FAO.org

Inicio > Hambre Cero > detail

¿Te apasiona la comida? Este artículo es para ti

Atrévete con sabores nuevos e incluye platos locales en tu mesa


28 Jun 2017

El pasado 18 de junio fue el primer Día Mundial de la Gastronomía Sostenible y sin duda esto amerita las siguientes preguntas: 1) ¿Qué es la gastronomía sostenible? 2) ¿Por qué es tan importante como para tener un "día" mundial? y 3) ¿Por qué debería importarme?

¿Qué es la Gastronomía sostenible?

La gastronomía es algunas veces llamada el arte de la buena comida. Aunque también puede referirse a un estilo de cocina de una región particular. En otras palabras, la gastronomía a menudo se refiere a la alimentación y a la cocina de una localidad. Por su parte, la sostenibilidad comprende la idea de que que algo (por ejemplo, la agricultura, la pesca o incluso la preparación de alimentos) es realizado en una determinada manera que no significa un derroche en recursos naturales y que se puede continuar haciendo en el futuro sin que sea perjudicial para el medio ambiente o la salud. Por lo tanto, la gastronomía sostenible es sinónimo de una cocina que tiene en cuenta los ingredientes, de dónde son, cómo se cultivan y cómo llegan a nuestros mercados y, finalmente, a nuestros platos.

¿Por qué tiene un día?

Porque comer comida local, con alimentos producidos localmente y de una forma sostenible, representa una gran diferencia para los medios de subsistencia de las personas, para el medio ambiente y para la economía en general. Para el año 2050 en el mundo habrá más de 9 mil millones de bocas que alimentar. Y aunque ya producimos alimentos suficientes para hacerlo, una tercera parte de esos alimentos se desperdician o se pierden en el proceso de producción. Actualmente y en gran medida estamos utilizando nuestros océanos, bosques y suelos en modos insostenibles. Como productores tenemos que tener más cuidado con la forma en que usamos nuestros recursos naturales, y como consumidores tenemos que ser más selectivos a la hora de elegir nuestra comida.

Hoy en día, la agricultura familiar proporciona el 80% de los alimentos mundiales. El consumo de productos cultivados localmente ayuda a impulsar la economía de un área, a apoyar a sus agricultores y a reducir los gases del efecto invernadero y los recursos utilizados en el transporte de alimentos. La compra de productos cultivados localmente significa que hay demanda y esto ayuda a los agricultores a mantener sus medios de vida.

¿Por qué es importante?

La mayoría de nosotros se preocupa por la comida. Algunos de nosotros REALMENTE nos preocupamos por la comida (estamos hablando de ustedes, apasionados de la gastronomía). El cuidado de nuestros alimentos y los mercados locales significa que podemos ayudar a preservar nuestras raíces culinarias: los cultivos tradicionales, recetas y culturas. Esto significa que somos conscientes de los recursos que han contribuido al cultivo de aquellos alimentos que apreciamos y además que estamos ayudando a mantener vivas las tradiciones culinarias.

Al apreciar los alimentos cultivados localmente y comer aquellos alimentos de temporada, puede ayudar a cambiar los patrones de compra de empresas locales, como restaurantes y hoteles, y apoyar a los pescadores y los agricultores de la zona. También puedes ampliar tu dieta para incluir otros cultivos tradicionales, como la quinua o el nopal, que están llenos de vitaminas y minerales. Estos alimentos son “armas secretas” a la hora de mantener una dieta nutritiva.

¿Qué puedo hacer?

  1. Come local y apoya a los agricultores: Compra en los mercados locales y a pequeños productores o familias de agricultores, y así estarás contribuyendo con sus medios de subsistencia y fortaleciendo sus comunidades.
  2. Atrévete, prueba sabores tradicionales, prueba comida local en tus viajes: Ya sean tipos de pescado de los que nunca habías oído hablar o frutas que nunca habías visto, comer productos locales te ayuda a comprender mejor la cultura del lugar y además apoyar la economía local.
  3. Mantengamos vivas las tradiciones: Las tradiciones culinarias son generalmente sostenibles por naturaleza y nos recuerdan nuestras raíces ancestrales. Prueba recetas con legumbres o ingredientes nativos de tu región. Las legumbres son fáciles de cultivar y muy nutritivas. Si necesitas ideas de recetas, visita nuestro sitio web del Año Internacional de las Legumbres.
  4. Evita el desperdicio de alimentos: Durante la preparación, e incluso después de comer, procura utilizar todos los ingredientes conscientemente y guarda los restos de comida. Ten cuidado con el tamaño de las porciones y fechas de caducidad. Reutiliza tus sobras, es una de las maneras más fáciles de ahorrar recursos naturales.

¡Sube una foto de un plato tradicional de tu región!

Escribe un pie de foto que describa dónde se tomó la foto y por qué es sostenible (es decir, ¿Has comprado a los productores locales? ¿Has evitado desperdicio de alimentos mientras cocinabas? ¿Has probado una receta tradicional?) ¡Esperamos fotos de platos deliciosos en Instagram! Utiliza el hashtag #MySustainableMeal y etiqueta a @UNFAO en la foto. ¡Compartiremos las mejores!

 

Compartir esta página