Página precedente Indice Página siguiente


ANEXO 2. MANIPULACION DEL HORMIGON

La Figura 108 muestra la forma en que, con el paso del tiempo, se endurece una mezcla manejable, requiriendo la adición de más agua para conseguir que vuelva a ser manejable, reduciendo así tanto su resistencia como su durabilidad.

Figura 108
Manejabilidad del hromigón con el tiempo.

Figura 108

Una mezela manejable determinada se volverá más rígida cuando:

Además de utilizar buenos materiales como se ha descrito en el Capítulo 4, los trabajos de hormigonado se deben realizar temprano por la mañana antes de que el sol haya tenido tiempo de calentar los montones de áridos.

El encofrado se debe preparar siempre el día anterior y se debe lubricar con aceite justo antes del hormigonado, a fin de asegurar que el aceite no alcance las barras de acero que conforman la armadura.

Figura 109
Colocación del hormigión bajo agua.

Figura 109

Cuando sea necesario hormigonar bajo agua se debería utilizar un embudo metálico como se muestra en la Figura 109a para impedir que el agua separe los áridos de mayor tamaño de la mezela de hormigón (Figura 109b). Se deberá tirar del embudo metálico gradualmente hacia arriba según se rellena la tubería con hormigón. El contenido de cemento de una mezcla submarina debería ser el doble que en la mezcla 1:2:4 descrita en el Capítulo 4, es decir debería contener una parte de cemento por cada parte de arena y dos partes de áridos.

Figura 110a
Utilización incorrencta del vibrador de hormigón.

Figura 110a

Figura 110b
Utilización correcta del vibrador de hormigigón.

Figura 110b

Salvo bajo agua, todo el hormigón debe siempre someterse a vibraciones utilizando un vibrador como el que se muestra en la Figura 73c. La vibración compacta el hormigón fresco mediante la climinación de bolsas de aire atrapadas en la mezcla durante su preparación y generalmente permite una mezcla más seca (se requiere una cantidad menor de agua para su compactación), mejorando así el grado de resistencia y durabilidad del hormigón terminado.

Para conseguir el grado correcto de compactación (el hormigón vibrado en exceso sufriría de una separación o segregación de los áridos), el elemento vibrador se debería introducir dentro del hormigón a intervalos regulares de forma ordenada (Figura 110b). Las capas sucesivas no deberán exceder de 300 mm. En la Figura 110a, el elemento vibrador se ha utilizado de forma desordenada, produciendo un hormigonado de calidad inferior.

CURADO

Tan pronto como el vertido esté completo se debe cubrir la superficie expuesta con alfombrillas de yute o de cáñamo y se le debe salpicar encima pequeñas cantidades de agua a intervalos regulares durante un período de por lo menos 3 días a fin de impedir que la superficie expuesta se seque con demasiada rapidez. Si se deja expuesta al sol, la superficie se secará con demasiada rapidez, se contraerá y se fisurará. Una vez aparezcan estas fisuras debidas a la contracción, la superficie no se podrá volver a reparar y el hormigón se deteriorará con mucha rapidez. El hormigón estará completamente curado una vez haya transcurrido un período de 28 días, aunque los elementos prefabricados normalmente se pueden manipular después de 7 días.


Página precedente Inicìo de página Página siguiente