FAO.org

Inicio > Situación Alimentaria Mundial > Nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales
Situación Alimentaria Mundial

Nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales

La nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales ofrece una perspectiva actualizada del mercado mundial de cereales. La nota de este mes se complementa con una evaluación detallada de la producción de cereales y de las condiciones de la oferta y la demanda por países y regiones incluida en la publicación trimestral Perspectivas de cosechas y situación alimentaria. En Perspectivas alimentarias se publican bianualmente análisis más detallados de los mercados mundiales de cereales así como de otros productos alimentarios importantes.

Fechas de publicación en 2016: 4 de febrero, 3 de marzo, 7 de abril, 5 de mayo, 2 de junio, 7 de julio, 8 de septiembre, 6 de octubre, 10 de noviembre, 8 de diciembre.

Las previsiones sobre la producción mundial de cereales aumentan en 22 millones de toneladas, al tiempo que se incrementan las reservas y el comercio mundiales

Fecha de publicación: 08/09/2016

Las previsiones sobre la oferta y la demanda mundiales de cereales en la campaña comercial 2016/17 se han ajustado notablemente desde julio, tras la realización de revisiones al alza significativas de los pronósticos acerca de la producción en varios países. Sobre la base de la información más reciente, la FAO prevé que la situación respecto de la oferta y la demanda mundiales de cereales en 2016/17 sea más cómoda incluso de lo previsto al inicio de la campaña.

La previsión actual de la FAO sobre la producción mundial de cereales en 2016 se sitúa en cerca de 2 566 millones de toneladas, es decir, 22 millones de toneladas (o un 0,9 %) por encima del pronóstico de julio y 40 millones de toneladas (o un 1,6 %) más que en 2015. Estas perspectivas optimistas reflejan principalmente la mejora de las previsiones sobre la producción de cereales secundarios, que actualmente se ubican en 1 329 millones de toneladas, esto es, un 1,0 % por encima de lo pronosticado en julio y un 2,1 % más que en 2015. La mayor parte de este aumento se debe a una significativa revisión al alza, de 18 millones de toneladas, de la cosecha de maíz en los Estados Unidos, donde se prevé que aumentarán los rendimientos gracias a unas condiciones atmosféricas favorables. También se han incrementado los pronósticos relativos a la producción de maíz en Etiopía, México y el Sudán. Estos aumentos se vieron contrarrestados en parte por recortes en la producción de maíz y cebada en la Unión Europea (UE) y de maíz en el Brasil a causa de rendimientos mucho más bajos. Asimismo, mejoraron las perspectivas para el trigo (en un 1,2 %), con lo que el pronóstico sobre la producción mundial de este año se ubica en 741 millones de toneladas, por encima del récord alcanzado en 2015. Gran parte del incremento de este mes se debe a importantes revisiones de los pronósticos acerca de la producción de trigo en Australia, el Canadá, los Estados Unidos, la Federación de Rusia, la India, y Ucrania que compensan con creces una reducción significativa de la previsión sobre la cosecha de trigo en la UE, principalmente a causa de los daños producidos en Francia por el tiempo húmedo. De acuerdo con las previsiones actuales, la producción de arroz en 2016 se ubica en casi 496 millones de toneladas, esto es, 700 000 toneladas más que en las previsiones anteriores y un nuevo récord. El ajuste al alza es el resultado de unas previsiones sobre la siembra mayores de lo previsto anteriormente en Asia, debido a condiciones atmosféricas favorables, y en los Estados Unidos, sobre todo a causa de los precios menos interesantes de los cultivos con los que compite. Sin embargo, los pronósticos relativos a la producción de arroz en el Brasil, China y Sri Lanka se han reducido ligeramente desde julio, en todos los casos debido a las repercusiones negativas del exceso de precipitaciones.

A pesar de las importantes revisiones al alza de las cifras relativas a la producción realizadas este mes, el pronóstico de la FAO en relación con la utilización mundial de cereales en 2016/17 se ha mantenido prácticamente invariado respecto del informe anterior, manteniéndose cerca de los 2 555 millones de toneladas. De confirmarse, la utilización total de cereales superaría en un 1,6 % el nivel alcanzado en la campaña precedente, debiéndose la mayor parte del incremento al maíz, el trigo y el arroz. Se prevé que, en total, la utilización mundial de maíz en 2016/17 alcanzará un máximo histórico de 1 029 millones de toneladas, es decir, un 2,2 % más que en 2015/16. Se prevé que el mayor aumento interesará a los Estados Unidos, donde la cosecha récord de maíz de 2016 y la bajada de los precios internos podrían favorecer un incremento del uso de maíz como pienso cercano al 9 % (12 millones de toneladas) en términos interanuales. La previsión sobre la utilización mundial de trigo en 2016/17 se ha revisado ligeramente al alza respecto del informe anterior, hasta alcanzar los 728,7 millones de toneladas. Se estima que los abundantes suministros de trigo de baja calidad estimularán el uso mundial de trigo como pienso, que alcanzará los 145 millones de toneladas, es decir, un 5,8 % más que en 2015/16. Según las previsiones, la cantidad total de trigo utilizado para el consumo humano directo se sitúa en 499 millones de toneladas, esto es, alrededor de un 1,0 % más que en 2015/2016. De confirmarse, el consumo promedio se mantendría estable en unos 67 kg per capita. Por el contrario, las previsiones sobre la utilización de arroz en 2016/17 se redujeron en unas 600 000 toneladas respecto de la previsión de julio, situándose en 502,6 millones de toneladas. A pesar de esta revisión, se prevé que el uso mundial de arroz superará en un 1,4 % el récord de 2015/16, dando como resultado un ligero aumento del uso per capita como alimento a nivel mundial, que ascendería a 54,4 kg.

El pronóstico de la FAO relativo a las existencias mundiales de cereales al final de las campañas de 2017 se ha incrementado en 28 millones de toneladas (o un 4,5 %) desde julio, ubicándose en casi 664 millones de toneladas, es decir, un 0,7 % por encima de su nivel de apertura. Como consecuencia de ello, según las previsiones actuales la relación entre las existencias y la utilización de cereales a nivel mundial, uno de los principales indicadores de la seguridad alimentaria mundial, se situará en un 25,3 % en 2016/17, es decir, un punto porcentual más de lo previsto en julio y muy por encima del mínimo histórico del 20,5 % registrado en 2007/08. Según las previsiones, las reservas mundiales de trigo se incrementarán en un 3,5 % (7,9 millones de toneladas) hasta alcanzar los 233 millones de toneladas, esto es, un 7,5 % (16 millones de toneladas) por encima de lo previsto en el último informe. El mayor ajuste al alza de este mes se produce en China, seguida por la India, Marruecos y los Estados Unidos, lo cual compensa con creces un recorte en la UE. En comparación con su nivel de apertura, actualmente se prevé que las reservas de trigo aumentarán de modo significativo en China (casi 11 millones de toneladas más), así como en los Estados Unidos (3,2 millones de toneladas más) y la Federación de Rusia (2,2 millones de toneladas más). La previsión sobre las existencias de cereales secundarios también se ha incrementado significativamente, alrededor de 11 millones de toneladas (un 4,4, %), hasta alcanzar unos 265 millones de toneladas, valor ligeramente superior a su nivel de apertura. Las revisiones al alza de las existencias de maíz supusieron la mayor parte del ajuste; en particular en los Estados Unidos, donde se calcula que los remanentes de maíz ascenderán a cerca de 61 millones de toneladas, es decir, unos 10 millones de toneladas más de lo previsto en julio y unos 18 millones de toneladas (un 41 %) por encima del nivel alcanzado en la campaña precedente. De acuerdo con las previsiones actuales, las reservas mundiales de arroz al cierre de la campaña 2016/17 ascenderán a 165,8 millones de toneladas, esto es, 3,8 millones de toneladas por debajo de sus niveles de apertura, pero 1,0 millones de toneladas por encima de lo pronosticado en julio. Los Estados Unidos, la India y Viet Nam, todos ellos grandes exportadores de arroz, fueron los responsables de la revisión al alza de este mes, que refleja una producción mayor de lo previsto anteriormente junto a una disminución de las perspectivas de exportación.

El pronóstico de la FAO acerca del comercio mundial de cereales en 2016/17 se ha incrementado este mes en cerca de 9 millones de toneladas (un 2,4 %), con lo que se sitúa en cerca de 383 millones de toneladas. Debido a un ajuste al alza todavía más significativo (11 millones de toneladas) de la previsión sobre el comercio mundial en 2015/16 desde julio, la previsión revisada sobre el comercio de cereales en 2016/17 es casi 10 millones de toneladas (o un 2,5 %) inferior al nivel correspondiente a 2015/16.

Según las previsiones actuales, el comercio mundial de trigo (julio/junio) ascenderá a 163,5 millones de toneladas, es decir, 5 millones de toneladas más de lo previsto en julio, pero aún así 1,4 millones de toneladas menos que en 2015/16. El pronóstico sobre el comercio de trigo se ha incrementado tras los ajustes al alza en relación con las importaciones de la UE, así como de varios países de Asia (Bangladesh, China y las Filipinas) y África (Argelia, Egipto, Sudáfrica y el Sudán). En cuanto a las exportaciones, se prevé que la Federación de Rusia resulte el mayor exportador de trigo del mundo (29,5 millones de toneladas) por primera vez. Por el contrario, se prevé que, a causa de la reducción de la cosecha este año, los envíos de la UE (anteriormente el principal exportador del mundo) disminuirán en un 24 % hasta situarse en 25,5 millones de toneladas, su nivel mínimo en cuatro años. Según las previsiones, el comercio internacional de cereales secundarios en 2016/17 (julio/junio) se ubicará en 175,5 millones de toneladas, esto es, 4 millones de toneladas más respecto del informe anterior, aunque aún así un 4,7 % (8,6 millones de toneladas) por debajo de la previsión correspondiente a 2015/16. Las previsiones actuales indican que, entre los principales cereales secundarios, el comercio mundial de maíz ascenderá a 135 millones de toneladas, es decir, 3 millones de toneladas más de lo pronosticado anteriormente, siendo América del Sur la responsable de la mayor parte de este ajuste al alza. La previsión sobre el comercio mundial de cebada también se ha incrementado, en 1,5 millones de toneladas, con lo cual alcanzaría los 27 millones de toneladas, debiéndose a Arabia Saudita y China la mayor parte de este aumento. Como en el caso del trigo, se prevé que los precios más bajos y los abundantes suministros promoverán un mayor comercio de cereales secundarios, pese a lo cual se calcula que el volumen global de comercio se mantendrá por debajo del nivel alcanzado en la campaña anterior, lo que incentivará la competencia entre los principales exportadores. En su nivel ligeramente revisado de 43,7 millones de toneladas, las previsiones sobre el comercio internacional de arroz en 2017 siguen señalando una demanda mundial pasiva por tercer año consecutivo, a causa del aumento de las disponibilidades a nivel local en importantes mercados asiáticos


Cuadros resumidos

Descargar el fichero completo

1/   Los datos sobre producción se refieren al primer año (civil) indicado. Por producción de arroz se entiende producción de arroz elaborado.
2/   Producción más existencias al inicio del ejercicio.
3/   Los datos sobre comercio se refieren a las exportaciones durante la campaña comercial, que va de julio a  junio en el caso del trigo y los cereales secundarios y de enero a diciembre en el caso del arroz (segundo año indicado).
4/   Puede no ser igual a la diferencia entre suministros y utilización debido a las diferencias en las campañas comerciales de los distintos países.
5/   Los cinco mayores exportadores de granos son la Argentina, Australia, el Canadá, la Unión Europea y los Estados Unidos; los mayores exportadores de arroz son la India, el Pakistán, Tailandia, los Estados Unidos y Viet Nam. Por  “desaparición” se entiende la utilización interna más las exportaciones para una campaña dada.