Contribución de la FAO a Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, 2002 FAO
ArabicEnglishFrançaisEspañol
Cumbre mundial sobre el desarrollo sostenible - 2002

Los bosques y las tierras arboladas son esenciales para la vida humana. Son la fuente de muchos de los bienes y servicios utilizados por la humanidad, desempeñan un importante papel en la atemperación del medio ambiente mundial y encierran gran parte de la diversidad genética fundamental para el mejoramiento futuro de las plantas y animales. La supervivencia de los bosques es importante para la sostenibilidad de otros recursos clave, como las aguas y los suelos, que son imprescindibles para la supervivencia y el desarrollo. Los bosques tienen valores culturales y espirituales en todas las sociedades.

Los bosques y las actividades forestales han formado parte del mandato de la FAO desde que se creara la Organización en 1945. Hoy en día, el Programa Forestal de la FAO se ocupa de una de las cuestiones más importantes, complejas y polémicas de los tiempos modernos: cómo usar los árboles, los bosques y los recursos conexos para mejorar las condiciones económicas, ambientales, sociales y culturales de la población, garantizando a la vez la conservación de los recursos para satisfacer las necesidades de las generaciones futuras.

Función de Coordinador Sectorial de la FAO

En 1992, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) aprobó el Programa 21, programa mundial de acción sobre el desarrollo sostenible. En el marco de este Programa, se asignó al Departamento de Montes de la FAO la función de Coordinador Sectorial del Capítulo 11 del Programa 21: "Lucha contra la deforestación".

El Capítulo 11 abarca cuatro sectores:

mantenimiento de las múltiples funciones de todos los tipos de bosques, tierras forestales y regiones forestadas;

aumento de la protección, ordenación sostenible y conservación de los árboles, los bosques y aumento de la cubierta vegetal en las tierras degradadas, mediante la rehabilitación, la forestación, la reforestación y otras técnicas de restauración;

promoción de métodos eficaces de aprovechamiento y evaluación para recuperar el valor íntegro de los bienes y servicios derivados de los bosques, las tierras forestales y las tierras arboladas; y

establecimiento o fortalecimiento de la capacidad para la planificación, la evaluación y la observación sistemática de los bosques y de los programas, perspectivas y actividades conexas, incluidos el comercio y las operaciones comerciales.

En su calidad de Coordinador Sectorial, la FAO colabora estrechamente con otros gobiernos y organizaciones internacionales, con objeto de contribuir a la puesta en práctica del Capítulo 11 y a la consolidación de las asociaciones en el proceso. La FAO también trabaja en estrecha colaboración con organizaciones no gubernamentales, coordinando con ellas la organización de reuniones, el desarrollo de la comunicación y el intercambio de información.

Una de las principales tareas de los coordinadores sectoriales es informar sobre la aplicación de los capítulos del Programa 21. Normalmente, esta labor se lleva a cabo a través de los informes de coordinador sectorial, documentos de trabajo que ulteriormente se convierten en informes del Secretario General de las Naciones Unidas a la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible (CDS).


Inicio


Papel de la FAO como coordinador sectorial
Agricultura y desarrollo rural sostenible
Tierras
Montañas



Programa 21 Cumbre Mundial sobre
el Desarrollo Sostenible
Comisión sobre el
Desarrollo Sostenible