FAO.org

Inicio > Hambre Cero > detail

5 formas en que la FAO ayuda a las personas en las situaciones de emergencia

Salvar medios de vida salva vidas


18 Aug 2017

Los desastres, como un terromoto o un violento golpe de estado, pueden golpear de forma repentina, o, como en el caso de las sequías y las inundaciones, desarrollarse lentamente. Las emergencias son devastadoras para las personas en cualquier lugar, pero para aquellos cuyos medios de vida o necesidades alimentarias dependen enteramente de la agricultura y los recursos naturales, esos desastres son terribles. La FAO hace frente a las emergencias de varias formas, desde la alerta temprana y la preparación hasta la reconstrucción de medios de vida y hacer que las comunidades sean más resilientes.

He aquí sólo cinco de las muchas maneras en que la FAO ayuda a la gente durante o después de las emergencias:

1. Alerta temprana. Acción temprana

Muchas crisis, como los desastres naturales, son en gran parte inevitables, pero hay mucho que se puede hacer desde el principio para mitigarlos. Por ejemplo, la FAO está utilizando aviones teledirigidos no tripulados para detectar condiciones que pueden conducir a plagas de langostas del desierto o reunir datos sobre dónde los sistemas agrícolas son particularmente vulnerables a los desastres naturales. Esta información ayuda a la FAO y a los gobiernos a identificar maneras de contrarrestar estos riesgos.

2. Invertir en las personas y en las economías locales

Las transferencias en efectivo (pagos regulares a hogares pobres), programas de cupones y programas de dinero por trabajo permiten a las personas identificar cuáles son sus necesidades más urgentes y decidir qué bienes y servicios desean comprar en los mercados locales. Estos programas se están convirtiendo rápidamente en una característica clave de las operaciones de recuperación temprana de la FAO, ya que contribuyen rápidamente al fortalecimiento de la seguridad alimentaria y nutricional de las poblaciones vulnerables. La FAO ha visto que estos programas aumentan el consumo diario de alimentos, mejoran la nutrición de la población, aumentan la matriculación escolar, reducen el trabajo infantil y aumentan la inversión agrícola.

3. Ayudar a las personas a ser autosuficientes

Muchas veces en crisis o desastres naturales, la gente pierde su tierra, ganado, equipo agrícola u otros activos, lo que hace difícil para ellos para reiniciar sus medios de subsistencia.

Antes, durante y después de una emergencia, la FAO distribuye kits agrícolas (semillas, herramientas y fertilizantes) para que los agricultores puedan volver a cultivar alimentos y recuperar ingresos. La FAO también proporciona vacunas u otros servicios veterinarios para salvaguardar el ganado, otra parte importante del sustento de muchas personas. Por ejemplo, en Haití, miles de animales murieron en el huracán Matthew y muchos de los que sobrevivieron estaban enfermos. Haití tiene muy pocos veterinarios públicos y no estaban equipados para salvar a todos los animales necesitados. La FAO organizó clínicas veterinarias móviles para proteger el ganado de las familias vulnerables, beneficiando a más de 12 000 personas.

4. Desarrollar medios de vida resilientes

Las personas con medios de vida resistentes están mejor capacitadas para prevenir y reducir el impacto del cambio climático y los desastres en sus vidas. Pueden soportar mejor los daños, recuperarse y adaptarse cuando los desastres no pueden evitarse.

En estrecha colaboración con sus asociados, la FAO trabaja en países y regiones de todo el mundo para evaluar los impactos del cambio climático y ofrece orientación sobre técnicas agrícolas inteligentes para el clima. Esto incluye la introducción de cultivos que son resistentes a la sequía o prosperan en calor extremo. Mediante el uso de diferentes variedades de semillas, mejores redes de pesca o técnicas de rotación de cultivos, estamos ayudando a las personas a hacer sus medios de vida más eficientes ahora y sostenibles a largo plazo.

5. Contribuir a lograr que migrar sea una elección

La FAO está ayudando a hacer de la migración una opción al abordar algunas de las causas fundamentales de la migración, como el hambre, la pobreza y los impactos del cambio climático.

Los emigrantes a menudo huyen a zonas que ya luchan por la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia inadecuados. La FAO ayuda a las comunidades de refugiados y de acogida a fortalecer los medios de subsistencia y la producción de alimentos. En el Líbano, la FAO y sus asociados ayudaron a los refugiados sirios ya las familias libanesas vulnerables a crear "huertos verticales", una técnica de jardinería que permite a las personas cultivar hierbas y verduras verticalmente sin necesidad de tierras cultivables. Estos micro-huertos usan materiales fácilmente disponibles, como cajas de plástico, y proveen alimentos muy necesarios para las familias, especialmente las familias encabezadas por mujeres, que no poseen tierras.

Trabajar juntos

Este año, el mundo ha sufrido algunas de las mayores crisis alimentarias en décadas, con cuatro países -el noreste de Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen- afectados gravemente por la inseguridad alimentaria o en estado de hambruna. La FAO colabora con asociados clave, como otras agencias de las Naciones Unidas, las ONG, los gobiernos y el sector privado, para hacer frente a las múltiples facetas de las emergencias.

¿Quieres ser parte de nuestro equipo? Inscríbete a nuestra lista de reserva para las respuestas de emergencia o echa un vistazo a otras ofertas de empleo en el terreno.

Compartir esta página