FAO Regional Office for Latin America and the Caribbean

FAO saluda las reformas a la Ley de Alimentación Escolar

Se trata de una victoria impulsada por el Frente Parlamentario contra el Hambre en América Latina y el Cariga y apoyada por la FAO, la Cooperación Española y la AMEXCID.

El Pleno del Congreso de Guatemala aprobó el Decreto 12-2021, que reforma la Ley de Alimentación Escolar, con un aumento de Q6 diarios por cada uno de los alumnos y alumnas del sistema escolar público, en los niveles de preprimaria y primaria.

Las y los diputados también establecieron que a partir del ejercicio fiscal 2023 se deben destinar Q4 para las y los estudiantes de educación inicial y Q4 para las y los alumnos de educación media.

"La reforma ha mostrado que el Ejecutivo y el Legislativo pueden encontrar temas donde trabajar conjuntamente", apuntó Ricardo Rapallo, Representante de FAO en Guatemala, y destacó que la misma "ha sido un esfuerzo de país, apoyado por distintas bancadas y Ministerios. La lucha contra el hambre se ha priorizado en la agenda de los tomadores de decisión y eso es una buena noticia para alcanzar los objetivos de desarrollo en Guatemala".

Por su parte, Jairo Flores, Coordinador del Frente Parlamentario contra el Hambre de Guatemala y del resto de América Latina y el Caribe, declaró que "... tenemos 2.5 millones de niños y niñas en educación escolar primaria, es ahí donde está el 46.8% de desnutrición crónica. Son los niños y niñas los que van a la escuela y se quedan dormidos, no por sueño sino por hambre. Es esa población infantil que abandona el aula. Esta reforma significa una asignación de más de Q1.300 millones del presupuesto nacional que se van a invertir en la niñez".

La FAO ha acompañado diversos procesos de alimentación escolar en países de América Latina y El Caribe, los que han demostrado ser eficientes en garantizar la alimentación saludable y nutritiva de las y los estudiantes a través de la vinculación de la agricultura familiar. Desde su aprobaicón en Guatemala en 2017, FAO ha acompañado al Ministerio de Educación y de Agricultura, Ganadería y Alimentación en la implementación.

El decreto aprobado también establece que la alimentación escolar será ininterrumpida durante el ciclo escolar, aunque las clases sean suspendidas por cualquier causa. Así, el Ministerio de Educación junto a la Organización de Padres de Familia continuarán proporcionando las raciones.

Alimentación Escolar Saludable

El Congreso aprobó, además, otras medidas vinculadas a la alimentación escolar saludable, entre las que se destaca aquella que indica que el Ministerio de Educación deberá velar que los centros educativos ofrezcan a las y los estudiantes alimentos y bebidas saludables.

Los alimentos que se comercialicen en centros educativos deberán de ser saludables establecidos en la Ley de Alimentación Escolar y se creará la Comisión Interinstitucional de Alimentación Escolar que asegurará un adecuado funcionamiento del programa.

Ricardo Rapallo señaló que las reformas a la ley "amplían la cobertura y el presupuesto de un programa de Estado que facilita el acceso a alimentos saludables, producidos en las propias comunidades, a más niños y niñas que necesitan de una buena nutrición para desarrollarse plenamente".

El Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y el Caribe (FPH-ALC) es una red plural y voluntaria, integrada por más de 400 legisladores de diferentes partidos políticos que trabajan colaborativamente desde 21 congresos nacionales y cuatro parlamentos regionales.

El FPH-ALC nació en 2009 con el objetivo de responder al compromiso de la Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre 2025. Desde entonces, cuenta con el apoyo de la FAO y la Cooperación Española, así como con el de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), a través del programa "Mesoamérica sin Hambre AMEXCID-FAO".

"En Guatemala, el FPH ha impulsado históricos avances como la aprobación de la Ley de Alimentación Escolar en 2017 y los proyectos de ley sobre agricultura familiar, etiquetado y reducción de las pérdidas y desperdicio de alimentos, entre otros", agregó Luis Lobo, Oficial del Programa España - FAO de América Latina y el Caribe.