FAO.org

Inicio > Luchar contra el hambre > detail

Cultiva tu propio huerto con estos consejos

Disfruta de la dieta saludable y barata que te aporta tu propio huerto y gana dinero vendiendo tus propios productos.


05 Feb 2014

Disfruta de la dieta saludable y barata que te aporta tu propio huerto y gana dinero vendiendo tus propios productos. Empieza a cultivar, preparar y comer las deliciosas frutas y verduras de tu propio huerto con estos consejos:

  • Investiga: Para plantar tu propio huerto debes saber con qué tipo de suelo vas a trabajar, el tipo de clima y qué plantas son las más adecuadas, tus necesidades nutricionales y muchos otros factores. El manual “Un huerto para todos” ofrece las herramientas básicas que necesitas para empezar.
  • Empieza con algo pequeño: No te agobies con el mantenimiento de un huerto de grandes dimensiones. Puedes cultivar una sorprendente cantidad de alimentos en un espacio de entre 3 y 4 metros cuadrados.
  • Encuentra un buen lugar: Hay varios aspectos a tener en cuenta a la hora de decidir la ubicación del huerto. Asegúrate de que está cerca de una fuente de agua no contaminada. Elige un lugar que reciba mucha luz natural, que tenga posibilidades de drenaje o canales limpios para que el exceso de agua de lluvia no lo inunde y asegúrate de dejar espacio para caminar sin pisar los cultivos.
  • Hazte con las herramientas esenciales: Para empezar la construcción de tu huerto, necesitarás al menos una pala plana para cortar el suelo cuando esté blando; una pala con punta, si el terreno es duro; una pala para cargar y descargar la tierra; una horca para remover la tierra; una azada para romper el suelo y una regadera.
  • Crea tu suelo: La base de un huerto sano y productivo es un suelo rico y con buen drenaje, que se desmenuce y sea fácil de labrar. Añade materia orgánica como compost, humus de lombriz o estiércol animal.
  • Planifica tus cultivos: Prepara el suelo un mes antes de la siembra. Antes de empezar, asegúrate de que hay suficiente humedad en el suelo. Estudia qué productos crecen mejor en tu zona y cuál es la mejor época para plantarlos.
  • Empieza con productos conocidos: Hay hortalizas que son más fáciles de cultivar que otras, como la acelga, la lechuga, la zanahoria, el calabacín, la col, el pepino, la calabaza, el repollo o los frijoles.
  • Mezcla plantas: Plantar demasiado de la misma especie transmite el mensaje “aquí hay comida” a los insectos. Escoge plantas variadas y recuerda rotarlas para evitar el agotamiento de los nutrientes en el suelo.
  • Cuida tu huerto: Recuerda eliminar las malezas que compiten con las plantas por los nutrientes y el agua. Riega, pero ten cuidado de no regar de forma esporádica o con demasiada frecuencia. Ten cuidado con las plagas y enfermedades de las plantas. Recolecta los productos cuando estén a punto.

Aprende más sobre el proceso para cultivar tu propio huerto paso a paso con el manual “Un huerto para todos”.

¿Ya tienes un huerto? Comparte con nosotros las fotos de tu huerto en Twitter o Facebook con la etiqueta #unfaozhcgarden. ¡Asegúrate de usar sólo tus propias fotos! Seleccionaremos algunas de las fotos recibidas y las compartiremos a través de las redes sociales de la FAO.

Compartir esta página