From the podium

From the podium


Excmo. Sr. Don Galo Plaza Pallares (Ministro de Agricultura y Ganadería de la Républica del Ecuador)

Agradezco la hospitalidad de Italia para la realización de esta Cumbre Mundial de la Alimentación, evento que realiza la FAO, Organismo que ha asumido la noble tarea de trabajar y coordinar a nivel internacional los esfuerzos de la Humanidad para garantizar la Seguridad Alimentaria y combatir el hambre y la pobreza en el Mundo. Es verdad que el desafío más serio, que enfrenta la mayoría de los países en vías de desarrollo, consiste en reducir la pobreza y el hambre. Sin embargo, a pesar de los ingentes esfuerzos emprendidos, los resultados no han sido los esperados. Nos queda mucho camino por recorrer y superar una serie de obstáculos, teniendo en cuenta que todavía existen millones de personas con problemas de inseguridad alimentaria.

Proponer soluciones a este problema es avanzar hacia un estado de mayor bienestar y crecimiento económico, dada la relación que existe entre nutrición, productividad y desarrollo. Para ello el sector agropecuario juega un papel estratégico en este propósito, pero sus acciones por si solas no son suficientes. Se requiere el esfuerzo conjunto de todos los actores nacionales e internacionales para superar de manera efectiva el flagelo del hambre y la pobreza mundial.

Debemos pasar de las declaraciones a afrontar este problema con acciones concretas y aplicables. Por eso estoy seguro que los países en vías de desarrollo requieren mayores y mejores condiciones de acceso a los mercados internacionales, en un ambiente de sana competencia tomando en cuenta las disparidades productivas y que brinden un trato acorde con las realidades nacionales.

Considero impostergable que los paises en vías de desarrollo tengan un tratamiento de igualdad, de plena competividad, a fin de que se pueda ir a un comercio y a un mercado abierto. Quiero llamar la atención de la comunidad internacional y de los países desarrollados para que se eliminen los altos subsidios a la agricultura, los cuales no nos permiten competir en igualdad de condiciones. La globalización no debe ser asumida por los países más pobres, y más aún, por la población que padece los niveles más altos de pobreza. Debemos afrontar los problemas globales con responsabilidad para que podamos garantizar la estabilidad mundial y regional.

Ecuador recibió este impacto negativo en la década anterior, donde el sector agropecuario sufrió un duro golpe; período en el cual perdió su dinamismo.

El Gobierno para recuperar el agro y enfrentar los problemas de pobreza y seguridad alimentaria, se propuso crear un entorno favorable para propiciar el desarrollo de nuestra economía, promoviendo la inversión, las exportaciones y la demanda interna, al igual que el ajuste de las finanzas públicas, el saneamiento M sector financiero, y la reducción de las tasas de interés y de la inflación. Estrategias que hoy muestran resultados positivos.

Dentro de este marco, estamos adelantando la política orientada a reactivar la producción agropecuaria, dirigida a garantizar a través de los encadenamientos productivos la competitividad de la producción agropecuaria en el concierto nacional e internacional, aprovechando algunas ventajas competitivas que presentan aún en algunos renglones productivos, priorizando el gasto público, cadenas productivas, focalizando la inversión en investigación, transferencia de tecnología, sanidad agropecuaria. Cabe señalar que la investigación y el desarrollo de tecnologías representa el 0.5% M PIB en América Latina, contrastando con la intensidad de la investigación agrícola en los países desarrollados, donde se estima un coeficiente M 2.5%; ello obliga a revisar las principales tendencias y proponer nuevos instrumentos de políticas tecnológicas.

Ecuador no ha logrado superar todavía los graves problemas de pobreza y de desigualdades sociales que han afectado a nuestra población por años. Como acción principal para el agro se ha puesto en marcha el programa de modernización de¡ sector agropecuario, el cual busca vincular a los pequeños productores de manera efectiva al aparato productivo.

El Gobierno está comprometido y no ahorrará esfuerzos en lograr mejores condiciones de vida para su población. La nueva Constitución garantiza el derecho a la Seguridad Alimentaria.

En esta dirección, con el apoyo de la FAO se está formulando el plan de seguridad alimentaria a fin de garantizar la alimentación en los segmentos de la población más vulnerable. Durante estos últimos cinco años, Ecuador viene trabajando en la difusión de¡ concepto de Seguridad Alimentaria, llegándose a uniformizar y aceptar el concepto establecido en la Cumbre Mundial sobre la alimentación de 1996. Las experiencias desarrolladas en el país nos han llevado a considerar la conveniencia de que conceptualmente la seguridad alímentaria debería contemplar cuatro componentes, dándole al CONSUMO el tratamiento de un componente adicional por las implicaciones propias en materia nutricional y alimentaria que rebasan los aspectos económicos de¡ acceso a los alimentos, dentro de la visión que se ha manejado en los proyectos de Seguridad Alimentaría en el país y que debería ser incorporado en esta dimensión en el análisis conceptual que sobre el tema deba realizar la Cumbre Mundial sobre la Alimentación.

Adicionalmente, considero importante continuar trabajando en Educación, Planificación Familiar y dentro de otro aspecto, el Uso de la Biotecnología como elementos esenciales de la estrategia de Seguridad Alimentaría.

Finalmente convoco a los países miembros de la FAO, particularmente a los más industrializados para que apoyen y fortalezcan las acciones gubernamentales de los países en vías de desarrollo en pro de reducir el hambre y la pobreza, como estrategia segura para promover el crecimiento, el desarrollo equilibrado y la estabilidad mundial.

Complete list of statements by order of delivery

See FAO Country profile


 

comments? please write to the webmaster

© FAO, 2002