Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

16 de Octubre de 2021

Día Mundial de la Alimentación

La naturaleza trabaja incansablemente en nuestro nombre suministrándonos nuestras necesidades esenciales: agua, alimentos, aire limpio, medicinas y materiales destinados a la vivienda. Pero la forma que tenemos de producir, consumir y desperdiciar alimentos está ejerciendo una presión innecesaria sobre los recursos naturales, el medio ambiente y el clima. Es hora de que aprendamos de la naturaleza y trabajemos con ella, no contra ella. 

Los sistemas agroalimentarios son como ecosistemas en el sentido de que todo está conectado, pero debemos tomar decisiones y tomar medidas que los ayuden a desarrollar una mejor sinergia. Personas de toda condición, sus medios de vida, nuestra salud y la salud de nuestro planeta necesitan cuidados para prosperar. 

Los árboles limpian nuestro aire y enfrían nuestras ciudades, pero también funcionan como una comunidad. Se comunican con sus raíces y comparten recursos, como los nutrientes para la alimentación. Como comunidad mundial, cada uno de nosotros tiene un papel que desempeñar en la transformación de los sistemas agroalimentarios, desde los gobiernos hasta las empresas privadas, los agricultores, la sociedad civil, el mundo académico y todos los individuos, ¡incluidos los jóvenes! Juntos podemos empoderar a todos y cada uno de los elementos de nuestros sistemas agroalimentarios, para que colaboren de manera más justa, sostenible e inclusiva desde la granja hasta la mesa y más allá. 

Todos podemos aprender de la naturaleza poniéndonos en acción con la naturaleza.

¿Qué puedes hacer ?

Miles de millones de consumidores en todo el mundo necesitan cambiar los viejos hábitos de consumo con objeto de mejorar los sistemas alimentarios. El cambio está en nuestras manos. Podemos trabajar con la naturaleza e influir en lo que ofrece el mercado, optando por productos nutritivos y medioambiental y socialmente responsables. Esto ejerce presión sobre los gobiernos para que diseñen políticas más ecológicas y sostenibles, promuevan una mejor producción y, al mismo tiempo, incentiven una mayor inversión en dietas saludables y sostenibles. Aquí es donde puedes empezar.

Más

¿Qué pueden hacer los gobiernos?

Mejores políticas y legislación, inversiones y buena gobernanza pueden construir sistemas agroalimentarios sostenibles y respetuosos con la naturaleza, más inclusivos y resilientes. Los gobiernos y las instituciones pueden hacer que las dietas saludables sean una realidad para todos, mediante un enfoque estratégico, integrado e inclusivo en todos los sectores. La innovación, el conocimiento indígena, las mujeres y los jóvenes tienen un papel que desempeñar para lograr un mundo más ecológico, más justo y mejor para todos.

Más

¿Qué puede hacer el sector privado?

Las empresas privadas deben ser socialmente responsables y apoyar los objetivos de sanidad pública. Desde seguir las legislaciones, prioridades y directrices alimentarias nacionales hasta transformar las operaciones y los enfoques. Las empresas privadas pueden ayudar a producir o promover alimentos nutritivos e inocuos a un precio asequible para todos, contribuyendo a las dietas saludables y sostenibles. A continuación se muestra una lista de medidas que pueden adoptar diferentes sectores.

Más

¿Qué pueden hacer los agricultores?

Los hombres y las mujeres de la agricultura, la pesca y la silvicultura constituyen nuestras principales fuentes de alimentos nutritivos. Como guardianes de los recursos naturales del planeta, sus decisiones se encuentran en la raíz de la transformación de los sistemas agroalimentarios. Las tecnologías innovadoras y la capacitación, la financiación, los incentivos y la protección social pueden ayudar a los agricultores a suministrar dietas saludables y sostenibles a nivel local y mundial. A continuación, se muestran algunas medidas que los agricultores pueden tomar en consideración con el apoyo adecuado.

Más

¿Qué puede hacer el ámbito académico?

El conocimiento, la innovación y la creación de capacidad son el camino hacia el cambio. Las instituciones académicas y de investigación poseen las herramientas para apoyar a los encargados de tomar decisiones en los sistemas agroalimentarios del mundo. Necesitan fortalecer la recopilación, el análisis y el seguimiento de datos a nivel nacional. Al recoger, armonizar y desglosar datos en todos los aspectos de los sistemas alimentarios y fomentar el intercambio de conocimientos para todos, los ámbitos académico y de la investigación pueden ser más inclusivos.

Más

¿Qué puede hacer la sociedad civil?

Las organizaciones de la sociedad civil (OSC) y las organizaciones no gubernamentales (ONG) desempeñan un papel fundamental en la transformación de los sistemas alimentarios. Dado que los troncos proporcionan vínculos vitales entre las raíces y las hojas de un árbol, el trabajo de las OSC y las ONG es crucial para las personas y comunidades cuyas voces no siempre se escuchan. Su experiencia técnica clave y su presencia sólida en las comunidades vulnerables o remotas actúan como puentes hacia las zonas aisladas a las que es necesario llegar. La sociedad civil une a múltiples agentes de cambio, desde los pueblos marginados hasta los responsables de la formulación de políticas.

Más