Maria Fermanelli

“No basta con producir pan, la calidad de los alimentos también es importante”.

Roma

Maria Fermanelli es la fundadora de una panadería italiana que se especializa en la producción de pan y otros productos sin gluten. Su empresa tiene su sede en Roma y está ubicada en el monasterio benedictino de San Juan Bautista.

La panadería, llamada Cose dell'Altro Pane, tiene una experiencia de 15 años en el mercado, suministrando hasta 1 500 paquetes diarios a farmacias y tiendas especializadas en todo el país.

Maria dice que la empresa se enorgullece de la responsabilidad social y de la integración, con una plantilla de empleados que son en su mayoría mujeres de diferentes nacionalidades. El trabajador del almacén, por ejemplo, es un ex refugiado afgano.

“Los miembros de nuestro personal provienen de diversas tradiciones, pero nuestra empresa refleja verdades comunes, la importancia de tener respeto por la alimentación, por una nutrición adecuada, por la persona que consume lo que nosotros producimos”.

Maria dice que la empresa tiene raíces artesanales, pero que tiene un enfoque empresarial contemporáneo para su futuro, con miras a la innovación, una gama de productos cada vez más diversificada y una investigación de mercado continua.

Hace unos años la panadería abrió una tienda, llamada Pandali, en el centro de Roma. La tienda ofrecía pizzas, focaccia, pan y postres para clientes celíacos y veganos. También esperaba llegar a cualquier persona interesada en una dieta saludable, ingredientes locales o provenientes de distancias cortas, harinas molidas a la piedra y otros ingredientes de calidad.

Con la llegada de las restricciones ocasionadas por la pandemia de COVID-19, la tienda se cerró pero la panadería continuó repartiendo suministros directamente a otros puntos de venta.

A pesar de un año difícil, esta heroína de la alimentación y su personal dicen que mantienen su compromiso de proporcionar productos que cumplan con sus estándares éticos de nutrición de alta calidad.

Atrás