FAO Regional Office for Latin America and the Caribbean

Cooperación Brasil-FAO participa de intercambio de experiencias para construcción de la ley de Alimentación Escolar en El Salvador

Diálogo fue realizado en el marco de las discusiones con los diversos actores en nivel gubernamental y parlamentario.

Brasília, 24 de agosto de 2021 - El proyecto Consolidación de Programas de Alimentación Escolar en América Latina y el Caribe, ejecutado en el marco de la Cooperación Brasil-FAO, participó de un diálogo para intercambio de experiencias con el equipo del gobierno de El Salvador, técnicos de Guatemala y parlamentarios de ambos países durante dos diálogos de alto nivel, los días 19 y 20 de agosto. El objetivo fue intercambiar buenas prácticas y experiencias del proceso de formulación, articulación e implementación de la Ley de Alimentación Escolar de Guatemala para contribuir a la discusión del marco normativo en construcción en El Salvador. 

El proyecto Consolidación de Programas de Alimentación Escolar en América Latina y el Caribe es ejecutado en el marco del Programa Cooperación Internacional Brasil-FAO por medio del Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación (FNDE/MEC), la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC/MRE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Fomentar la alimentación escolar saludable

Los ponentes destacaron que una buena ley de alimentación escolar debe fomentar la alimentación saludable, contribuir a la educación, la salud y la nutrición de la población, así como educar sobre nutrición y promover la mejoría de la infraestructura local. Además, debe incentivar a la producción agrícola local con compras públicas a los agricultores familiares para promover el desarrollo territorial.

La Ministra de Educación, Ciencia y Tecnología de El Salvador, Carla Hananía de Varela, dijo que el refrigerio escolar es, en muchos casos, el único alimento que las niñas, niños y adolescentes consumen durante el día. La ministra expresó que esta ley debe permitir la garantía del derecho humano a la alimentación adecuada para poder prevenir las enfermedades crónicas originadas de los malos hábitos alimenticios. Asimismo, reforzó la necesidad de la articulación interinstitucional, de un sistema de monitoreo y del establecimiento de indicadores que permitan medir el impacto de la implementación de la ley de alimentación escolar en El Salvador. 

A su vez, Irma Yolanda Nuñez, Comisionada Presidencial para Operaciones y Gabinete de Gobierno de El Salvador, señaló que la Cooperación Brasil-FAO es una referencia de programa de alimentación escolar para toda la región. "Estas leyes de Guatemala, de Honduras y de otros países, han sido construídas gracias a la experiencia técnica del gobierno de Brasil", afirmó. Beatriz Cuenca, Directora de programas sociales del Ministerio de la Educación, Ciencia y Tecnología, dijo que la pandemia aclaró aún más la importancia de la alimentación y de la nutrición y recalcó que tener referencias en este proceso es valioso. "Muchas gracias a la Cooperación Brasil-FAO que nos ha guiado desde el inicio y a todo el gobierno de Brasil por el apoyo de siempre". 

Los expertos de Guatemala también destacaron el apoyo constante del proyecto de alimentación escolar de la cooperación brasileña para el diseño del proceso de la ley en el país. La delegación de Guatemala comentó acerca de la experiencia de la implementación de esta iniciativa en el país, detallando su cronología, estrategias, obstáculos y logros. Así como en el caso de El Salvador, Guatemala y Honduras, la ley brasileña de alimentación escolar aprobada en el 2009 inspira a otros países en la búsqueda de fortalecer sus programas de alimentación escolar como una política de Estado.  

También asistieron las reuniones los ministerios de Agricultura y Ganadería, Hacienda, Economía, Gobernación y Desarrollo Territorial, además de la Defensoría del Consumidor, el Consejo Nacional para la Seguridad Alimentaria y Nutricional y representantes de la Asamblea Legislativa de El Salvador y de Guatemala. 

Cambio profundo en los patrones alimentarios

El Representante de FAO en El Salvador, Diego Recalde, enfatizó que en los países desarrollados la inversión en la educación y la alimentación escolar caminan juntas, ya que se amplía la retención escolar con alimentos diversificados, sanos y nutritivos, y hay una mejora la calidad de la educación. Recalde mencionó la necesidad de asociar el programa de alimentación escolar a la agricultura familiar y de mejorar la calidad de los alimentos servidos. "La Ley de Alimentación Escolar es mucho más que entregar alimentos, es cambiar la educación y nutrición para siempre". Recalde señaló la necesidad de una ley para fortalecer y hacer sostenible el programa en el mediano y largo plazos, promoviendo cambio de patrones alimentarios y mejoría de la salud de la población.   

Najla Veloso, coordinadora del proyecto Consolidación de Programas de Alimentación Escolar en América Latina y el Caribe, dijo que el momento era de felicitar y reconocer el trabajo de los responsables por los avances en la elaboración de la ley en El Salvador. "Este espacio alineado con los astros que tiene El Salvador para construir esta ley es lo que nos gustaría tener en todos los países de la región, quizás del mundo", comentó Veloso haciendo referencia a toda la sinergia que hay entre los poderes ejecutivo y legislativo en favor del tema.

Uno de los objetivos del proyecto en seguir de cerca la construcción de esta ley es producir un guía para que otros países tengan como referencia el paso a paso de la elaboración de un marco normativo de alimentación escolar.