NOTICIAS DE LA CUMBRE

Las campesinas: fundamentales en la lucha contra el hambre y la pobreza

Las mujeres alimentan al mundo, pero no tienen acceso a los insumos principales y cuentan poco en las decisiones

Roma 12 Junio 2002 -- "Un antiguo proverbio chino reza: 'las mujeres sostienen la mitad del cielo'. En la lucha contra el hambre y la pobreza, las mujeres, especialmente las campesinas, sin duda sostienen la mitad más pesada", dijo hoy David A. Harcharik, Director General Adjunto de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, en una reunión sobre la decisiva función de las mujeres en alimentar al mundo.

En el tercer día de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación: cinco años después, se reunieron Jefes de Estado, ministros, funcionarios de alto nivel y representantes de organizaciones no gubernamentales de todo el mundo en la sesión titulada "Mujeres del medio rural: colaboradoras decisivas en la lucha contra el hambre y la pobreza". El propósito de esta reunión, organizada por la Dirección de Género y Población de la FAO, con apoyo económico de Suecia, fue obtener el reconocimiento para las mujeres de su calidad de agricultoras por derecho propio y promover una mayor voluntad política para eliminar las persistentes desigualdades entre los sexos.

El Presidente de la República de Rwanda, Paul Kagame, inauguró la reunión con la afirmación de que las campesinas llevan la carga del subdesarrollo. "Hoy en día es necesario reconocer que las mujeres deberían tener derecho a las tierras, acceso al crédito, el derecho de participar en la distribución de los beneficios de la producción agrícola, el derecho de heredar las propiedades y el derecho a la educación". También insistió en la importancia de que las mujeres del medio rural tengan igualdad de derechos para participar en el proceso político, y agregó que estas mujeres deben ser consideradas como socias en condiciones de igualdad para luchar contra la pobreza.

Las campesinas constituyen la mayoría de los 1 500 millones de personas que viven en la pobreza absoluta. Aunque las mujeres son jefes de una quinta parte de los hogares rurales, y en algunas regiones de más de un tercio de los mismos, ellas sólo son propietarias de alrededor del 1% de las tierras.

Las dos principales oradoras de la reunión, Rosalina Tuyuc, de Guatemala, y Vandana Shiva, de la India, hablaron de la falta de acceso para las campesinas a los recursos y de que ellas no participan en la elaboración de las políticas.

Rosalina Tuyuc es titular de la Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala (CONAVIGUA), ex vicepresidenta del Congreso de Guatemala, activista de derechos humanas y étnicamente es maya. Expresó: "Trabajamos las tierras con las manos y las hacemos productivas, pero esto no ha bastado para asegurar que haya alimentos para todos. Nuestras tierras no producen mucho, porque las mejores tierras están en manos de los que no la trabajan".

Vandana Shiva, Directora de la Fundación de Investigación para la Ciencia, la Tecnología y la Ecología de la India, apoyó los comentarios de la señora Tuyuc. Shiva por su parte es física, ecologista y autora de numerosos títulos. "Es hora de darse cuenta de quién alimenta en realidad al mundo", afirmó. Las campesinas son más numerosas, producen más y lo hacen con menos recursos. Además, ellas son las guardianas de la biodiversidad. No necesitan apoyo patriarcal. Ellas y sus futuros son los recursos del futuro".

Las estadísticas demuestran que casi el 70% de las mujeres económicamente activas en los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos trabajan en el sector agrícola. Pero pese a su decisiva participación en la defensa de la seguridad alimentaria, las mujeres del medio rural luchan con el hambre y la pobreza en tierras cada vez más marginales y con menos recursos. Los responsables de tomar las decisiones pocas veces escuchan su voz. Para hacer escuchar su voz y que tengan más opciones, es necesario tomar medidas para asegurar que las mujeres tengan igualdad de acceso a los recursos, como las tierras, el agua, el crédito y la tecnología, y que puedan participar plenamente en la elaboración de las políticas.

"Debe considerarse una misma tarea congruente reducir la pobreza y establecer la seguridad alimentaria y la igualdad entre los sexos, afirmó la Presidenta de la sesión, Margareta Winberg, Ministro de Agricultura, Alimentos y Pesca y de Paridad entre los Sexos de Suecia. No ha sido así hasta el momento". Añadió: "mandemos un claro mensaje desde este seminario y esta Cumbre a todos los responsables de tomar las decisiones, a los delegados de la Cumbre de Johannesburgo que se celebra este año, en el verano, y a la comunidad internacional: la igualdad entre los sexos es condición necesaria para erradicar la pobreza y el hambre y promover el crecimiento y el desarrollo sostenible para todos".
Mujeres cosechando arroz en Tanzanía

Mujeres cosechando arroz en Tanzanía

    ¿sugerencias?   escriba al webmaster

© FAO, 2002