NOTICIAS DE LA CUMBRE

Llegar a los campesinos pobres

El Banco Mundial decide actuar en el ámbito rural y poner fin a la disminución de la financiación del desarrollo rural

ROMA, 1 de julio de 2002 -- El Banco Mundial ha reducido su contribución al desarrollo rural en los últimos 10 años, como la mayor parte de los donantes. Su nueva Estrategia de desarrollo rural invierte esa tendencia, pero pide introducir grandes cambios de énfasis y de actitud en los países donantes y en los países beneficiarios.

El Vicepresidente del Banco para el Desarrollo Sostenible, Ian Johnson, declaró en una concurrida reunión durante la Cumbre Mundial sobre la Alimentación: cinco años después, que la pobreza tradicionalmente se definió a través del ingreso per cápita, pero que hoy el Banco también considera la falta de participación y de acceso a los servicios, por ejemplo de salud y educación. Este cambio de perspectiva ayudó a definir la nueva estrategia, que se presentará a la Junta Ejecutiva de los Directores del Banco este verano.

David Forbes-Watt, titular del Centro de Inversiones de la FAO, acogió favorablemente la política propuesta. "Tiene ideas nuevas, es muy dinámica y está orientada a los resultados", comentó más tarde. También considera oportuno poner mayor énfasis en el desarrollo rural. " La financiación para el desarrollo rural había disminuido considerablemente, pero creo que han entendido la necesidad de trabajar en el ámbito rural para combatir la pobreza, porque ahí viven la mayoría de las personas pobres". El Centro de Inversiones, que facilita financiación para el desarrollo rural desde 1964, colabora estrechamente con el Banco Mundial.

El Director de Desarrollo Rural del Banco, Kevin Cleaver, al presentar la estrategia propuesta durante la Cumbre, recalcó los principales cambios de planteamiento:
  • Los sectores rurales pobres necesitan una voz más fuerte y proyectos que respondan a sus demandas

  • Enfoque en el conjunto de la sociedad rural y en todos los sectores económicos

  • Crecimiento de base amplia en la agricultura, la agroindustria, las empresas no alimentarias y servicios como los de salud

  • Reducir la duplicación de esfuerzos.


Menos hambre pero todavía pobres
Cleaver explicó que desde 1970 la producción de alimentos ha superado el crecimiento demográfico, y que ha disminuido el porcentaje de personas con malnutrición del total de la población. Pero los sectores pobres del medio rural en los países de bajos ingresos siguen siendo tan pobres como antes. Para alcanzar los objetivos del Banco de reducción de la pobreza para 2015, es necesario que se incremente en un 3,5% anual el Producto Interno Bruto (PIB) de estos países.

Como el 24% del PIB mundial está relacionado con la agricultura, los sectores pobres del campo deben tener acceso a la educación, el agua, la tecnología (comprendida la biotecnología) y los mercados para incrementar la productividad de su sector agrícola. Pero el desarrollo rural se ha descuido, porque conlleva un gran riesgo, y además por motivos ambientales y por el marco normativo sobre medio ambiente en los países en desarrollo. Estos factores limitan la rentabilidad de la agricultura, asi como los subsidios de los países subdesarrollados a sus propios productores, que restan competitividad a los productos de los países más pobres.

Cleaver asegura que un cambio de enfoque no es suficiente; el cambio sólo se dará modificando los comportamientos. Por ejemplo, los subsidios agrícolas de los países desarrollados ascienden a unos 300.000 o 350.000 millones de dólares. Nadie ha cuantificado realmente sus repercusiones en los países en desarrollo, pero Cleaver calcula que los subsidios tienen un costo aproximado de 50.000 millones de dólares en los ingresos agrícolas. La ayuda para el desarrollo agrícola asciende a apenas 8.000 millones de dólares en todo el mundo. Ésta debe crecer y los subsidios deben reducirse, afirma el representante del Banco Mundial.

Otras reformas que invoca la nueva estrategia son:
  • Prestar más atención al África subsahariana

  • Dar más apoyo a la transferencia de tecnología

  • Coordinar mejor la ayuda. En el pasado, la competición entre los donantes ha dado lugar a la duplicación de esfuerzos, con equipo y sistemas incompatibles.


Pero los países en desarrollo deben también intervenir con:
  • menos impuestos a insumos como los fertilizantes

  • mercados abiertos para crear un medio favorable para la agroindustria

  • más inversión en la investigación, la extensión y la infraestructura rural

  • libertad para las organizaciones de productores, como las cooperativas

  • procesos de reforma agraria.


A Cleaver le preguntaron si la inversión depende de la reforma estructural y él respondió que ambas podrían llevarse a cabo simultáneamente.

El documento sobre la estrategia del Banco afirma: "Para reducir la pobreza rural, el Banco debe ocuparse del espacio rural en su conjunto: la sociedad y la economía rural en sus aspectos agrícolas y no agrícolas. Aunque los enfoques anteriores identificaron casi todas las piezas del rompecabezas, no lograron ensamblarlas".

¿Conseguirá este planteamiento ensamblarlas? Forbes-Watt considera que sí. " El centro de atención es la agricultura, pero se abarca también el desarrollo rural en forma más amplia que anteriormente".

La nueva jornada del Banco en el ámbito rural está por comenzar.
Aunque la clave está en la agricultura, la estrategia del Banco Mundial se concentra en toda la sociedad rural

Aunque la clave está en la agricultura, la estrategia del Banco Mundial se concentra en toda la sociedad rural

    ¿sugerencias?   escriba al webmaster

© FAO, 2002