Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Nuevo proyecto de la FAO y Guatemala fortalecerá los medios de vida de 116 mil personas del área rural del país

Iniciativa cuenta con un financiamiento de USD 66,7 millones y contempla acciones que beneficiarán a familias que son parte de las etnias mayas achí, quekchí´, mopán y chortí.

Foto: ©FAO/Victor Farfán

Guatemala, 13 de marzo de 2022 – La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Gobierno de Guatemala firmaron el acuerdo del proyecto Medios de vida resilientes de pequeños agricultores vulnerables en los paisajes mayas y el corredor seco de Guatemala (RELIVE), iniciativa que proveerá de condiciones para mejorar la seguridad alimentaria, hídrica y económica de forma directa a más de 116 mil personas y sus comunidades.

El proyecto busca brindar especial atención a mujeres jóvenes, por lo que se considera una meta de inclusión de más 46 mil mujeres productoras, quienes verán fortalecidas sus oportunidades económicas y de participación a nivel local y regional de comercio de productos.

La iniciativa proyecta que las familias beneficiarias, que en su mayoría pertenecen a las etnias mayas achí, quekchí´, mopán y chortí de 29 municipios ubicados en los departamentos de Petén, Alta Verapaz, Baja Verapaz, Zacapa y Chiquimula podrán obtener mayor solidez en sus medios de vida a través de prácticas agroforestales resilientes al clima, iniciativas para gestionar y acceder al agua a través de gestión integral de recursos hídricos en cuencas hidrográficas y restauración de paisajes, y de acciones para mejorar las capacidades y los mecanismos de gobernanza.

RELIVE tiene un financiamiento total de USD 66.7 millones, de los cuales, el Fondo Verde para el Clima (FVC), principal mecanismo de financiamiento verde a nivel mundial, aportará USD 29,8 millones; y cuenta con el apalancamiento de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA), quien contribuirá con USD 7 millones; y el Gobierno de Guatemala, a través del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) y el Instituto Nacional de Bosques (INAB), asiganará USD 29,8 millones.

Gerson Barrios Garrido, titular del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Autoridad Nacional Designada por el Fondo Verde del Clima, resaltó el esfuerzo nacional e internacional en la preparación y la negociación de esta propuesta, poniendo en valor el acompañamiento de la cooperación internacional y nacional, un proceso que duró más de cuatro años y que hoy concluye con la firma de aprobación de Gobierno del Proyecto RELIVE.  

“Con el proyecto RELIVE se fortalecerán las capacidades de gobernanza del país a nivel local en materia de gestión integradas de recursos hídricos y contribuirá a la implementación de nuestro marco de políticas de adaptación y mitigación al cambio climático”, declaró el ministro de Ambiente y Recurso Naturales, quien, además, informó que este es el segundo proyecto de carácter nacional que Guatemala va a implementar con el apoyo financiero del FVC.

Ricardo Rapallo, representante de la FAO en Guatemala, hizo énfasis en el compromiso que el Gobierno de Guatemala tiene al desarrollar e impulsar propuestas innovadoras que enfrenten el cambio y variabilidad climática, como el proyecto RELIVE. Asimismo, agradeció la confianza en la FAO para trabajar juntos en este proyecto

“Para la FAO la firma de este acuerdo es importante porque con ella se cumple una parte del compromiso que adquirimos con Guatemala, cuando hace más de 5 años, el MARN nos solicitó preparar una propuesta para el FVC, construido conjuntamente a partir del conocimiento de instituciones nacionales e internacionales”, detalló Rapallo.

RELIVE se implementará con la coordinación interinstitucional del MARN, el MAGA, el INAB y el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (INSIVUMEH), y con el apoyo técnico de la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El ministro de la cartera de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Edgar René de León Moreno, durante su intervención, reiteró el compromiso del Ministerio con las prioridades nacionales y la agenda internacional en materia de contribución a la gestión del clima, tanto con acciones de adaptación como de mitigación a la variabilidad y cambio climático.

El MAGA participará del Proyecto RELIVE brindando servicios de asistencia técnica en prácticas de manejo eficiente del agua de lluvia a través de prácticas de colecta de agua y sistemas de mini riego, apoyará el desarrollo de capacidades de productores en la aplicación de prácticas y medidas fitosanitarias en función de variabilidad climática y, finalmente, contribuirá para desarrollar esquemas asociativos para la producción, el acopio, la agregación de valor y la comercialización, especialmente en cadenas de valor basadas en la producción de café y cacao.

Esta iniciativa incluye acciones de restauración de tierras y paisajes forestales degradados, especialmente con el fomento y desarrollo de sistemas agroforestales y conservación y manejo de bosques naturales, en la búsqueda de mantener tanto las funciones sociales y económicas de los bosques, como su contribución a la generación de servicios ecosistémicos.

Al respecto, Rony Granados, gerente de INAB, manifestó la importancia de la iniciativa como mecanismo para contribuir con la Política Forestal y de Restauración de Paisajes Forestales. Además, resaltó el trabajo de la institución durante 26 años por la conservación de los bosques del país y los resultados de los programas de incentivos forestales, recuperando alrededor de 187 mil hectáreas.

La Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN), como institución que coordina los procesos relacionados con la cooperación internacional no reembolsable en nombre del gobierno de la República de Guatemala, apoyó técnicamente el proceso de gestión del convenio suscrito.

La secretaria Luz Keila Vilchez, titular de SEGEPLAN, indicó que para dar cumplimiento al mandato institucional se proporcionó acompañamiento y asesorías técnicas a las instituciones involucradas en el proceso de la gestión de la cooperación, y se dio apoyo para vincular y orientar los recursos a las prioridades nacionales de desarrollo y a la Política de Cooperación Internacional.

Con la firma del acuerdo de aprobación del Proyecto RELIVE, se iniciará la implementación del proyecto, que tendrá una duración de 7 años, apoyando especialmente a productores rurales en territorios de paisajes mayas y del corredor seco de Guatemala, con el objetivo de mejorar la resiliencia de sus medios de vida y contribuir a garantizar la seguridad alimentaria de sus familias y sus comunidades.