Los desafíos esenciales

© FAO / Marco Longari

 

Erradicar el hambre del Planeta. No solo asegurar una producción suficiente de alimentos para una población mundial que aumentará en un 50 % y llegará a los 9 000 millones para el 2050, sino también encontrar el modo de garantizar que todos tengan acceso a la alimentación que necesitan para una vida activa y saludable.

Poner en marcha un sistema más coherente y efectivo de gobernanza de la seguridad alimentaria tanto en el plano nacional como en el internacional.
Asegurarse de que los países en desarrollo tienen una oportunidad justa de competir en los mercados mundiales de productos básicos y de que las políticas de apoyo a la agricultura no distorsionan injustamente el comercio internacional.

Hallar el modo de garantizar que los agricultores de los países desarrollados y en desarrollo obtengan unos ingresos comparables a los de los trabajadores de los sectores secundario y terciario en sus respectivos países.

Movilizar importantes inversiones adicionales del sector público y privado en infraestructura agrícola y rural y garantizar el acceso de los agricultores a los insumos modernos a fin de impulsar la producción de alimentos y la productividad en el mundo en desarrollo, particularmente en los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos.

Teniendo en cuenta que un mínimo de 30 países atraviesa por emergencias alimentarias, convenir en mecanismos más eficaces para la reacción temprana ante las crisis alimentarias.

Asegurar que los países estén preparados para adaptarse al cambio climático y mitigar sus efectos negativos.

 

Últimas noticias

  • El presupuesto recomendado por el Consejo para poder llevar a cabo en su totalidad el Programa de trabajo de la FAO para 2016-2017 asciende a 1 035,7 millones de dólares. Este Programa de trabajo y presupuesto recomendado será presentado el próximo junio para su aprobación formal por todos los miembros en la Conferencia de la FAO, el máximo órgano de gobierno de la Organización.
  • El suelo es un recurso finito, lo que implica que su pérdida y degradación no son reversibles en el curso de una vida humana. En cuanto componente fundamental de los recursos de tierras, del desarrollo agrícola y la sostenibilidad ecológica, es la base para la producción de alimentos, piensos, combustibles y fibras y para muchos servicios ecosistémicos esenciales.
Acreditación

El camino hacia la Cumbre

Tres acontecimientos importantes prepararon el terreno para la Cumbre:

El Foro de Expertos de Alto Nivel sobre cómo alimentar al Mundo en 2050 examinó opciones de políticas cuya adopción los gobiernos deberían examinar a fin de asegurar que se pueda alimentar a la población mundial cuando esta se acerque a su pico de casi 9 200 millones a mediados de este siglo.

El Comité de Seguridad Alimentaria Mundial ponderó las reformas que le permitirán desempeñar una función mucho más eficaz en la gobernanza mundial de la seguridad alimentaria.

El lema del Día Mundial de la Alimentación de este año es Conseguir la seguridad alimentaria en época de crisis.


Bookmark and Share