Nziengui Diawara

"En el futuro me gustaría obtener una parcela de al menos una hectárea, para capacitar en el aprendizaje de este tipo de cultivo a personas con discapacidad visual y deficiencia auditiva".

Gabón

Un programa innovador en Gabón está alentando a las familias a que cultiven verduras y hierbas en microhuertos en casa, sobre todo mientras las medidas para controlar la pandemia de COVID-19 amenazan el acceso a los mercados y a los campos. Hasta el momento 8 000 familias se han beneficiado del programa, que se implementa de manera conjunta gracias a la FAO y al Gobierno de Gabón.

Un beneficiario del programa, Nziengui Diawara, quiere compartir ahora las técnicas agrícolas que aprendió con personas con discapacidad visual y deficiencia auditiva. En primera línea de la pandemia, es uno de los muchos héroes de la alimentación que ayudan a garantizar que todos tengan acceso a los alimentos.

Nziengui se embarcó con gran determinación en esta iniciativa. Sin medios económicos, rescató latas, botellas, tarros y otros materiales necesarios para dar vida a su proyecto de microhuerto. Los microhuertos son un ejemplo de agricultura sin suelo y de las hortalizas, hierbas y otras plantas alimenticias que pueden cultivarse en cualquier recipiente recuperado.

Los miembros de la comunidad reconocieron los esfuerzos de Nziengui y le ofrecieron objetos usados, que al mismo tiempo contribuyen a la preservación del medio ambiente.

En una superficie de apenas siete metros cuadrados, Nziengui ha logrado cultivar cerca de quince variedades de hortalizas para su consumo familiar, utilizando solo fertilizantes naturales y bioplaguicidas para combatir las plagas.

Su éxito ha generado muchas consultas de sus vecinos y de comerciantes sobre sus técnicas agrícolas.

Nziengui no se ha detenido ahí. Formado como intérprete en lenguaje de signos, su objetivo es enseñar técnicas de horticultura a personas con discapacidad visual y deficiencia auditiva.

“En el futuro me gustaría obtener una parcela de al menos una hectárea, para capacitar en el aprendizaje de este tipo de cultivo a personas con discapacidad visual y deficiencia auditiva”, dijo.


“Además de colaborar como voluntario, Nziengui ha incorporado innovación en su granja. Este es el tipo de iniciativa que apoyaremos y ampliaremos por todo el territorio”, declaró Biendi Maganga Moussavou, Ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de Gabón al final de una visita con la FAO.

Atrás