FAO en Chile

Chile se suma al rescate de alimentos y preparaciones saludables

30/09/2021

El segundo Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos estuvo marcado por actividades de recuperación de alimentos por parte de actores públicos, de la sociedad civil y de la academia.

Un llamado a realizar acciones concretas para disminuir las pérdidas y desperdicios de alimentos a lo largo de toda la cadena alimentaria realizaron diversas instituciones públicas y organizaciones que trabajan en la promoción de sistemas alimentarios saludables y sostenibles, con motivo de la celebración del segundo Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos.

Para concientizar sobre la temática, la Comisión Nacional para la Prevención y Reducción de las Pérdidas y Desperdicios de Alimentos, en conjunto con el Ministerio de Agricultura, desarrollaron una actividad de recuperación de alimentos y preparaciones saludables en el Centro de Salud Familiar (CESFAM) de la comuna de La Florida.

La ceremonia estuvo encabezada por la ministra de Agricultura María Emilia Undurraga y contó con la participación de la directora de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), María José Irarrázaval; el secretario ejecutivo de Elige Vivir Sano, José Pedro Guilisasti; el Asesor Senior de Políticas Públicas de la FAO, Salomón Salcedo, y el decano de la Facultad Tecnológica de la Universidad de Santiago de Chile, Julio González.

Gracias a la colaboración de voluntarios de la fundación Trama Humana y  de la Universidad de Santiago (Usach) que recolectaron alimentos desde la feria comunal Los Copihues, el Chef Francisco Fernández de la Corporación Actuemos elaboró diversos platos saludables en base a frutas y verduras.

Salomón Salcedo, señaló que “en América Latina y el Caribe se desperdician 220 millones de toneladas de alimentos al año cuando hay alrededor de 60 millones de personas que padecen hambre, por eso la relevancia de este tema. Esa es la razón por la que la FAO ha dado a conocer un código de conducta que busca reducir las pérdidas de alimentos que provee lineamientos sobre buenas prácticas que se pueden adoptar en cada país”.