NOTICIAS DE LA CUMBRE

PARMALAT y FAO unen sus fuerzas en la Cumbre contra el hambre

ROMA, 7 de junio de 2002 -- La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y Parmalat, el gigante italiano de la industria alimenticia, firmaron un acuerdo de apoyo a la Cumbre mundial contra el hambre que será inaugurada el lunes 10 de junio, informó la FAO.

De acuerdo a lo concordado entre ambas instituciones, Parmalat contribuirá con más de 360.000 Euros, incluyendo apoyo en especies, a fin de cubrir diversos costos relacionados con las necesidades de infraestructura, comunicaciones e información, así como también con otros suministros para la "Cumbre Mundial sobre la Alimentación: cinco años después". Además, lo que se recaude de la venta de productos Parmalat en la sede de la Cumbre será donado al Fondo Especial de TeleFood para financiar pequeños proyectos de agricultura, ganadería y pesca, que ayuden a las familias de campesinos pobres a producir más alimentos.

Esta iniciativa hace parte de una alianza de largo plazo entre la FAO y Parmalat iniciada el año 2000, a raíz de la cual la compañía italiana está apoyando el trabajo de la FAO en la lucha contra el hambre con fondos que alcanzan a cerca de un millón y medio de Euros. Uno de los objetivos más ambiciosos de la FAO es incorporar al sector privado en un esfuerzo común por lograr la meta planteada por la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 1996, en el sentido de reducir a la mitad hacia el año 2015 el número de personas afectadas por el hambre.

Según la FAO, el progreso realizado en el cumplimiento de esa meta ha sido muy lento. Para alcanzar el objetivo, el número de desnutridos debe reducirse anualmente en 22 millones, cifra muy por encima de la tasa actual de 6 millones con que se avanza cada año. Jefes de Estado y de Gobierno de países ricos, de ingresos medios y pobres se reunirán en la FAO entre el 10 y el 13 de junio para analizar esta situación y definir soluciones con el fin de avanzar en el logro de esta meta.

"Parmalat se ha comprometido a trabajar con la FAO", según Calisto Tanzi, Presidente de Parmalat, "porque esta es una alianza que nos permite hacer una contribución importante a las poblaciones más necesitadas del mundo." La Cumbre de junio y todas las reuniones paralelas vinculadas a ella tienen la posibilidad de producir un impacto de largo plazo en la solución de los problemas de inseguridad alimentaria en el mundo, dijo Tanzi.

El Director General de la FAO, Dr. Jacques Diouf, subrayó la importancia de la contribución de Parmalat, afirmando que "si queremos realmente hacer reducciones sustanciales en el número de personas que sufren hambre, es esencial la participación del sector privado". Agregó además que "estoy muy contento que Parmalat haya elegido trabajar con nosotros en la «Cumbre Mundial sobre la Alimentación: cinco años después», porque ello refleja una conciencia importante sobre la seriedad del problema y la necesidad de desarrollar alternativas nuevas e innovadoras respecto a la asistencia agrícola tradicional."

Parmalat, un líder mundial en la producción y el procesamiento de leche y otros alimentos, está presente en más de 30 países. Por su parte, la FAO es una de las mayores agencias especializadas de la ONU y juega un papel central en la lucha contra el hambre y en el mejoramiento de los niveles de nutrición de los países en desarrollo.

    ¿sugerencias?   escriba al webmaster

© FAO, 2002