Aylin Yıldız

“No desperdiciamos alimentos porque sabemos que los alimentos fiables son muy valiosos”.

Turquía

Aylin Yıldız ha visto, de primera mano, las repercusiones de la pandemia de COVID-19 en la agricultura y en los sistemas alimentarios. Aylin es una agricultora en la aldea de Dağkadı, en el distrito de Karacabey, provincia de Bursa (Turquía). También es presidenta de la Cooperativa de Desarrollo Agrícola de Mujeres y responsable de marca de los cultivos y semillas locales.

El brote de COVID-19 exigió que los agricultores cumplieran con una extensa serie de reglamentos relacionados con la higiene y el distanciamiento físico en la agricultura.

“Tomamos todas las medidas de higiene y seguridad necesarias, y transportamos a los trabajadores a nuestros jardines y campos”.

A pesar de esto, dijo Aylin, había incertidumbre acerca de encontrar suficientes trabajadores de temporada para los olivares y jardines, debido a las preocupaciones resultantes del brote. Aylin respondió aumentando los salarios.

Antes de la pandemia, Aylin temía que las personas hubieran olvidado la importancia de los agricultores y de la agricultura en general.

“Pero nos dimos cuenta en el período de la pandemia que nadie corría a comprar automóviles, casas o ropa. En todo el mundo, las personas hacían colas para conseguir alimentos. Porque lo principal era poder comer”.

Aylin dice que tiene la suerte de vivir en una zona fértil y bien abastecida de agua. Aún así, dice, es de vital importancia contar con semillas de calidad, buenas prácticas agrícolas y aprender a combatir plagas y enfermedades. Ella dice que el manejo adecuado de los productos después de la cosecha también es esencial.

“No desperdiciamos alimentos. Especialmente durante el período de la cosecha y el envasado, tomamos las precauciones necesarias para ocasionar el menor desperdicio posible”, ella dijo. La FAO en Turquía promueve el empoderamiento de las mujeres agricultoras en actividades de producción agrícola y alimentaria sostenibles, comercialización, y medios de subsistencia.

Aylin espera tiempos más saludables para todos, pero esta heroína de la alimentación también espera que las personas continúen apreciando la importancia de la agricultura y de las personas que producen nuestros alimentos.

Atrás