones de Seguridad Alimentaria concertadas con todos los actores sociales y focalizadas en los grupos de población afectados, mediante una cultura de participación descentralizada y desconcentrada en los diferentes niveles de toma de decisiones.

48. Impulsar de manera especial estrategias de educación, capacitación, investigación y adopción tecnológica y comunicación social, que contribuyan a elevar las capacidades de auto-gestión de hombres, mujeres y comunidades de mayor riesgo.

49. Los Gobiernos nacionales deben incluir las ONG, las organizaciones comunitarias, las organizaciones campesinas, indígenas y de mujeres en los comités interministeriales correspondientes y en las delegaciones para las conferencias regionales e internacionales.

50. Reconocer y fortalecer a las organizaciones sociales y propiciar su participación en diversos niveles de toma de decisiones políticas.

51. Ratificamos nuestra voluntad de trabajar en pro de un movimiento Latinoamericano y del Caribe de Seguridad Alimentaria y difundir sus principios básicos de solidaridad, participación y descentralización, así como promover la cooperación horizontal y el intercambio técnico entre Países de la Región, con el apoyo de las diferentes agencias de cooperación internacional.

52. La Cumbre Mundial de la Alimentación debe ser el punto de partida para la reorganización global, regional, nacional y local de un nuevo, democrático, equitativo, eficiente y sustentable sistema de Seguridad Alimentaria para todos, para las generaciones actuales y para las futuras. Esto implica la evaluación del papel de las agencias multilaterales como factores de la inseguridad alimentaria y también, investigar y debatir sobre la creación de nuevas formas de organización mundial para la Seguridad Alimentaria.

53. Los Jefes de Estado presentes en la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996, deben pedir al Director General de la FAO que convoque un Nuevo Foro Romano, que se reúna cada dos años, inmediatamente antes de las conferencias de la FAO. Esos Encuentros podrían tomar la forma de mesas redondas que reúnan a funcionarios superiores de la Organización, del Programa Mundial de Alimentos (PMA), del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), del Banco Mundial, del Grupo Consultivo Internacional sobre Investigación Agrícola (CGIAR) y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), junto con organizaciones no gubernamentales, organizaciones populares, movimientos sociales y representantes de agroindustrias para revisar, debatir y desarrollar todos los aspectos de la agenda internacional de agricultura y alimentación. El Director General de la FAO debe ser instado también a convocar un grupo de composición similar inmediatamente antes de las Conferencias Regionales bianuales. Convocamos a los Jefes de Estado a realizar foros participativos semejantes a nivel nacional y local.

54. La sociedad civil se dispone a realizar una Conferencia Latinoamericana y del Caribe en Seguridad Alimentaria (CLACSA) para aplicar y acompañar las medidas aprobadas en la Cumbre Mundial de la Alimentación de Roma.

Apéndice 3

PLAN DE ACCION DE MOVIMIENTOS SOCIALES Y ONG

1. Asumir de nuestra parte el compromiso que corresponda a la sociedad civil y exigir a los gobiernos su parte de responsabilidad para accionar todos los mecanismos necesarios y posibles de modo que no haya más hambre en el mundo.

2. Elegir una representación de esta reunión para participar en la 24a. Conferencia Regional de la FAO para presentar la Declaración Política de los Movimientos Sociales y las ONG y nuestras sugerencias sobre la Declaración y el Plan de Acción de la FAO para la Cumbre Mundial.

3. Hacer en esta reunión una encuesta sobre la participación de la sociedad civil en el proceso preparatorio para la Cumbre en cada país. Hacer un llamado a la 24a. Conferencia Regional de la FAO para que se asegure esta participación en el futuro.

4. Promover en los países -cuando y como fuera posible- reuniones, talleres y seminarios con productores, consumidores y demás actores sociales involucrados con el tema de seguridad alimentaria, para evaluar la situación de los países y definir las propuestas y formas de participación en la Cumbre.

5. Promover la realización de movilizaciones en todos los países del continente, donde fuera posible, el Día Mundial de la Alimentación (16 de octubre) y al mismo tiempo un acto simbólico bajo la consigna “Primero la Alimentación”, en la Mitad del Mundo (Ecuador), con la participación de, al menos, un representante de cada país, haciendo énfasis en la presencia de los medios de comunicación del continente y del mundo.

Esta actividad abre la campaña de los “Ocho Días”, hasta el día de la ONU, el 24 de octubre, en que todos los países deberán realizar una serie de actividades para concluir con la entrega formal de la petición redactada para el efecto y que será objeto de una campaña de recolección de firmas a nivel universal.

6. Crear un Comité de Enlace -definiendo personas y direcciones- entre las redes del continente para viabilizar este plan de acción y mantener nuestros contactos e intercambio de información hasta la Cumbre.

Entre las tareas de este Comité estará la divulgación -en varios idiomas- de los resultados de esta reunión y la organización del encuentro de Ecuador.

7. Realizar una Conferencia Latinoamericana y del Caribe de Seguridad Alimentaria (CLACSA) de planificación de acciones en seguridad alimentaria y de seguimiento a las resoluciones de la Cumbre, posterior a ésta.


Apéndice 4

CONSULTA DE ONG REGIONALES PARA
AMERICA LATINA Y EL CARIBE
EN RELACION CON LA CUMBRE MUNDIAL SOBRE LA ALIMENTACIÓN

Asunción, Paraguay, 30 June - 1 July 1996


LISTA DE PARTICIPANTES

ARGENTINA

BIAGGI, Cristina

Promoción de la Mujer Rural
(PROMEDUR)
24 de Septiembre 1382
(4200) Santiago del Estero
Santiago del Estero
Teléfono: 85-214.832
Fax: 85-241.414
E-Mail: biaggi@unsere.edo.ar

YANELLI DE ARANITI, Ana Blanca del Carmer

Fundación Argentina para el Desarrollo
Socioeconómico Sustentable (FADESS)
Serú 73 - 75 (Código 5.500)
Mendoza
Teléfono: (061) 241.687
Fax: (061) 241.687

GONZALEZ, Dora Antonia

Comisión Católica Argentina para la Campaña Mundial Contra el Hambre
Acción Pro Desarrollo (CCACMCH)
Junín 1014 - 2º Piso "D"
Buenos Aires
Teléfono: (54 1) 822.9097

VERNENGO, Pable Gabriel

Consejo Profesional de Ingeniería Agronómica (CPIA)
Arenales 1678
Buenos Aires
Fax: (54 1) 813.5430 / 812.3269

LAMAS, Alvaro

Movimiento Agrario de la Región Pampeana (MARP)
Av. Rivadavia 2358 5º Piso "B"
1034 - Buenos Aires
Teléfono: (54-1) 954.3672
Fax: (54-1) 954.3672
E-Mail: almarp@pinos.com

FONTENLA, Eduardo Héctor

Fundación Agraria Argentina (FAA)
Mitre 1132
Rosario, Pcia. de Santa Fé
Teléfono: 20-0916
Fax: 20-0999

BOLIVIA

OLMOS ORTIZ, Yocelynn

Asociación de Instituciones de Promoción y Educación (AIPE)
Pinilla 525
La Paz
Teléfono: 413.272 / 415.244
Fax: 410.242
Casilla 7155

TERPSTRA, Tony

Proyecto Donaciones Alimentarias y Seguridad Alimentaria (DASA)
Av. 16 de Julio # 1479
Edif. San Pablo Of. 1502
Casilla 3595
La Paz
Teléfono: 391.259
Fax: 391.259
E-Mail: DASA@SNV LP.RDS.ORG.BO

MENDIETA PEREZ, Reynaldo

Agroecología Universidad Cochabamba (AGRUCO)
Av. Petrolera Km. 4 1/2
Casilla: 3392
Cochabamba
Teléfono: 52601
Fax: (0591-42) 52602
E-Mail: agruco@dicyt.nrc.edu.bo

BRASIL

MORELLI, Mauro

DIOCESE DE DUQUE DE CAIXAS
Av. Pres. Kennedy 1861
25010-001 D. Cax: AS-RJ
Rio da Janeiro
Teléfono: (55-21) 671.9444
Fax: (55-21) 7713.459
E-Mail: mitra@ax.apc.org

VALENTE, Flavio Luz Schiëck

Associacâo para Projetos de Combate a Fome (AGORA)
SCLN 210 Bloco C Salas 215-219
Brasilia, D.F.
Teléfono: (55-61) 3474.914
Fax: (55-61) 349.002
E-Mail: agora@ax.apc.org

LINO DE JESUS, Eli

Assessoria e Servicios a Projetos em Agricultura Alternativa (As-PTA)
Rua de Candelaria, 9/604. Centro
Rio de Janeiro - RJ - 20.090.020
Teléfono: (021) 253.8317
Fax: (021) 233.8363
E-Mail: aspta@ax.apc.org

GALEAZZI MARTINS, María Antonia

Conferência de Projetos Estratégicos (CPE)
Cidade Universitaria - NEPA/UNICAMP
Campinas
Teléfono: (019) 239.7320
Fax: (019) 239.4717
E-Mail: NEPA@FEA.UNICAMP.BR

LISBOA PACHECO, María Emilia

Federacâo de Orgaôs pra Assistencia Social e Educacional/Associacâo de ONG(s) (FASE/ABONG)
Rua das Palmeiras 90
Rio da Janeiro
Teléfono: (021) 286.1441
Fax: (021) 286.1209
E-Mail: fase@ax.apc.org

PRIMAVESI, Ana

Fazenda ECOLOGICA
Itai c.p. 36
Sao Paulo
Teléfono: (0055) 14 974-90-99
Fax: (0055) 147 521 598

GANZER, Avelino

Confederacâo Nacional dos Trabalhadores na Agricultura (CONTAG)
SDS Ed. Venâncio VI - 1º Andar
CEP 70393-900 Brasilia, D.F.
Teléfono: (061) 321.2288
Fax: (061) 321.3229

PIAMONTE PEÑA, René

Instituto Biodinámico de Desenvolvimiento Rural/Associacâo Brasileira de Agricultura Biodinámica (IBDR)
Caixa Postal 321
CEP. 18603-970 Botucatu, S.P.
Teléfono: (55-014) 822.5066
Fax: (55-014) 822.5066 / 975.9011
E-Mail: abd@ax.ibase.org.br

MENEZES, Francisco

Assoc. Brasileira de ONGs (ABONG)
Rua Vicente de Souza, 12
Rio de Janeiro
Teléfono: 521.7823
E-mail: chico@ax.apc.org

MALUF, Renato Sérgio

Red de Instituciones Vinculadas a la Capacitación en Economía y Políticas Agrícolas en América Latina y el Caribe
(REDCAPA/CPDA)
Av. Presidente Vargas, 417/8º
Rio de Janeiro
Teléfono: 55-21-221.3436
E-mail: rmaluf@omega.lncc.br

CHILE

AHUMADA, Mario

Movimiento Agroecológico de Latinoamérica y El Caribe - Centro Humanista para el Desarrollo Campesino (MAELA-CENTRO CATEV)
1 Oriente Nº 978
Talca
Teléfono: 56-71-227.364
Fax: 56-71-222.169

YAÑEZ, Patricio

Movimiento Agroecológico Chileno (MACH)
Ricardo Cumming 90 3A P-3
Santiago - 2
Teléfono: 6720.798/6966.837
Fax: 6727.098

BASUÑAN MALDONADO, Orla Mariela

Corporación de Profesionales por el Desarrollo (CORPROA)
San Francisco 0952
Temuco
Teléfono: 045-246.887

HERNANDEZ ASTUDILLO, Romualdo

Corporación JUNDEP
Viña del Mar # 12 Providencia
Santiago
Teléfono: 6353.967 / 6353.151
Fax: 222.5520
E-Mail:JUNDEPO4@choapa.CIC.
Userena.CL

PALMA C., Gonzalo

Movimiento Campesino y Etnias de Chile (MUCECH) .
Tucapel Jimenez 95 Dep. D 2º piso
Santiago
Teléfono: 562-687.358
Fax: 562-695.1093

YURJEVIC, Andrés

Consorcio Latino Americano de Agroecología y Desarrollo (CLADES)
Europa 2008
Santiago
Teléfono: 234.1141
Fax: 233.8918

CHONCHOL, Jacques

Universidad Arcis (ARCIS)
Riquelme 344
Santiago
Teléfono: 671.9100
Fax: 671.9100

ANDRADE R., Luis G.

Asociación Latinoamericana de Avicultura (A.L.A.)
Manuel Rodríguez, Oriente Nº 83
Santiago
Teléfono: (56-2) 698.6002
Fax: (56-2) 695.7725
E-Mail: AVILATIN@ENETELCHILE.NET

LETELIER, Oscar M.

Corporacón de Investigación en Agricultura Alternativa (C.I.A.L.)
Almirante Riveros 043
Santiago
Teléfono: 6353.051 / 6342.452
Fax: 6353.051

COLOMBIA

CASTAÑO ARCILA, Guillermo

Fundación Suiza para la Cooperación al Desarrollo (SWISSAID)
Apartado Aéreo 18456
Bogotà
Teléfono: 3344.473
Fax: 2432.764
E-Mail: sacol@colmodo.rgc.apc.org

CASTAÑO CANO, Leonora

Asociación Nacional de Mujeres Campesinas e Indígenas de Colombia (ANMULIC)
Transversal 29 nº 37 18
Bogotà
Teléfono: 2682.208 / 3343.465
Fax: 2868.163

CUBA

ALVAREZ LICEA, Mavis Dora

Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP)
C/13 esq. I. Vedado
Havana
Teléfono: 33.42.44
Fax: 33.42.44

ECUADOR

MUÑOZ NAVEA, Isabel Francisca

Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (C.E.P.A.M.) }
Rios 2238 y Gandara
Quito
Teléfono: 670.227 y 230.844
Fax: 672.249 y 546.155

TATAMUES PRADO, Luis Omar

Federación Nacional de Organizaciones Campesinas Indígenas (FENOC-I)
Versalles y Carrión 1008
Apartado Postal 17-12-00448
Quito
Teléfono: 593-2 228.191
Fax: 228.193

PERALVO, Lourdes

Coordinadora Ecuatoriana de Agroecología (C.E.A.)
Alejandro de Valdez 252 y La Gasca
Quito
Teléfono: 234.152
Fax: 234.152

GUATEMALA

CHARCHALAC SANTAY, Sebastián
Coordinadora Nacional de Medianos y Pequeños Productores (CONAMPRO/ASOCODE)
11 Avenida 13-35 Zona 12
Guatemala City
Teléfono: (502) 2732.491
Fax: (502) 2732.491

HAITI

FLEURISTIN, Lionel

Coordination Development Office Methodist Church of Haiti (COD-EMH)
15, Jacquet St., Delmas 95
Petion-Ville
Teléfono: 577.544
Fax: 577.544

MICHAUD, Arnouck M.R.

Centre d'Analyse de Politiques de Santé (CAPS)
Rue Darguin # 48 P.V.
Port-au-Prince
Teléfono: 57-4814 / 1084
Fax: 57-1084
E-Mail: P.O. Box 15577 P.V. Haitin W.I.

HONDURAS

RODRIGUEZ SALINAS, Andrés Avelino

Consejo Coordinador de Organizaciones Campesinas de Honduras (COCOCH)
Calle Principal de la p.c. Barrio La Plazuela
Tegucigalpa
Teléfono: 38.17.83
Fax: 38.17.83

ARRIAGA DE MARTINEZ, Haydée

Unidad de Servicios de Apoyo para la Mujer (UNISA)
Calzada La Leona, 1ra vuelta
Tegucigalpa
Teléfono: 22-8240

MEXICO

MENESES MURILLO, Luis

Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas (UNORCA)
Calle Juan de Dios Arias # 48,
Col. Vista Alegre
México, D.F.
Teléfono: (5) 740.0486
Fax: (5) 741.5065
E-Mail: unorcared@laneta.apc.org

RODRIGUEZ CAMARA, Rolando

Confederación Nacional Campesina (CNC)
Mariano Azuela 121 Col. Sta. María la R.
México, D.F.
Teléfono: 5-41-62-98
Fax: 5-41-62-98
E-Mail: RTNOO89@rtn.net.mx

MESEGUER, Xochitl

Foro de Apoyo Mutuo (FAM)
Xochicalco 510 Col. Nanarte
México D.F. c.p. 03020
Teléfono: 559.1440
Fax: 559.7641
E-Mail: fam@laneta.apc.org

CRUZ HERNANDEZ, Isabel

Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social, A.C. (AMUCSS)
Ometusco 97, Col. Hipódromo Condesa
México, D.F.
Teléfono: 515.7750 / 515.4232
Fax: 2 72.72.96
E-Mail: amucss@laneta.apc.org

NICARAGUA

NAVARRO, Amilcar
Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG)
Parque Las Palmas 1/2 abajo
Managua
Teléfono: 266.3511
Fax: 266.2433

PARAGUAY

GARCIA, Hermes Juan

Centro Paraguayo de Cooperativistas (CPC)
Oliva 1019 casi Colón 2º Piso Ofic. 22
Asunción
Teléfono: 498.602
Fax: 498.602

PASTORE FERREIRA, Andrés Antonio

Centro Paraguayo de Cooperativistas (CPC)
Oliva NI 1019
Asunción
Teléfono: 498.602
Fax: 498.602

MARTINEZ GARCIA, Estanislao

Organización Nacional Campesina (ONAC)
Piribebuy nº 1078 c/ Hernandarias
Asunción
Teléfono: 492.154 / 444.084
Fax: 492.154

WEHRLE RIVAROLA, Andrés T.

Centro de Educación, Capacitación y Tecnología Campesina (CECTEC)
Manuel Dominguez 1040
Asunción
Teléfono: 201.512
Fax: 201.512
E-Mail: edutec@cectec.py

ORTIZ PERSICHINO, Carlos

Centro de Educación, Capacitación y Tecnología Campesina (CECTEC)
Manuel Dominguez 1040
Asunción
Teléfono: 201.512
Fax: 201.512
E-Mail: edutec@cectec.py

DURE, Elizabeth

Centro de Educación, Capacitación y Tecnología Campesina (CECTEC)
Manuel Dominguez 1040
Asunción
Teléfono: 201.512
Fax: 201.512
E-Mail: edutec@cectec.py

MARECOS ZEBALLOS, Valentín

Unión Campesina Nacional (UCN)
Mariscal López y Caballero
Asunción
Teléfono: 445.598
Fax: 445.598

AGUAYO, Luis

Movimiento Campesono Paraguayo (MCP-MCNOC)
Ciudad de Coronel Oviedo
Teléfono: 83.233

LLANO, Maximino

Federación Nacional Campesina (FNC)
Ñangapiry 1196 c/ Cacique Cará Cará
Asunción
Teléfono: 512.384
Fax: 512.384

OCAMPOS, Genoveva

Base - Educación, Comunicación, Tecnología Alternativa (BASE-ECTA)
Hernanderias 1047
Asunción
Teléfono: 83233
Fax: 447.282

ENCISO, Víctor

Base - Educación, Comunicación, Tecnología Alternativa (BASE-ECTA)
Hernanderias 1047
Asunción
Teléfono: 83233
Fax: 447.282
E-Mail: nebe@basecta.una.py

BORDA, Dionisio

Centro de Análisis y Difusión de Economía Paraguaya (CADEP)
Oliva 1019 y Colón Piso 12
Asunción
Teléfono: (0595-21) 497.418
Fax: (0595-21) 497.418

SEQUERA, Guillermo

Naturaleza y Cultura (AXIAL)
Calle Brasil 852
Asunción
Teléfono: 663.056
Fax: 663.056

RAMIREZ, Bacilio

Coordinadora Interdepartamental de los Sin Tierra (CIST)
San Estanislao
Ciudad de San Estanislao
Teléfono: 25.039

RUBIN, Gloria Beatriz

Fundación Kuñá Aty (Kuñá Aty)
Teodoro S. Mongelós y Tte. Arce Rojas
Asunción
Teléfono: 26.793
Fax: 26.793

OSORIO, Hisailda

Fundación Kuñá Aty (Kuñá Aty)
Teodoro S. Mongelós y Tte. Arce Rojas
Asunción
Teléfono: 26.793
Fax: 26.793

PAREDES CACERES, Marcelino Ramón

Asociación Campesina de Desarrollo Integrado (ACDEI)
Desvío Unión
Yataity del Norte
Teléfono: 437

MAXTINORY, Teonilda

Asociación Campesina de Desarrollo Integrado (ACDEI)
Desvío Unión
Yataity del Norte
Teléfono: 347

SOSA PAREDES, Mercedes

Cooperativa Colonias Unidas Agrícola Limitada (CCUAL)
Dr. Gaspar Rodríguez de Francia # 72
Obligado, Itapúa
Teléfono: 075-451/5

LOPEZ BOSIO, Teresa

Base Investigaciones Sociales (BASE-IS)
Milano 731
Asunción
Teléfono: (595-21) 447.834
Fax: (595-21) 498.306
E-Mail: base@ax.apc.org
Asunción

CAPUTO, Luis Alberto

Base Investigaciones Sociales (BASE-IS)
Milano 731
Asunción
Teléfono: (595-21)447.834
Fax: (595-21)498.306
E-mail: base@ax.apc.org

PALAU VILADESAU, Tomás

Base Investigaciones Sociales (BASE-IS)
Milano 731
Asunción
Teléfono: (595-21)447.834
Fax: (595-21)498.306
E-mail: base@ax.apc.org

CABALLERO DE ESPINOLA, Miryan Teresa

Centro de Estudios y Formación para el Ecodesarrollo (ALTER VIDA)
Juan Motta 310 y Andrade C.C. 2334
Asunción
Teléfono: (595-21)662.402
Fax: (595-21) 662.402

CANOVA, Hildgard

Servicio de Formación y Estudios de la Mujer (SEFEM)
José Rivera 962
Asunción
Teléfono: 213.689

RIQUELME, Quintín

Centro de Documentación y Estudios (CDE)
Paí Pérez 737 c/ Herrera
Asunción
Teléfono: 23591/204.295
Fax: 213.246
E-mail: cdc@edu.una.py

PERALTA DUARTE, María Isabel

Guaranies nº4198 c/Von Ziztrow
Asunción
Teléfono: 502.277

PEREIRA GALEANO, Sixto

Centro de Capacitación de Desarrollo Agrícola (CCDA)
18 de Junio c/Los Alpes
Ciudad de Lambaré
Teléfono: 321.326
Fax: 321.326

PERU

CONTRERAS IVARCENA, Eduardo

Asociación Nacional de Centro/Centro de Investigación, Educación y Desarrollo (ANC-CIED)
Calle Buen Retiro 231 - Surco
Lima
Teléfono: 437.8327 / 434.2537
Fax: 437.8327

MERINO VILLAGARAY, Judith Maritza

Instituto de Investigación y Capacitación de la Familia y la Mujer (INCAFAM)
Calle Capac Yupanqui # 1082 - Jesús María
Lima
Teléfono: 471.7277
Fax: 472.5011
E-Mail: postmat@incafam.org.pe

VILLANUEVA, Elena

CMP FLORA TRISTAN
Flora Tristán
Parque Hernán Velarde nº 42
Lima
Teléfono: 331.457
Fax: 339.060

ACEVEDO TOVAR, Ana María

Fomento de la Vida (FOVIDA)
Javier Prado 109 - Magdalena
Lima
Teléfono: 461.4856
Fax: 4610.106
E-Mail: aacevedo@fovida.org.pe

MORENO VARGAS, José Antonio

Confederación Campesina del Perú (CCP)
Plaza Bolognesi # 558
Lima
Teléfono: (5114) 339.334 - 251.655 - 240.452
Fax: (5114) 339.334 - 251.655

REPUBLICA DOMINICANA

CRUZ TINEO, Porfirio Nicolás
Instituto para el Desarrollo de la Empresa Asociativa Campesina (IDEAC)
Dr. Pineyro # 166 (altos) Zona Universitaria
Santo Domingo
Teléfono: (809) 682.3877 y 686.3263
Fax: (809) 682.4088

URUGUAY

GARCIA Y SANTOS, María del Rosario

Asociación Nacional de Grupos de Mujeres Rurales del Uruguay (ANGMRU)
Joaquín Requena 1204
Montevideo
Teléfono: 0317 - 2355
Fax: 0317 - 2355

AROCHA QUIJANO, Ana María

Asociación Nacional de Grupos de Mujeres Rurales del Uruguay (ANGMRU)
Joaquín Requena 1204
Montevideo
Teléfono: 0317 - 2355
Fax: 0317 - 2355

BIDART, Raúl

Servicio de Aprendizaje para el Desarrollo (SADES)
Tristán Narvaja 1513 of. 308
Montevideo
Teléfono: (598-2) 416.529
Fax: (598-2) 499.253
E-Mail: sades@chasque.apc.org

MARZAROLI, Silvio

Red Interamericana de Agricultura y Democracía (RIAD)
Valparaíso 1171
Montevideo
Teléfono: (598) 342.6049
Fax: (598) 342.6049

VILLAVERDE, Héctor

Centro de Estudios, Análisis y Documentación del Uruguay (CEADU)
Canelones 1136
Montevideo
Teléfono: 925.448
Fax: 925.448
E-Mail: ceadu@chasque.apc.org

QUINTANS, Sandra

Mesa de Agroecología del Uruguay (MAU)
Colonia 2069 - 11200
Montevideo
Teléfono: (598-2) 489.158
Fax: (598-2) 492.343
E-Mail: ipru@chasque.apc.org

VENEZUELA

NUÑEZ, Miguel Angel

Instituto para la Producción e Investigación de la Agricultura Tropical (IPIAT)
Apartado 84
Mérida
Teléfono: 00.58.74.523779; 524513
Fax: 00.58.74.523779
E-Mail: ipiat@bolivar.funmrd.gov.ve

ORGANIZACIONES INTERNACIONALES NO GUBERNAMENTALES

ROCHA, Conceicâo De Oliveira

Uniâo Internacional dos Organismos Familiares - América latina (UIOF)
Rua Maurício Caillet, 265
Curitiba CEP.80250.110
Brasil
Teléfono: (041) 242.6115
Fax: (041) 242.6115

RUDELL, Edward

Vecinos Mundiales (VM)
Casilla 20005
Santiago 20
Santiago
Chile
Teléfono: 2171.154
Fax: 2171.154
E-Mail: vecinos@iactiva.cl

CROVETTO MATTASSI, María Mirta

Consumers International (CI)
Los Leones 2295
Santiago
Chile
Teléfono: 2234.172 / 2234.763
E-Mail: iocu@ax.apc.org

ZARZA, Marcelino

Asociación Latonoamericana de Organización de Promoción Social (ALOP)
L.A. de Herrea 2034
Asunción
Paraguay
Teléfono: 25039
Fax: 25039

CENTURION ESCURRA, Celsa Adriana

Franciscanas Misiones de María (FMM)
Estrella 873
Asunción
Paraguay
Teléfono: 492.414

PORTAS BRUNSO, Montserrat

Franciscanas Misiones de María (FMM)
Estrella 873
Asunción
Paraguay
Teléfono: 492.414

HIROO, Tomoko Rosa

Franciscanas Misiones de María (FMM)
Estrella 873
Asunción
Paraguay
Teléfono: 492.414

ALVARENGA ROMERO, Blanca Natividad

Franciscanas Misiones de María (FMM)
Estrella 873
Asunción
Paraguay
Teléfono: 492.414

RIVERA, Luzviminda

Franciscanas Misiones de María (FMM)
Estrella 873
Asunción
Paraguay
Teléfono: 492.414

ROA, Fulvia Concepción

Hermanas Educacionistas Franciscanas de Cristo Rey (HHEEFF)
Barrio Obrero
Ciudad de Pedro Juan Caballero
Paraguay
Teléfono: 036.3250
Fax: 496.234

ALVAREZ PALACIOS, Rumilda

Congregación Hnas. Educacionistas de Cristo (CHEFCR)
Posta Ybyraró
Ciudad de Capiatá
Paraguay
Teléfono: 351.84

PEREZ SANABRIA, Perla Miriam

Hermanas Educacionistas Franciscanas de Cristo Rey (CHEFCR)
Paraguarí 845
Asunción
Paraguay
Teléfono: 449.041
Fax: 496.234

ROBLES, Francisca R.

Hermanas Educacionistas Franciscanas de Cristo Rey (CHEFCR)
Paraguarí 845
Asunción
Paraguay
Teléfono: 449.041
Fax: 496.234

RHEINECK, Juan

Centro Peruano de Estudios Sociales
Asociación Latinoamericana de Organizaciones de Promoción (ALOP-CEPES)
Salaverry 818 - Jesús María
Lima 11
Peru
Teléfono: 433.6610
Fax: 433.1744
E-Mail: cepes@cepes.org.pe

WANDEMBERG, Juan Carlos

International Institute for Natural Human and Cultural Resource Management (IIRM)
Box 30003, Dept. 3169
Las Cruces, New Mexico
USA
Teléfono: (505) 646.2825
Fax: (505) 646.3808
E-Mail: iirm@nmsu.edu

GOERTZEN HARDER, Jacobo

Federación Panamericana de la Lechería (FEPALE)
Ituzaingó 1324/503, 11.000
Montevideo
Uruguay
Teléfono: (5982) 965.356 - 957.670
Fax: (5982) 957.670
E-Mail: Internet ug. 31702

CAÑETE, Neri Eulogio

Federación Panamericana de la Lechería (FEPALE)
Ituzaingó 1324/503, 11.000
Montevideo
Uruguay
Teléfono: (5982) 965.356 - 957.670
Fax: (5982) 957.670
E-Mail: Internet ug. 31702

LASSO BETHANCOURT, José I.

Federación Latinoamericana de Trabajadores Campesinos y la Alimentación (FELTACA/FEMTAAA)
Apartado 1422
Caracas, 1010 A
Venezuela
Teléfono: (032)721549
Fax: 58.32.720463