FAO.org

Inicio > Situación Alimentaria Mundial > Índice de precios de los alimentos de la FAO
Situación Alimentaria Mundial

Índice de precios de los alimentos de la FAO

El índice de precios de los alimentos de la FAO es una medida de la variación mensual de los precios internacionales de una canasta de productos alimenticios. Consiste en el promedio de los índices de precios de cinco grupos de productos básicos, ponderado con las cuotas medias de exportación de cada uno de los grupos para 2002-2004. Para obtener una información más pormenorizada (en todos los idiomas), véase la nota especial de la publicación de Perspectivas Alimentarias de noviembre de 2013. La versión ampliada del artículo, que contiene más referencias técnicas, está disponible solo en inglés.

Fechas mensuales de publicación en 2017: 12 de enero, 2 de febrero, 2 de marzo, 6 de abril, 4 de mayo, 8 de junio, 6 de julio, 3 de agosto, 7 de septiembre, 5 de octubre, 2 de noviembre, 7 de diciembre.

El índice de precios de los alimentos de la FAO aumentó en febrero

Fecha de publicación: 02/03/2017

» El índice de precios de los alimentos de la FAO* se situó en febrero de 2017 en un promedio de 175,5 puntos, esto es, 0,9 puntos (un 0,5 %) por encima de su valor ligeramente revisado de enero. A este nivel, el índice ha subido 26 puntos (o un 17,2 %) desde el mismo mes del año pasado y se encuentra en su valor más elevado desde febrero de 2015. Con excepción de los aceites vegetales, en febrero aumentaron los índices de todos los demás productos básicos empleados en el cálculo del índice de precios de los alimentos de la FAO, especialmente el de los cereales.

» El índice de precios de los cereales de la FAO registró en febrero un promedio de 150,6 puntos, es decir, 3,7 puntos (o un 2,5 %) más que en enero. De este modo, el índice se sitúa en su nivel más elevado desde junio de 2016, aunque solo ligeramente por encima (alrededor del 1,6 %) de su valor de hace un año. Las cotizaciones del trigo aumentaron un 3 % debido a la intensificación de las actividades comerciales, juntamente con problemas logísticos en los puertos de los Estados Unidos de América. El aumento de los valores del maíz fue menos importante, aunque los precios se mantuvieron firmes gracias a la fuerte demanda. Los precios internacionales del arroz se robustecieron por tercer mes consecutivo, debido principalmente a las fluctuaciones de los tipos de cambio y a las previsiones de un aumento de las ventas de arroz basmati.

» El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO registró un promedio de 178,7 puntos en febrero, lo que supone un descenso de 7,6 puntos (el 4,1 %) con respecto a enero y constituye su primera caída intermensual desde octubre de 2016. No obstante, el índice todavía se encuentra 28 puntos (o el 19 %) por encima de su valor del año pasado. El descenso de los precios en febrero se debe principalmente a la evolución de los mercados de aceite de palma y aceite de soja. Mientras que las previsiones de un aumento de la producción en Asia sudoriental y la desaceleración de la demanda mundial de importaciones ejercieron una presión a la baja en los precios del aceite de palma, las cotizaciones de la soja disminuyeron debido a un incremento de las previsiones sobre las cosechas en el Brasil y la Argentina, así como a los abundantes suministros de aceite de soja en la Argentina y los Estados Unidos de América, a consecuencia de una demanda moderada de los productores de biodiésel.

» El índice de precios de los productos lácteos de la FAO se situó en un promedio de 194,2 puntos en febrero, ligeramente por encima del mes anterior, con lo que alcanzó su nivel más elevado desde agosto de 2014. A este nivel, el índice ha aumentado 52 puntos (o el 37 %) desde el mismo mes del año pasado. Mientras que los mercados de productos lácteos están a la expectativa de la nueva tendencia de las disponibilidades para la exportación desde los Estados Unidos de América y la Unión Europea (UE) a medida que transcurre la actual campaña lechera, la oferta en el mercado internacional sigue siendo adecuada considerando el nivel de la demanda. Examinando las tendencias generales de los mercados durante los últimos 12 meses, la grasa de mantequilla ha sido el producto lácteo más demandado, lo que causó que los precios de la mantequilla y la leche entera en polvo aumentaran mucho más que los de la leche desnatada en polvo y el queso.

» El índice de precios de la carne de la FAO* se situó en febrero en un promedio de 160,6 puntos, es decir, 1,7 puntos (un 1,1 %) más que en enero; los precios de la carne de bovino y ovino registraron un aumento, mientras que los de las carnes de aves de corral y cerdo experimentaron pocas variaciones. En Australia subieron las cotizaciones dado que la reconstitución de la cabaña ganadera redujo la disponibilidad de carne de bovino. Mientras tanto, el final del punto álgido de la temporada de sacrificios de ovino para carne en Oceanía afectó a la oferta y desencadenó un aumento de los precios. En cambio, los mercados de carne de aves de corral y de porcino se mantuvieron bien equilibrados.

» El índice de precios del azúcar de la FAO registró un promedio de 290,3 puntos en febrero, es decir, 1,8 puntos (un 0,6 %) más que en enero. Los precios internacionales siguieron siendo sensibles a los cambios de las perspectivas para la producción de azúcar en los principales países productores, especialmente en el Brasil, el mayor productor y exportador mundial de azúcar, donde sigue prevaleciendo una prolongada restricción de la oferta. Los déficits de producción previstos en la India y Tailandia, el segundo exportador de azúcar más importante del mundo, también han contribuido en cierta medida a sostener los precios. Los informes sobre el aumento previsto de la producción en la UE, debido al incremento de la superficie de cultivo de remolacha, y China limitaron el aumento intermensual.

* A diferencia de otros grupos de productos básicos, la mayoría de los precios utilizados en el cálculo del índice de precios de la carne de la FAO no se encuentra disponible en el momento del cómputo y publicación del índice de precios de los alimentos de la Organización; por tanto, el valor del índice de precios de la carne de los meses más recientes se deriva de una combinación de precios previstos y observados. En ocasiones, esto puede hacer precisas revisiones significativas del valor final del índice de precios de la carne de la FAO que, a su vez, podrían influir en el valor del índice de precios de los alimentos de la Organización.

Descargar el fichero completo: Excel, CSV

| Para obtener mayor información, sírvase comunicarse con nosotros.


Download full dataset: Excel