La FAO en Amérique latine et aux Caraïbes

Los avances del proyecto sobre Ordenamiento Territorial

El oficial técnico Benjamín Kiersch de la FAO, visitó Uruguay para asesorar y evaluar los progresos del Proyecto sobre Ordenamiento Territorial que la organización está ejecutando con el MVOTMA. Los diferentes tomadores de decisión se verán beneficiados para la mejora de sus políticas, programas y proyectos.

La Representación de la FAO en Uruguay y el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) están ejecutando un proyecto de cooperación técnica que contribuye a la sostenibilidad del desarrollo de las áreas rurales a través de una mejora en el proceso de ordenamiento del territorio nacional.

En este marco, el oficial técnico Benjamín Kiersch, con sede en la Oficina Regional de la FAO en Santiago de Chile, estuvo en Uruguay del 18 al 22 de noviembre para considerar el avance de la elaboración de los instrumentos de ordenamiento territorial y la necesidad de profundizar el trabajo realizado sobre el mapeo de las zonas piloto.

"Nos encontramos trabajando en varios ámbitos, fortaleciendo las capacidades de diferentes actores a nivel nacional y regional, en herramientas y metodologías para la aplicación de la ley de ordenamiento territorial en el país", afirmó Kiersch.

El proyecto "Fortalecimiento del conocimiento y la generación de instrumentos de ordenamiento territorial" (TCP/URU/3401) comenzó en mayo de 2012 y se extenderá hasta el 2014 con una inversión de 243.000 dólares por parte de la FAO.

El trabajo contempla tres grandes productos, por un lado se ha actualizado el mapeo de las zonas piloto en las que se está trabajando, utilizando imágenes satelitales y el programa Land COVER Classification System (LCCS) de autoría de FAO que permite generar información actualizada de cobertura del suelo de forma comparable, tanto del mismo territorio en diferentes momentos, como de la situación de otros territorios en el mundo.

El segundo producto consiste en la realización de un estudio detallado del marco jurídico e institucional relacionado con el ordenamiento territorial, y se están estudiando en profundidad los principales temas relacionados con la planificación y ordenamiento del territorio que tengan impacto en el desarrollo rural.

Finalmente se está capacitando a los equipos técnicos de los gobiernos departamentales y de otras instituciones que trabajan en las áreas piloto en el manejo de sistemas de información geográfica y de capas de cobertura de suelos. "Se realizaron cuatro cursos, y durante esta misión estuvimos desarrollando el último curso en la ciudad de Aiguá", manifestó el técnico.

Recientemente se han comenzado a desarrollar los instrumentos de ordenamiento territorial en las áreas de Quebrada de los Cuervos y Aiguá mediante una metodología de elaboración participativa y negociada promovida por la FAO. "El desafío para los últimos seis meses fue apoyar a tres intendencias, Rocha, Maldonado y Lavalleja, en el proyecto piloto de la Cuenca de Aiguá, una sub cuenca del río Cebollatí, para desarrollar juntos un plan local de ordenamiento territorial, con el asesoramiento de la DINOT (Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial) y consultores de la FAO", expresó el oficial.

En referencia a los beneficios que este proyecto aporta al país, Kiersch afirmó que "es una herramienta importante para tomar decisiones en el manejo de los recursos naturales a nivel del territorio. Por ejemplo, a través de mapas y sistemas de información geográficas uno puede sobreponer diferentes datos y así brindar una idea sobre el área más apta para cierto uso agrícola o ganadero, también en relación a la energía eólica es muy importante, sobre todo actualmente para Uruguay".

El experto también expresó que "a través del trabajo con las comunidades a nivel rural se puede construir una visión de conjunto de cierto territorio como ser una cuenca, se pueden transparentar conflictos que existen y eso sirve como insumo para una intendencia que tiene que elaborar una estrategia de desarrollo. Resumiendo entonces, este proyecto aporta informaciones y sirve a los tomadores de decisión para captar las visiones de la población local, de actores interesados, como asociaciones de productores, para mejorar sus políticas, programas y proyectos.

Consultado sobre la posición de Uruguay en relación a los demás países de la región sobre el ordenamiento territorial, Kiersch manifestó que "Uruguay es un caso muy especial porque es un país pequeño a nivel regional. Creo que un tema fundamental es el apoyo de la gran disponibilidad de información a nivel nacional y las capacidades técnicas de las instituciones públicas para analizar e interpretar esa información. El tema del ordenamiento territorial se inserta en un esfuerzo del gobierno por descentralizar y ahí se abren brechas entre las autoridades a diferentes niveles, pero lo encuentro positivo, porque el instrumento de ordenamiento territorial brinda mayor transparencia y puede apoyar al país en la resolución de conflictos y avanzar juntos en una misma visión".

El proyecto proporciona los servicios de 8 consultores nacionales en temas como mapeo con imágenes satelitales, elaboración de instrumentos de ordenamiento territorial locales y regionales en forma participativa y negociada, aspectos legales del ordenamiento territorial, desarrollo rural con enfoque territorial, asesoría y supervisión técnica de la FAO, así como también recursos para capacitación y gastos varios, entre otros.