Construyendo la generación #HambreCero

Diez principales especiales

Un código que no es ningún secreto

Año 1963, nombre Codex Alimentarius o código de alimentos. Si un tipo de alimento pone en peligro la salud porque, por ejemplo, contiene demasiados plaguicidas tóxicos para los humanos y no supera la norma del Codex, no puede venderse. La FAO solo aprueba alimentos de calidad para todos, en todos los hogares, en todos los rincones del mundo.

La revolución verde

Norman Borlaug, ganador del Premio Nobel de la Paz en 1970, cruzó una especie de grano mexicano con dos variedades japonesas. Obtuvo una especie resistente a las enfermedades y otra resistente al mal tiempo. Gracias a estos súper granos y a las nuevas técnicas experimentadas, millones de personas en Asia pudieron escapar del hambre crónica y cultivar lo que necesitaban para sobrevivir.

Una vida dura para la Oncocercosis

La mosca negra se reproduce a lo largo de los ríos y, como los mosquitos, se alimenta de sangre. Además de irritar a las personas y los animales, por medio de su picadura también transmite la terrible oncocercosis o "ceguera de los ríos". Sin embargo, en 1974 la FAO patrocinó un programa con otras instituciones, que eliminó esta enfermedad de 11 condados del oeste de África con el tiempo, salvando a millones de personas de la ceguera. ¡El desafío continúa en otras partes del mundo!

Pescado: ¡Sobresaliente en conducta!

Para preservar el mundo acuático, la pesca tiene que reducirse, pero ¿Cómo se puede garantizar el bienestar de los pescadores? El Código de Conducta de la FAO explica cómo obtener los máximos beneficios y ganancias de la pesca sostenible creando nuevas oportunidades de trabajo y minimizando el desperdicio. Para aquellos que piensan que hay muchos peces en el mar, no los hay, así que ¡actúad de manera responsable!

Un refugio para las semillas en peligro de extinción

Las semillas a partir de las cuales se desarrollan las frutas, verduras y granos son importantes para preservar la biodiversidad en la tierra. Los investigadores las necesitan para crear nuevas especies que sean resistentes al cambio climático y puedan producir cosechas más abundantes. Pero, ¿a quién pertenecen? ¿Al país en el que crecen o a los que invierten dinero y recursos en su recolección, catalogación y uso? Las semillas son patrimonio de la humanidad y la FAO desarrolló el Tratado sobre los Recursos Fitogenéticos en 2001 para regular cómo los gobiernos, los agricultores locales y las empresas internacionales usan las semillas a escala mundial. También se han creado bancos de semillas especiales, en los que las semillas están catalogadas, conservadas y protegidas para futuras investigaciones y experimentos.

Un comité fantástico

En 2009, el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial se hizo más grande y más eficiente. Involucra a las tres organizaciones principales que se centran en la nutrición (FAO, FIDA y PMA) y a los expertos gubernamentales para discutir estrategias y programas que garanticen la seguridad alimentaria mundial, a saber, alimentos de calidad para todos.

Precios bajo control

Asegura que los precios de los alimentos más consumidos del mundo, como el trigo, el arroz, la soja y el maíz, no se eleven repentinamente y que las crisis económicas y el hambre generalizada afecten a millones de personas. Se llama Sistema de Información sobre el Mercado Agrícola (AMIS) y se basa en una amplia gama de datos, como los precios de la energía o los movimientos de las empresas más poderosas, para evitar las crisis. Una vez más, el conocimiento y el intercambio de los datos recopilados es crucial.

¡Adiós, peste bovina!

Durante siglos, esta enfermedad mató al ganado, poniendo de rodillas a granjeros y pastores y causando hambruna. ¡Pero en 2011, se declaró la erradicación de la peste bovina de la faz de la tierra! Este es el segundo virus que ha sido eliminado por el hombre después de la viruela en 1980.

El derecho a la tierra

Las Directrices para la tenencia de la tierra y los recursos naturales les recuerdan a los Estados Miembros de la FAO que la tierra pertenece principalmente a las poblaciones indígenas o a aquellos que viven en ella y que las grandes corporaciones que adquieren grandes cantidades de tierra deben tener en cuenta sus derechos, además del ecosistema natural o medio ambiente.

De reducir el hambre al Hambre CERO

En 2013, la FAO elevó su objetivo principal de reducir el hambre a eliminarla por completo. América Latina y el Caribe fue la primera región del mundo en comprometerse a erradicar el hambre en 2025. Los países también prometieron proteger a los agricultores familiares y desarrollar las zonas rurales para arantizar la seguridad alimentaria. Poco después, África siguió sus pasos. ¡Desde 1990 hasta hoy, la cantidad de personas que padecen hambre en América del Sur se ha reducido a la mitad! El concepto del Hambre Cero se basa en la creencia de que el hambre es una creación humana y que no sigue ninguna ley natural, lo que significa que puede ser derrotada.