Introducción


Uno de los aspectos de los objetivos de la FAO en el sector de la estadística es fomentar la coherencia y la posibilidad de comparación de los datos a nivel mundial, y una de la formas en que la FAO trata de conseguir ese objetivo es facilitando a las oficinas nacionales de estadística documentación donde se incluya definiciones, conceptos y clasificaciones internacionalmente reconocidos a fin de que los datos recogidos según las normas nacionales puedan convertirse en normas internacionales antes de ser presentadas a la FAO. Es de esperar que, además de facilitar a los gobiernos una base para comparar las estadísticas nacionales dentro de un sistema reconocido internacionalmente, este intento inducirá, con el tiempo, a adoptar las normas internacionales a nivel nacional de manera más generalizada.

A pesar de los esfuerzos desplegados para normalizar la presentación de informes sobre estadísticas alimentarias y agrícolas, los usuarios de fuera la FAO han continuado tropezando con una serie de dificultades al utilizar los datos resultantes. Los principales problemas han girado en torno a la falta de certidumbre sobre qué abarcan realmente los epígrafes de los productos en las bases de datos de la FAO, a la confusión en cuanto a la relación entre los productos elaborados y los productos primarios, u "originarios", y la incertidumbre sobre la posibilidad de comparación entre los códigos de productos básicos de la FAO y los de otros sistemas internacionales de clasificación, como la Clasificación Uniforme para el Comercio Internacional (CUCI) y el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías (SA).

Con la presente publicación se intenta solucionar estos problemas definiendo los epígrafes de los productos básicos de la FAO, agrupando los productos elaborados y los productos originarios y relacionando los códigos de productos básicos de la FAO con otros sistemas importantes de clasificación. Por ser el primer paso que se da en esa dirección, es muy probable que este primer trabajo no satisfaga por completo las necesidades de todos los usuarios, a los que por lo tanto se les ruega que envíen a la FAO sus observaciones sobre la forma de modificar esta publicación a fin de que cumpla mejor su cometido, observaciones que se tendrán en cuenta al preparar las futuras versiones de la misma.

Director
de la Dirección de Estadística