FAO.org

Inicio > Hambre Cero > detail

Siete reglas básicas que hay que seguir en la acuaponía

Inspirando a la gente a cambiar el mundo produciendo alimentos sostenibles en formas alternativas


19 Aug 2015

Desde una mesa de cultivo recién puesta en marcha en Bangkok a otra completamente operativa de cultivo en agua profunda (DWC, por sus siglas en inglés) para 120 familias en Etiopía, la acuaponía está mostrando su verdadero potencial para producir alimentos sostenibles en cualquier momento y en cualquier lugar.Término que deriva de la combinación entre acuicultura (cría de animales acuáticos como peces, caracoles o camarones en tanques) e hidroponía (cultivo de plantas en agua), la acuaponía es una forma “limpia y ecológica” de cultivar plantas de manera eficiente en sistemas de recirculación.

Hasta la fecha se han cultivado con éxito más de 150 tipos diferentes de hortalizas, hierbas, flores y árboles pequeños en sistemas acuapónicos, incluyendo unidades de investigación, domésticas y comerciales.

Si estás comenzando tu unidad de acuaponía en casa, desarrollando un proyecto de acuaponía a gran escala o liderando una pequeña unidad de acuaponía en el aula, he aquí las siete reglas que debes seguir: 

  1. Pon mucha atención en la elección del tanque. Los tanques para peces son un componente clave en todas las unidades de acuaponía. Cualquier tanque funcionará, pero se recomiendan tanques redondos con fondos planos o cónicos porque son más fáciles de limpiar. Recuerda: intenta usar tanques resistentes de plástico o fibra de vidrio inertes, debido a su durabilidad y larga vida útil.
  2. Garantizar una aireación y circulación del agua adecuadas. Esto significa que puedes usar bombas de agua y de aire para garantizar que el agua tenga altos niveles de oxígeno disuelto y un buen movimiento de agua para que sus animales, bacterias y plantas se mantengan sanos. Recuerda: los costes de electricidad son una parte importante del presupuesto del sistema, así que elije las bombas y la fuente de energía con inteligencia y considera la energía fotovoltaica cuando sea posible.
  3. Mantén una buena calidad del agua. El agua es el elemento vital de un sistema de acuaponía. Es el medio a través del cual se transportan todos los nutrientes esenciales a las plantas y donde viven los peces. Hay cinco parámetros de calidad del agua importantes que hay que seguir y controlar: oxígeno disuelto (5 mg/litro), pH (6-7), temperatura (18-30° C), nitrógeno total y alcalinidad del agua. Recuerda: la química del agua puede parecer complicada, pero su manejo real es relativamente simple con la ayuda de equipos comunes para la realización de pruebas.
  4. No llenes demasiado los tanques. Tu sistema acuapónico será más fácil de manejar y estará protegido contra amenazas y colapsos si la densidad de peces se mantiene baja. La densidad recomendada es de 20 kg/1 000 litros, lo que deja todavía un área de crecimiento sustancial para las plantas. Recuerda: densidades de población más altas pueden producir más alimentos en el mismo espacio, pero requerirán una gestión mucho más activa.
  5. Evita la sobrealimentación y elimina los restos de alimentos no consumidos. Los residuos y restos de comida son muy perjudiciales para los animales acuáticos, ya que pueden pudrirse en el interior del sistema. Los alimentos descompuestos pueden causar enfermedades y consumir todo el oxígeno disuelto. Recuerda: alimenta a los peces todos los días, pero elimina cualquier alimento no consumido después de 30 minutos y ajusta la porción del día siguiente en consecuencia.
  6. Elije y espacia las plantas cuidadosamente. Alterna plantas con períodos de crecimiento cortos (verduras para ensalada) con otras con un período más largo (berenjena). La replantación continua de hortalizas tiernas como la lechuga entre plantas con fruto de mayor tamaño proporciona sombra de forma natural. Recuerda: en general, las hortalizas de hoja verde funcionan muy bien en acuaponía, junto con algunas hortalizas de fruto más populares, como tomates, pepinos y pimientos.
  7. Mantén el equilibrio entre plantas y animales. El uso de un sistema de cultivo por lotes puede ayudar a mantener una cosecha continua de animales acuáticos y hortalizas y mantener un nivel de producción y un equilibrio constante entre peces y plantas. Recuerda: es importante contar con una fuente segura de plantas y peces jóvenes, así que asegúrate de tener en cuenta el suministro en la fase de planificación.

Comparte estas reglas con tus amigos y aprende más sobre acuaponía y cómo manejar tu propia unidad con los expertos de la FAO. Utiliza la plataforma TECA de la FAO para obtener consejos prácticos sobre la construcción y gestión o el manual completo de la FAO sobre acuaponía para conocer en profundidad los detalles técnicos.

Compartir esta página