RELATED EVENTS

Mujeres del medio rural: colaboradoras decisivas en la lucha contra el hambre y la pobreza


Objetivo del acto:

La finalidad de este evento es lograr que la función y la contribución de la mujer del medio rural, a la consecución de los objetivos de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 1996, adquieran mayor relieve y reciban reconocimiento y apoyo. Se trata de movilizar más voluntad política y recursos para eliminar las desigualdades persistentes entre hombre y mujer, prestando especial atención al acceso a los recursos naturales y a los servicios conexos, a su control y a la distribución de los beneficios derivados de ellos. Se espera que de esta reunión se desprenderá un mensaje convincente en apoyo de las mujeres del medio rural por parte de la FAO y de los grupos interesados reunidos en Roma, que pueda transmitirse también a la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible que se celebrará en Johannesburgo del 26 de agosto al 4 de septiembre de este año.

Antecedentes:

Está muy extendida la opinión de que las mujeres del medio rural, la mayoría de las cuales son agricultoras, son colaboradoras decisivas en la lucha contra el hambre y la pobreza. Esta opinión está recogida en un gran número de compromisos y acuerdos internacionales. Hay varios instrumentos disponibles para mejorar la condición de las mujeres del medio rural y promover la igualdad entre el hombre y la mujer en la agricultura y el desarrollo rural. Por ejemplo, el Plan de Acción de la FAO sobre Género y Desarrollo (2002-2007) tiene por objeto promover la igualdad entre el hombre y la mujer en el acceso a los recursos, definidos en sentido amplio como alimentos, recursos naturales, servicios de apoyo a la agricultura, adopción de decisiones y oportunidades de empleo, y en el control de los mismos.

Además, el artículo 14 de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, adoptada en 1979 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, prevé la distribución por igual de los beneficios entre las mujeres y los hombres del medio rural y subraya que la participación de ambos en igualdad de condiciones es fundamental para el desarrollo sostenible de las zonas rurales. La mayoría de los Estados Miembros de la FAO han firmado esta Convención y han asumido por lo tanto el compromiso jurídicamente vinculante de tomar las medidas apropiadas para

eliminar la discriminación contra las mujeres en la agricultura y garantizarles el acceso a los recursos productivos agrícolas, incluidos la tierra y el crédito, en igualdad de condiciones. Para cumplir los compromisos contraídos en virtud de la Convención, es necesario elaborar políticas y estrategias que permitan crear un entorno propicio para el adelanto de las mujeres del medio rural, inclusive en materia de capacitación, acceso a servicios relacionados con la producción y tecnologías que ahorren trabajo y generen tiempo libre para poder aumentar su representación y su participación en los órganos decisorios pertinentes.

La igualdad entre hombres y mujeres y la eliminación de la discriminación por razones de género son tanto objetivos válidos de desarrollo en sí mismos como medios necesarios para alcanzar los objetivos de desarrollo del Milenio, establecidos por las Naciones Unidas, de reducir el hambre y la pobreza a la mitad para el año 2015. Se reconoce en general que la consecución de este objetivo en las zonas rurales, donde vive el 70 por ciento de la población pobre, está relacionada con el acceso a los recursos naturales, su control y la participación en los beneficios derivados de ellos. Por consiguiente, el acceso equitativo de la mujer a esos recursos ha sido una exigencia fundamental de los principales grupos interesados durante los preparativos para la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible.

Los objetivos de desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas han recordado también la importancia de medir los progresos realizados en el desarrollo. Para ello se necesitan indicadores que tengan en cuenta las necesidades de la mujer. Esta fue también una de las principales recomendaciones que se formularon en la Consulta de Alto Nivel sobre la Mujer Rural y la Información, que se celebró en la FAO en 1999.

A pesar de todos estos compromisos y recomendaciones, las mujeres del medio rural siguen estando insuficientemente representadas en los procesos decisorios y a menudo se les pasa por alto en la preparación, ejecución y vigilancia de políticas y programas de desarrollo rural. De este modo se limitan gravemente la eficacia, igualdad y sostenibilidad de las estrategias y programas para hacer frente a los problemas del desarrollo.

Cuestiones para debate:

Para mejorar la condición de las mujeres del medio rural y promover la igualdad entre el hombre y la mujer en la agricultura y el desarrollo rural, los debates se centrarán en dos aspectos fundamentales: 1) la igualdad en el acceso a los recursos naturales y productivos y en su control; 2) la plena participación de las mujeres del medio rural en la formulación de políticas a todos los niveles y a través de las actividades de desarrollo.

La aplicación de medidas en estos ámbitos y la elaboración y utilización de indicadores que tengan en cuenta las necesidades de la mujer para vigilar y evaluar los progresos realizados exigirán asociaciones de base amplia Norte-Sur y Sur-Sur, y la intervención de todas las partes interesadas, tanto gubernamentales como no gubernamentales, y de la sociedad civil, incluidos los propios hombres y mujeres del medio rural, los medios de comunicación y otros actores que se esfuerzan en conseguir el objetivo común de asegurar el desarrollo sostenible y la seguridad alimentaria en beneficio de toda la población.

En este acto, que durará medio día, podrán participar todos los delegados oficialmente acreditados de países y organizaciones observadoras participantes en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación: cinco años después. El acto se desarrollará en forma de mesa redonda e irá seguido de un diálogo abierto con los delegados asistentes.

El acto estará presidido por la Excelentísima Sra. Margareta Winberg, Ministra de Agricultura, Alimentación y Pesca de Suecia, y copresidido por el Excelentísimo Sr. Thoko Didiza, Ministro de Agricultura y Asuntos Territoriales de Sudáfrica. Dos oradores especialmente invitados (Rosalina Tuyuc Velázquez, de Guatemala, y Vandana Shiva, de la India) compartirán sus opiniones y estimularán el debate.


 

Inicěo de página

© FAO, 2002