FAO.org

Inicio > Hambre Cero > detail

La diversidad genética es nuestra joya escondida, debemos conservar hasta el trozo más pequeño

¡Es nuestra obligación mantenerla!


29 Oct 2014

La biodiversidad en la alimentación y la agricultura es uno de los recursos más importantes de nuestro planeta. La biodiversidad es indispensable: ya sean los insectos que polinizan las plantas, las bacterias microscópicas que se utilizan para hacer queso, las diversas razas de ganado que permiten ganarse la vida en ambientes hostiles, las miles de especies de peces y otras especies acuáticas en nuestros lagos, ríos y océanos, o las miles de variedades de cultivos que sustentan la seguridad alimentaria en todo el mundo. Los recursos genéticos constituyen la materia prima en la que confían las comunidades locales y los investigadores para mejorar la calidad y el resultado de la producción de alimentos.

La biodiversidad y los recursos genéticos son esenciales para lograr la diversidad nutricional de las dietas –una dieta variada– que a su vez es importante para la salud y el desarrollo humanos. Sin embargo, se están perdiendo a un ritmo alarmante.

Estos son algunos de los datos concretos: 

  • El 17 por ciento de las razas de ganado reportadas a la FAO en 2013-14 por los países se consideran en peligro de extinción. 
  • La mitad de las 8 000 especies de árboles recogidas en El estado de los recursos genéticos forestales en el mundo 2014 están amenazadas a nivel de especie o genético.
  • La erosión genética de los recursos fitogenéticos puede ser mayor en los cereales, seguidos de las hortalizas, frutas y frutos secos, y las legumbres.
  • Las prácticas no sostenibles, como la sobreexplotación de las poblaciones de peces y la deforestación, contribuyen a la pérdida de la diversidad genética. Por ejemplo, aproximadamente el 29 por ciento de las poblaciones de peces marinos de importancia comercial controladas por la FAO están sobreexplotadas.

Mantener la biodiversidad es nuestra responsabilidad

Gracias a su variabilidad genética las plantas, animales, microorganismos e invertebrados son capaces de adaptarse y sobrevivir cuando sus entornos cambian. En vista del cambio climático y la creciente presión humana sobre los recursos naturales, la conservación y la utilización sostenible de los recursos genéticos resulta más importante que nunca. Una pérdida de biodiversidad reduce la capacidad de la agricultura para responder a las nuevas condiciones socioeconómicas y ambientales.
Mantener la biodiversidad para la alimentación y la agricultura, incluyendo los recursos genéticos, es una responsabilidad global.

La FAO creó en 1983 la Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura y hasta la fecha es el único foro intergubernamental que se ocupa específicamente de todos los componentes de la biodiversidad para la alimentación y la agricultura.

¡Echa un vistazo a esta información y compártela con tus amigos y familia!

Compartir esta página