La FAO en la Asamblea General de las Naciones Unidas


75.º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas
(15 de septiembre a 2 de octubre de 2020)

La Asamblea General de las Naciones Unidas es un foro para la negociación multilateral. Desde su establecimiento en 1945, la Asamblea General ocupa una posición central como principal órgano deliberativo, representativo y encargado de la formulación de políticas de las Naciones Unidas. Comprende a los 193 miembros de las Naciones Unidas y proporciona un foro único para el debate multilateral de un amplio espectro de cuestiones internacionales. Asimismo, desempeña una función importante en el proceso de establecimiento de normas y en la codificación del derecho internacional.

El 75.º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas se celebrará del 15 de septiembre al 2 de octubre de 2020, y el debate general, del 22 al 26 de septiembre y el 29 de septiembre.

El tema general es el siguiente: 75.º aniversario de las Naciones Unidas – El futuro que queremos, las Naciones Unidas que necesitamos: reafirmación de nuestro compromiso colectivo con el multilateralismo.


Reuniones de alto nivel

Actos paralelos de la FAO


Documentación básica

El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2020

Transformación de los sistemas alimentarios para que promuevan dietas asequibles y saludables

Cinco años después de que el mundo se comprometiera a poner fin al hambre, la inseguridad alimentaria y todas las formas de malnutrición, seguimos sin realizar progresos suficientes para alcanzar este objetivo en 2030. Los datos indican que el mundo no está avanzando hacia la meta 2.1 de los ODS (asegurar el acceso de todas las personas a una alimentación sana, nutritiva y suficiente durante todo el año), ni hacia la meta 2.2 (poner fin a todas las formas de malnutrición).

Transformar la alimentación y la agricultura para alcanzar los ODS

20 acciones interconectadas para guiar a los encargados de adoptar decisiones

L a alimentación y la agricultura se encuentran en la actualidad en una encrucijada. Si volveos la vista atrás, vemos que, a lo largo de las últimas décadas, la producción agrícola ha mejorado notoriamente a la hora de cubrir las necesidades alimentarias de una población mundial en crecimiento. Sin embargo, el progreso a menudo ha venido acompañado de consecuencias sociales y medioambientales, como la escasez de agua, la degradación del suelo, presiones sobre los ecosistemas, la pérdida de biodiversidad, la disminución de la población de peces y bosques y unos altos niveles de emisiones de gases de efecto invernadero. El potencial productivo de nuestra base de recursos naturales ha sufrido daños en muchos lugares del mundo y esto ha puesto en entredicho la fertilidad del planeta.

El estado de los bosques del mundo 2020

Los bosques, la biodiversidad y las personas

El estado de los bosques del mundo 2020 evalúa el progreso hasta la fecha en el cumplimiento de los objetivos y metas mundiales relacionados con la biodiversidad forestal y examina la efectividad de las políticas, acciones y enfoques, tanto en términos de resultados de conservación como de desarrollo sostenible. Una serie de estudios de casos proporcionan ejemplos de prácticas innovadoras que combinan la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad forestal para crear soluciones equilibradas para las personas y el planeta.

El trabajo de la FAO con los pequeños estados insulares en desarrollo

Transformando los sistemas alimentarios, impulsando las pequeñas islas

Los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID) del mundo comparten vulnerabilidades únicas, lo que da como resultado un complejo conjunto de desafíos en cuanto a la seguridad alimentaria y la nutrición. Debido a su pequeño tamaño y aislamiento, los PEID están particularmente amenazados por los desastres naturales y los impactos del cambio climático.