Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Integración, coordinación y recursos: retos claves para impulsar la acción climática en el sector ganadero

Estos tres desafíos fueron identificados en el marco de una serie de talleres virtuales, en los cuales participaron representantes de 13 países de América Latina.

Foto: ©FAO/Nadya González

29 de octubre de 2021.- Representantes de Argentina, Chile, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana, y Uruguay, participaron en un proceso de diálogo consultivo, impulsado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que permitió identificar los principales desafíos que enfrenta el sector ganadero en América Latina.

La necesidad de enfoques integradores que combinen el desarrollo sectorial sostenible, sin descuidar la importancia de avanzar en la adaptación y mitigación; mayor coordinación entre las partes involucradas; y la disponibilidad de recursos para capacidad técnica, gestión de sistemas de información y acceso a financiamiento, surgieron como parte de los desafíos comunes.

“Se requiere una perspectiva de análisis integral que vaya más allá de la contabilización de emisiones de gases de efecto invernadero, y permita evidenciar los múltiples beneficios sociales y ambientales de avanzar hacia sistemas ganaderos más sostenibles, resilientes, inclusivos y bajos en emisiones” dijo Carolyn Opio, Oficial de Ganadería de la  FAO para Mesoamérica.

Los talleres se realizaron el marco de los Diálogos Regionales “Ambiciones de mitigación en el sector ganadero: Fortalecimiento de capacidades y construcción de redes para su revisión e implementación”, impulsado por la FAO, en colaboración con el Global Research Alliance on Agricultural Greenhouse Gases (GRA) y el New Zealand Agricultural Greenhouse Gas Research Center (NZAGRC), con financiamiento de la Coalición Clima y Aire Limpio (CCAC).

En la región existen instrumentos de política pública que incorporan el componente climático, incluidas estrategias nacionales de desarrollo social, planes sectoriales, Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDCs), que plasman los esfuerzos que cada país realiza para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y adaptarse a los impactos del cambio climático.

También existen Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas (NAMAs), que refiere a un conjunto de políticas y acciones que los países desarrollan como parte de sus compromisos para reducir las emisiones de GEI.

Pese a ello, aún existe camino por recorrer para fortalecer los vínculos entre los sectores científico y político, y para vincular de manera eficiente al sector privado.

Áreas prioritarias

Los diálogos, que se realizaron con el objetivo de impulsar la acción climática en el sector ganadero de la región, permitieron reconocer que la región cuenta con un ambiente colaborativo para avanzar hacia ese propósito, e identificar tres áreas prioritarias para la colaboración regional.

Estas tres áreas hacen referencia, en primer lugar, a los co-beneficios para impulsar la acción climática, mediante el diseño de políticas que aborden el componente climático junto a otras prioridades del sector.

En segundo lugar, a la importancia del fortalecimiento de los mecanismos de intercambio de conocimientos y experiencias entre investigadores y responsables de la formulación de políticas para abordar eficientemente los múltiples desafíos impuestos por el actual contexto climático.

Y finalmente, la creación colectiva de capacidades técnicas y de gestión del cambio climático a través de distintos espacios de intercambio de conocimientos, permitirá fortalecer las bases de la acción climática sectorial.

Para más información sobre el potencial del sector ganadero para acelerar la acción climática en la región, los principales hallazgos y áreas de futura colaboración resultantes de los diálogos regionales, consulte el documento de sistematización del taller en este vínculo.