Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Sesión virtual discute educación alimentaria y nutricional en el Caribe

80 profesionales de países del Caribe participaron de la actividad.

Brasilia, 5 de diciembre de 2022 - Alrededor de 80 profesionales de diferentes países del Caribe participaron en la primera sesión de una serie de seminarios centrados en programas de alimentación escolar resilientes y sostenibles. La iniciativa es realizada en conjunto por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Cooperación Internacional Brasil-FAO y la Iniciativa México-CARICOM-FAO.

La primera sesión se centró en la educación alimentaria y nutricional (FNE) y contó con profesionales y experiencias exitosas de diferentes realidades: Brasil y México. El ciclo de sesiones es resultado de una colaboración conjunta entre la FAO, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) del gobierno de México, a través de la Iniciativa México-CARICOM-FAO: “Cooperación para la Adaptación y Resiliencia al Cambio Climático en el Caribe”; y la Cooperación Técnica FAO-Brasil: “Consolidación de los Programas de Alimentación Escolar en América Latina y el Caribe”.

En la apertura del evento, Renata Clarke, Coordinadora Subregional de la FAO para el Caribe, agradeció a todos los participantes y socios, y enfatizó el optimismo de la región con los programas de alimentación escolar y su potencial para la seguridad alimentaria y nutricional. “Debemos facilitar foros y espacios de discusión, reflexión, aprendizaje e intercambio para apoyar el fortalecimiento de los PAE”, dijo. 

Aconsejó, además: “Fortalecer y transformar los PAE del Caribe en programas que cambien los hábitos alimentarios, ofrezcan alimentos saludables y nutritivos adquiridos de agricultores locales y fomenten la colaboración con el sector privado e impulsen la coordinación intersectorial e interinstitucional”.

José Alfredo Galván, Director de Desarrollo Social, Humano y Sustentable de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), trató de la importancia de fortalecer las capacidades de las personas, instituciones y actores. “Pretendemos seguir colaborando activamente tanto con la FAO, con las naciones del Caribe, como con el gobierno de Brasil, en estos esfuerzos compartidos en un tema tan sensible como la alimentación escolar resiliente”.

Francisco Mesa Durán, encargado de la Dirección General de Alimentación y Desarrollo Comunitario del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), también reconoció que contar con espacios de intercambio de experiencias con agencias de la ONU y con diferentes países es clave para llegar a puntos en común y a largo plazo. “Tener este tipo de oportunidad de intercambiar experiencias es fundamental. Cada una de estas oportunidades nos permite abrir nuestra visión hacia los problemas que tenemos”.

Deborah Bosco da Silva, Coordinadora de Seguridad Alimentaria y Nutricional del Programa Nacional de Alimentación Escolar (PNAE) de Brasil, ejecutado por el Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación (FNDE), presentó los marcos normativos de esta política, destacando que la institución está abierta a seguir colaborando con los países de la región.

Paola Barbieri, analista de proyectos de la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC), dijo que el foco de la institución es apoyar el desarrollo de capacidades de los países socios, contribuyendo a la búsqueda de soluciones a partir de sus propios procesos de desarrollo. “Y los programas de alimentación escolar son uno de los principales tópicos de esta cooperación”, dijo. “Estas sesiones fueron cuidadosamente diseñadas para brindar reflexiones que estén en línea con la realidad y los desafíos que todos experimentamos”.

Experiencias

El evento contó con tres experiencias concretas de educación alimentaria y nutricional. La primera fue sobre el estado de Yucatán, en México, mostrando casos de manejo del desperdicio de alimentos y las caravanas del ‘hambre cero’, impulsadas por una estrategia de lineamientos alimentarios. La comunicación y las campañas se presentaron como dos estrategias fundamentales para fomentar el consumo sostenible de alimentos.

La segunda experiencia también fue de México, de la región de Tabasco, que asigna varios promotores comunitarios con el propósito de realizar acciones de orientación alimentaria en las localidades del Estado y difundir conocimientos a los beneficiarios. De suma importancia fue una iniciativa de Teatro de Títeres, la cual está enfocada en sensibilizar sobre nutrición y salud a niños de preescolar y escolar, enseñando temas como grupos de alimentos, prácticas de higiene en el proceso de alimentación, control y manejo de basura y reciclaje. Los huertos escolares también se utilizan en la región para promover la seguridad alimentaria y la nutrición, y la protección del medio ambiente.

La tercera y última experiencia fue sobre el Programa Nacional de Alimentación Escolar (PNAE) de Brasil, con detalles sobre las acciones de educación alimentaria y nutricional de ese programa, que sirve a 41 millones de estudiantes de escuelas públicas del país todos los días.

Próximas actividades

La segunda sesión será sobre la vinculación de la alimentación escolar con los pequeños agricultores locales, el 6 de diciembre, y la última se centrará en la gobernanza y los marcos normativos y legales para la alimentación escolar, que se llevará a cabo el 28 de febrero.

Enlace para registro:

https://fao.zoom.us/meeting/register/tJEqf-qurzwtHtKq_XiOZk-8OSa7rfZ9K68d