From the podium

From the podium


Excmo. Sr. D. Rodolfo Coto Pacheco (Ministro de Agricultura y Ganadería de la República de Costa Rica)

En representación del Gobierno de la República de Costa Rica y en nombre del Sr. Presidente Doctor Abel Pacheco de la Espriella saludo cordialmente a quienes hoy se reúnen en este magno encuentro en cumplimiento de los compromisos que fueron suscriptos por los representantes de los Gobiernos que participaron en la primera Cumbre Mundial de la Alimentación, celebrada también en Roma en el mes de noviembre de 1996.

Quiero manifestar, en primer lugar, que Costa Rica como pueblo amante de la paz, la democracia y la solidaridad humana, ha mantenido la voluntad política de llevar a cabo acciones en todas aquellas áreas que componen el complejo tema de la seguridad alimentaria. Entre ellas el combate a la pobreza, atención especial de las necesidades en salud, educación y vivienda a los grupos vulnerables de la población, la lucha por el desarrollo de un sistema de comercio de alimentos leal y equitativo, la ampliación de oportunidades para el aumento y la mejor inserción de estructuras productivas de la sociedad, la protección de los recursos naturales y su desarrollo integral sostenible y un ajuste necesario del marco institucional que se requiere para lograr la vigencia de un plan nacional de seguridad alimentaria. Durante todo este tiempo hemos venido actuando en todas las áreas de acción comprometidas en el Plan, pero, sin duda, el combate a la pobreza continua siendo la mayor preocupación de nuestros gobernantes. Es por ello que una política de seguridad alimentaria, en el ámbito del sector agropecuario, debe ser complementada con acciones colaterales en otros sectores como salud, ambiente, educación, bancas, ciencia, tecnologías y otros.

En el ámbito interno, nuestra preocupación más importante es la creciente dependencia de nuestro país de mercados externos de alimentos básicos. Es por ello que nos preocuparemos porque el productor agrícola de estos bienes deba especializarse y alcanzar elevados niveles de eficiencia para participar con sus productos en los mercados externos. En el ámbito regional, estamos conscientes de que para alcanzar la seguridad alimentaria no basta que un solo país realize múltiples acciones para atender las diversas demandas que genera el combate a la pobreza y a la seguridad alimentaria. Los países hermanos que conforman con nosotros la región centroamericana, sufren pobreza, desempleo, hambre, subnutrición y el deterioro del ambiente por depredación de los recursos y la ocurrencia de desastres naturales. Al igual que Costa Rica, se ven afectados por los problemas estructurales que padece su sector agrícola. Por tal razón, los esfuerzos de los países más ricos y poderosos deben orientarse hacia el apoyo del área centroamericana, donde los fenómenos climáticos adversos, los bajos precios internacionales de nuestros productos, el deterioro de los términos de intercambio y, sobretodo, el trato desigual en las relaciones comerciales por parte de los países ricos, han aumentado las condiciones de pobreza en la región. En este sentido, consideramos prioritario el cese inmediato de prácticas desleales que establecen precios de mercado mucho más bajos de los costos de producción y la aplicación salvaje de los subsidios a las exportaciones que nos imponen algunos países desarrollados.

Nuestro Gobierno ha adquirido un compromiso de reducción de la pobreza ante la población costarricense y la comunidad internacional, contemplando la formación de un Plan Nacional de Seguridad Alimentaria participativo que conduzca, en primer lugar, a la revalorización de la agricultura y al medio rural mediante la reconversión productiva de las actividades de producción de alimentos básicos, de manera que sean competitivos, sostenibles, equitativos y que conduzcan al mejoramiento del ingreso y de las condiciones de vida de los productores y productoras. Para el logro de este propósito es necesario, entre otras cosas, el fomento y el uso de la investigación y transferencia tecnológica sostenible; el desarrollo de mecanismos ágiles y oportunos de crédito; el impulso a la producción con mayor valor agregado; una mayor vinculación de la producción con los mercados internos y externos; el apoyo al desarrollo agro-empresarial; la lucha por el desarrollo en un entorno macroeconómico favorable para el desarrollo de la agricultura, especialmente la de consumos básicos humanos; la armonía entre el ser humano y su entorno, lo cual implica responsabilidad y empeño. En tiempos donde la contaminación es cada día mayor, la talla indiscriminada de árboles crece y se interrumpen los ecosistemas, nuestro país apoya decididamente la celebración del Año Internacional de la Montaña, para lo cual estamos desarrollando actividades relacionadas con este tema. En este sentido quiero expresar a la comunidad internacional la voluntad expresa de mi Gobierno de modificar la Constitución Política de la República a fin de incluir, además de las garantías sociales y las garantías económicas, las garantías ambientales y de sostenibilidad lo cual permitirá en el corto plazo estrechar aún más las relaciones entre la producción y la conservación de la naturaleza.

Finalmente, quiero expresarles el deseo y el mensaje del Señor Presidente de la República de Costa Rica, en concordancia con lo anteriormente expresado, de trasmitirles el compromiso que ya adquirió con sus conciudadanos y abrogar firmente en todos los foros internacionales, porque los países desarrollados en lugar de darles a los pueblos pobres asistencia militar, les entreguen los mismos recursos convertidos en asistencia para mejorar la producción de alimentos y así desarrollar servicios de salud y de educación; crear universidades en lugar de cuarteles; construir puentes en vez de fortines y paz en vez de guerra.

Complete list of statements by order of delivery

See FAO Country profile


 

comments? please write to the webmaster

© FAO, 2002