FAO.org

Inicio > Luchar contra el hambre > detail

El crecimiento azul: explotar el potencial de los mares y océanos

Es hora de un cambio en la ordenación de los océanos

02 Jul 2014 - Hoy en día, el sector pesquero genera miles de millones de dólares y desempeña un papel vital en relación con los alimentos y la nutrición, el empleo, el comercio, el bienestar económico y el ocio.

¿Qué es el crecimiento azul?

El concepto de “economía azul” se acuñó en la Conferencia Río+20 de 2012 y hace hincapié en la conservación y la ordenación sostenible basándose en la premisa de que unos ecosistemas oceánicos saludables son más productivos y son esenciales para una economía basada en los océanos sostenible.

Para apoyar el paso a este nuevo enfoque, la FAO ha puesto en marcha la Iniciativa sobre el crecimiento azul, mediante la cual ayudará a los países a elaborar y llevar a la práctica programas centrados en la economía y el crecimiento azules.

¿Por qué el crecimiento azul?

El crecimiento azul busca aprovechar en mayor medida el potencial de los océanos, los mares y las costas para:

  • eliminar las prácticas pesqueras perjudiciales y la sobrepesca y al mismo tiempo incentivar enfoques que favorezcan el crecimiento, la conservación y la pesca sostenible y pongan fin a la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR);
  • velar por la adopción de medidas adaptadas a cada situación que fomenten la cooperación entre los países;
  • facilitar la elaboración de políticas, la inversión y la innovación en apoyo de la seguridad alimentaria, la reducción de la pobreza y la ordenación sostenible de los recursos acuáticos.

¿Cómo se aplicará?

  • Acuicultura: promover políticas y buenas prácticas para el cultivo de peces, marisco y plantas marinas de forma responsable y sostenible.
  • Pesca de captura: apoyar la aplicación del Código de Conducta para la Pesca Responsable (CCPR) y otros instrumentos relacionados para restaurar las poblaciones de peces, combatir la pesca INDNR y promover buenas prácticas de producción pesquera y el crecimiento sostenible.
  • Sistemas relativos al pescado: promover cadenas de valor eficientes y mejorar los medios de vida en el sector pesquero.
  • Servicios ecosistémicos: promover regímenes reglamentarios y enfoques tendentes a restaurar hábitats costeros vitales, la biodiversidad y los servicios ecosistémicos (con inclusión de la retención de carbono, defensas contra las tormentas y las mareas, turismo, etc.).

Compartir esta página