ACTO COLATERAL - FORO DE LAS ONG/OSC

DISCURSO DEL DIRECTOR GENERAL DE LA FAO



Roma, 9 de junio de 2002

Señoras y señores representantes de las organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil:

Deseo ante todo expresar mi satisfacción por verles en esta ocasión en un número tan grande y tan motivados. Entre la gran diversidad de asociados que están representados aquí, deseo saludar en particular a aquéllas y aquéllos sin los cuales nada es posible : los productores agrícolas, cultivadores, ganaderos, trabajadores forestales, pescadores, esos centenares de millones de campesinos de los que depende la producción de alimentos de hoy y de mañana. Hay un número escandalosamente alto de ellos que sufren en estos mismos momentos pobreza y hambre. Las poblaciones autóctonas son particularmente vulnerables y hay que proteger su acceso a los recursos naturales para su supervivencia y para la conservación de los ecosistemas frágiles y amenazados. También las mujeres, que son protagonistas esenciales de la cadena alimentaria desde la explotación agrícola hasta la mesa, sufren una discriminación empobrecedora de hecho y de derecho.

El encuentro de hoy es particularmente importante para cambiar el curso funesto de la lucha contra el hambre. Es indispensable que todos ustedes se movilicen y participen. Su conocimiento de la realidad, su creatividad, su dedicación y sus recursos pueden acelerar de forma decisiva los progresos hacia la erradicación del hambre en el mundo.

Hace cinco años, la Cumbre había decidido reducir a la mitad el número de personas subnutridas no más tarde del año 2015. Sin embargo, el número de personas que sufren hambre disminuye en seis millones al año, en lugar de los 22 millones necesarios para alcanzar el objetivo. Varios países, entre los más poblados, registran una disminución del número de personas que sufren hambre más rápida que el objetivo mínimo fijado. En cambio, en la gran mayoría de los países en desarrollo el número de personas malnutridas está estancado, o incluso aumenta. Son necesarias la voluntad política y la movilización de los recursos indispensables. El hambre, causa y consecuencia dramática de la pobreza, se debe combatir inmediatamente, por ser la negación del derecho humano más fundamental: el derecho a la integridad biológica, que es el derecho a la vida.

Las consultas nacionales y regionales y los estudios que ustedes han realizado, coordinados por su Comité Internacional de Planificación, han puesto de relieve las cuestiones fundamentales que en sus grandes orientaciones se corresponden con el Marco Estratégico de la FAO y el Plan de Acción de la Cumbre de 1996.

Después de la clausura de la Cumbre de 1996, la FAO ha colaborado con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos con el fin de aclarar los derechos relativos a la alimentación. También ha seguido de cerca la iniciativa que ha culminado en el Código de Conducta sobre el Derecho a una Alimentación Adecuada, aprobado por 800 organizaciones no gubernamentales.

La FAO, por su parte, ha creado un Cuadro de Expertos Eminentes sobre la Ética de la Alimentación y la Agricultura, grupo independiente cuyos informes son públicos.

Señoras y señores:

La sostenibilidad de la agricultura, el desarrollo rural y la seguridad alimentaria es un objetivo básico del cometido de la FAO que contribuye al desarrollo de la agricultura biológica o ecológica. También organiza negociaciones para acuerdos internacionales y códigos de conducta responsables en relación con la pesca, la agricultura, la utilización de la tierra y el agua, los plaguicidas y otros insumos químicos. Con respecto a las nuevas tecnologías, preconiza el recurso a los principios de la ética, la transparencia y la seguridad con una base científica. Además ha reforzado su dispositivo sobre la inocuidad de los alimentos.

El Programa Especial para la Seguridad Alimentaria, que se está aplicando en 69 países, demuestra que es posible realizar progresos significativos. Con métodos de producción sencillos y poco costosos es posible respetar el medio ambiente. También hay que asegurar la participación de las comunidades rurales pobres en la concepción y la ejecución de los proyectos que les conciernen. La conservación de los recursos genéticos como patrimonio de la humanidad para las generaciones presentes y futuras tiene una importancia capital. Las ONG han contribuido en gran medida a la formulación del Plan de acción mundial para la conservación y la utilización sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura, aprobado en Leipzig, y desempeñan una función decisiva en su aplicación.

El 3 de noviembre de 2001 se aprobó el Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura en la Conferencia de la FAO, tras muchos años de negociaciones intergubernamentales. El Tratado debe garantizar la conservación y la utilización sostenible de estos recursos, así como la distribución equitativa de los beneficios derivados de su utilización. Me congratulo de la contribución y el apoyo de numerosas ONG a lo largo de todas estas negociaciones.

Los pequeños campesinos del mundo en desarrollo se desaniman al ver socavados sus esfuerzos de mejora de la productividad por el descenso constante de los precios como consecuencia del apoyo a la agricultura de los países de la OCDE, que asciende a 1 000 millones de dólares al día. Además, estos recursos no llegan a los pequeños campesinos, pastores y pescadores. En uno de los grandes países, el 50 por ciento del apoyo va al 8 por ciento de los agricultores que tienen unos ingresos anuales de más de 100 000 dólares. Otra parte de los recursos va a otros sectores conexos, en particular a las sociedades de transporte y almacenamiento, así como a los productores de insumos y de productos acabados.

Señoras y señores :

La contribución de todos ustedes a la labor de la Cumbre podrá asumir diversas formas, por medio de sus debates técnicos, sus intervenciones en sesión plenaria, su participación en las mesas redondas de asociados múltiples y su Declaración final.

Deseo aprovechar esta ocasión para hacer un llamamiento solemne en pro de una colaboración más activa y fructuosa entre la FAO, las organizaciones no gubernamentales, la sociedad civil y las organizaciones de pequeños productores del medio rural. En el documento Políticas y estrategias de la FAO para la colaboración con las ONG-OSC, elaborado en consulta con ustedes, se proponen los principios y las modalidades de esa colaboración. Se ha de concretar sobre el terreno, en las reflexiones, en los esfuerzos de información y la sensibilización de la opinión de la pública y en las campañas de movilización de recursos.

Un político ha dicho que « los Estados no tienen amigos, tienen intereses ». Ante la razón de Estado, muda a causa de un egocentrismo implacable y consideraciones mercantiles, las ONG constituyen la fuerza de rechazo ético, el último refugio del altruismo y la solidaridad humana.

¿Cuántos Jefes de Estado y de Gobierno de países de la OCDE se han desplazado a esta Cumbre de los pobres? Dos de un total de 29. Si se excluyen ciertos impedimentos nacionales excepcionales, se tiene un indicador de la prioridad política que se concede al drama del hambre.

Ustedes, las ONG, pueden contribuir enormemente a cambiar este orden inmoral participando en la « Alianza mundial contra el hambre ». Ustedes son la Vox Populi, y en consecuencia la Vox Dei.

Muchas gracias por su amable atención.


 

Top of Page

© FAO, 2002