FAO Regional Office for Latin America and the Caribbean

Algodón peruano participa de piloto pionero de blockchain en Latinoamérica para trazabilidad de la cadena algodonera

El proyecto de cooperación sur-sur trilateral +Algodón es el articulador del piloto en la región.

Lima, 21 de septiembre del 2021 – Inicia esta semana un piloto que será pionero en Latinoamérica en términos de registro de informaciones, transacciones y rastreo de la producción algodonera y de transparencia en la industria textil de la región, involucrando a una cooperativa de pequeños productores de algodón pima peruano conformada por alrededor de 5.200 familias.  

La tecnología blockchain permite rastrear dentro de una red, de manera rápida y completamente transparente, información que una vez registrada no puede ser alterada, permitiendo la trazabilidad y una mayor confianza en la cadena de valor. 

Con 10 toneladas de fibra de algodón sostenible, producidas por la Cooperativa Agraria de Servicios Múltiples “Tallan- Chusis” Ltda (Costach) y adquiridas por la empresa textil peruana Creditex, se confeccionará una minicolección de prendas de algodón donde el consumidor final tendrá toda la información de la semilla a la prenda, sumando además tecnología de trazabilidad de marcadores moleculares sobre el ADN de la fibra.  Creditex apoyará la trazabilidad desde el desmotado del algodón hasta la producción de las prendas acabadas y su comercialización en el extranjero con marcas de reconocido prestigio internacional. 

El piloto es parte del proyecto global Enhancing Traceability and Transparency for Sustainable and Circular Value Chains in Garment and Footwear,  implementado conjuntamente la por Comisión Económica para Europa (UNECE) y el International Trade Centre (ITC), con recursos de la Unión Europea, siendo el proyecto +Algodón articulador del piloto en la región. 

Se espera que, en una próxima fase, pueda trazarse la producción de algodón orgánico producido por Costach con la tecnología blockchain, articulado al compromiso de la industria textil sostenible del Perú. 

El proyecto de cooperación sur-sur trilateral +Algodón actúa en esta iniciativa en el marco de la asistencia técnica brindada a la cooperativa, en términos de plan de negocios, capacitación en mercado, registro de información, entre otros. Para la Asistente Ejecutiva Regional del proyecto, Ingrid Zabaleta, este piloto de comercialización con trazabilidad resulta “innovador para la agricultura familiar algodonera, favoreciendo una mejor competitividad de la fibra peruana en el mundo”, señaló. 

El proyecto +Algodón es llevado a cabo desde el 2013 en siete países, entre ellos, Perú, ejecutado de manera conjunta por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC) y los gobiernos de Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, Haití, Paraguay y Perú. 

Ricardo Yarleque, Gerente de la cooperativa considera este piloto como una “oportunidad para reposicionar el algodón pima peruano que es el más fino y largo del mundo y, que, además, ayudaría a que pequeños agricultores vivan una nueva experiencia, la cual se suma a las ya recibidas anteriormente por medio del proyecto Más Algodón”. Asimismo, Jose Ignacio Llosa, Gerente General de Creditex expresó que “asumimos con mucho entusiasmo nuestra participación en este plan piloto ya que consideramos que cada vez se hace más necesario reforzar mecanismos de trazabilidad que den confianza a nuestros  clientes. El alto nivel de integración de nuestros procesos productivos desde el desmotado hasta la confección de la prenda sumado a la tecnología blockchain, favorecen la cadena productiva del algodón del Perú”

Potencial algodonero en Latinoamérica

La producción algodonera es clave para las economías de por lo menos 75 países productores a nivel mundial. En la región de América Latina y el Caribe, el algodón tiene una importancia para territorios y economías rurales, siendo principalmente producido en un 80% por agricultores familiares, según datos recolectados por el proyecto +Algodón. En el caso del Perú, la cadena de valor del algodón genera trabajo a 430 mil personas, de las cuales más de 10 mil son de la agricultura familiar. 

Uno de los desafíos más grandes para la industria textil está en la sostenibilidad del sector desde la semilla hasta la prenda. Esto implica trabajar con productos con mejores prácticas ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) que sigan los estándares internacionales fijados por Naciones Unidas y otros organismos internacionales. Otro aspecto importante es la certificación, que resulta ser una de las formas en que el sector algodonero puede generar más valor. El perfil del nuevo consumidor es cada vez más exigente, consciente y atento a las conductas sostenibles de la industria de la moda. 

Este piloto favorece la articulación de la cadena de valor del algodón de Perú; impulsa buenas prácticas agrícolas, conocimientos y lecciones generadas, incluso con apoyo del proyecto +Algodón, con un paquete de tecnologías probadas en campo, promoviendo la competitividad del algodón peruano. Todo ello, con un impacto en el posicionamiento del algodón peruano de fibra extralarga, mundialmente reconocida por su calidad.