Director General  QU Dongyu

Resumen del año 2020: Una nueva FAO más inclusiva, transparente y digital

En 2020, el organismo de las Naciones Unidas ha transformado los desafíos en oportunidades


 
©FAO/Alessia Pierdomenico

 

27 de diciembre de 2020, Roma – 2020 pasará a la historia como un año particularmente complejo, marcado por la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19). En la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se recordará asimismo como un año en que la Organización transformó los desafíos en oportunidades y dio pasos firmes para hacerse más transparente, inclusiva y digital.

“Se han seguido produciendo rápidos cambios en el mundo y han acontecido muchas cosas en la FAO. Los ajustes que hemos introducido nos han ayudado a responder mejor a la nueva normalidad y han fortalecido nuestra capacidad para servir mejor a nuestros Miembros”, dijo el Director General, Sr. QU Dongyu, ante el Consejo rector de la Organización durante su período de sesiones más reciente celebrado en 2020, del 30 de noviembre al 4 de diciembre, en el que hizo una reseña detallada de las medidas aplicadas y los resultados logrados ese año.

Reforma de la FAO

En los últimos meses, el Sr. QU no ha escatimado esfuerzos para lograr una mayor eficiencia, apertura y dinamismo en la FAO y para que la Organización esté más orientada a los resultados. A tal efecto, con la aprobación de los Miembros, ha reformado este organismo de las Naciones Unidas, introduciendo una estructura orgánica y un modus operandi nuevos en la Sede.

Sobre la base de un análisis sistemático de la labor y el mandato de la FAO, así como de su evolución histórica y conocimientos técnicos, el Director General ha establecido una estructura plana y modular, simplificado las funciones departamentales, optimizado la coordinación y cooperación entre los equipos de la Organización e introducido mecanismos claros de rendición de cuentas.

Por primera vez desde su creación hace 75 años, la FAO cuenta con un Equipo directivo superior —integrado por el propio Director General, los tres directores generales adjuntos, el Economista Jefe, el Científico Jefe y el Director de Gabinete—, dando así comienzo a una nueva era de liderazgo colectivo en la Organización.

La nueva estructura orgánica divide asimismo las unidades de la FAO en oficinas, centros y divisiones. Las oficinas desempeñan una función transversal; los centros tienen una intensa función de colaboración con otros organismos de las Naciones Unidas o con instituciones financieras internacionales; y las divisiones atesoran las competencias específicas de la Organización o proporcionan apoyo operacional o logístico. Cada unidad cuenta con una doble línea de rendición de cuentas ante los miembros del equipo directivo superior.

“Los ajustes son para mejorar la eficiencia y eficacia de la Organización, evitando al mismo tiempo la compartimentación y estableciendo niveles óptimos de transparencia y rendición de cuentas. Se trata de una gestión modular con cierta flexibilidad, que permite una colaboración intersectorial óptima y realizar ajustes a las tareas de gestión a fin de responder a las necesidades y prioridades que surjan en los próximos meses”, señaló el Director General a los miembros del Comité del Programa y del Comité de Finanzas de la FAO en junio.

©FAO ©FAO/Giulio Napolitano

Consultas transparentes e inclusivas con los Miembros

Bajo la dirección del Sr. QU Dongyu, la FAO ha venido asimismo trabajando sobre la base de los principios de inclusividad, transparencia, proactividad y oportunidad, en particular para ayudar a los Miembros a llevar a cabo la Agenda 2030 y lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En este contexto, la Administración y los Miembros de la FAO han estado examinando el esquema del Marco estratégico para 2022-2031. El documento, que se presentará a la Conferencia de la Organización en el verano de 2021, se está preparando mediante un proceso de consulta, inclusivo y transparente, que ya ha comprendido discusiones en las conferencias regionales, los comités técnicos, el Comité del Programa y el Comité de Finanzas y el Consejo de la FAO, así como consultas informales con los Miembros.

“Nuestro objetivo es contar con un documento que sea aceptado por todos los Miembros y que permita a la FAO prestar el máximo apoyo para lograr los ODS a nivel nacional”, dijo el Director General en una de esas consultas.

De hecho, el Marco proyectado utiliza ODS fundamentales y sus indicadores, especialmente el ODS 1 (Fin de la pobreza), el ODS 2 (Hambre cero) y el ODS 10 (Reducción de las desigualdades) en torno a las “cuatro mejoras”: una producción, una nutrición, un medio ambiente y una vida mejorados. Concede un lugar central al discurso estratégico de “no dejar a nadie atrás” mediante sistemas agroalimentarios sostenibles, inclusivos y resilientes.

El fortalecimiento de las asociaciones también es un aspecto clave del Marco estratégico propuesto y, en este sentido, el Sr. QU Dongyu ha instado a los Miembros y a la comunidad internacional a innovar sus modelos de pensamiento y métodos de trabajo. En particular, ha alentado a estrechar la cooperación con el sector privado, al objeto de estudiar formas para que este contribuya al logro de los ODS.

“Para iniciar un diálogo con el sector privado y crear confianza, es necesario gestionar eficazmente los riesgos de una manera completamente transparente”, señaló el Director General.

Justamente mediante un proceso transparente e inclusivo, la Administración y los Miembros elaboraron la nueva Estrategia de la FAO para la colaboración con el sector privado (2021‑25), aprobada por el Consejo de la Organización en diciembre.

“Una colaboración más estrecha y mejorada con el sector privado es una de mis principales prioridades, y esta estrategia es muy importante para que avancemos”, añadió el Sr. QU, al tiempo que observaba que la contribución del sector privado era importante no solo en cuanto a las inversiones, sino también en lo relativo a la innovación.

Con la nueva estrategia, la FAO pretende asociarse con el sector privado a fin de respaldar y ampliar la innovación, promover las inversiones, movilizar conocimientos científicos especializados y generar datos con fines de seguimiento de los ODS, por medio de recursos, redes, conocimientos y tecnologías compartidos.

Una FAO digital

La creación de una FAO digital fue una de las principales promesas del Sr. QU Dongyu durante su campaña para el cargo de Director General. La aparición del nuevo coronavirus aceleró este proceso. Desde el inicio de la pandemia, la Organización ha tomado medidas con miras a aprovechar la crisis como una oportunidad para abrazar el mundo digital.

Durante los primeros días de la crisis, el Director General, aprovechando la tecnología y habiendo asumido como máxima prioridad la seguridad de los empleados, decidió que todas las reuniones de la FAO fueran virtuales y alentó a estos a trabajar desde casa.

Esto preparó el camino para una creciente conectividad entre los empleados de la FAO que anteriormente parecía imposible.

En abril, por primera vez en la historia de la FAO, una reunión virtual congregó a todos los representantes en los países de la Organización de todo el mundo. La FAO dispone de más de 130 oficinas en los países.

Posteriormente, se celebró una asamblea virtual con más de 2 000 empleados de la FAO destinados en la Sede en Roma. En junio, se celebró una asamblea virtual con una asistencia récord de 4 300 empleados de la Organización que trabajan en todo el mundo.

Y hace tan solo unos días, el 17 de diciembre, unas 1 500 personas de todas partes del planeta participaron en la ceremonia virtual de los premios de reconocimiento a los empleados de la FAO de 2020, en la que se distinguió a 10 equipos y a 200 empleados de todo el organismo de las Naciones Unidas por sus logros en las categorías de innovación, intercambio de conocimientos, eficacia y eficiencia operacionales, trabajo en equipo y colaboración, así como diversidad e inclusión. Además, se contó con la intervención en directo de empleados de la FAO de Roma, Bangkok, Budapest, El Cairo, Yuba, Montreal y Santiago.

"¡Juntos podemos lograr tanto lo imaginable como lo inimaginable!", dijo el Director General durante el evento.

Las reuniones virtuales también han acortado las distancias entre la FAO y sus Miembros de una forma más moderna, transparente e inclusiva. Desde el principio del confinamiento, la Organización ha prestado servicios de interpretación en los seis idiomas oficiales para reuniones en línea, muestra de lo que podría hacerse en el resto del sistema de las Naciones Unidas.

En 2020, se celebraron las cinco conferencias regionales en un formato virtual, lo que constituye también una primicia histórica para la FAO. Se alcanzó un máximo histórico de asistencia de jefes de Gobierno y ministros. La modalidad virtual permitió una mayor interacción y debates más intensos.

“Una de mis primeras prioridades como Director General fue transformar las conferencias regionales, que en gran medida eran actos formales e independientes, en plataformas dinámicas y eficientes para el establecimiento de políticas y la recopilación de observaciones de todas las partes interesadas. Me complace decir que hemos logrado este objetivo en 2020, ya que las conferencias regionales han sido un éxito”, dijo el Sr. QU Dongyu. 

La digitalización de la FAO también se aplicó a los productos y procesos, tales como la mejora y renovación de la funcionalidad, el contenido y la apariencia del sitio web de la Organización en su conjunto para que sirviera de plataforma de apoyo a los Miembros, asociados y agricultores. Esto también incluye la presentación de bienes públicos digitales, como la Plataforma geoespacial Mano de la mano y Earth Map, y la elaboración en curso de la Plataforma Internacional para la Alimentación y la Agricultura Digitales.

Asimismo, la FAO ha creado una cartera digital, un catálogo mundial de más de 250 productos digitales de la Organización que facilitan su labor en el campo y fortalecen sus tecnologías digitales.

También se ha creado la cartera de servicios digitales, una plataforma en la nube para ofrecer información y mensajes de asesoramiento a los agricultores en los campos y poner a los gobiernos en conexión directa con los agricultores.

La Comunidad de práctica de ciberagricultura de la FAO está compuesta en la actualidad por aproximadamente 18 000 miembros. Esta plataforma mundial ofrece actividades de desarrollo de la capacidad, difunde información actualizada y reúne las mejores prácticas en materia de agricultura digital.

“Hoy nos enorgullece afirmar que el lugar de trabajo virtual y digital de la FAO es una realidad”, señaló el Director General. “Seguiremos liderando el concepto integral de organización digital dentro de la familia de las Naciones Unidas, aspecto en el que llevamos la delantera”, añadió.


 
©FAO

 

75.º aniversario de la FAO y Día Mundial de la Alimentación

Otro hito digital en 2020 ha sido la conmemoración virtual del 75.º aniversario de la FAO y del Día Mundial de la Alimentación en la que participaron S.S. el Papa Francisco; el Presidente de Italia, Excmo. Sr. Sergio Mattarella; el Rey Letsie III de Lesotho; la Reina Doña Letizia de España y el Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. António Guterres. Cabe asimismo destacar que el 75.º aniversario de la FAO se celebró con un innovador espectáculo de proyección de vídeo y luces en el edificio de la Sede de la FAO y el Coliseo.

La primera celebración virtual del Día Mundial de la Alimentación, en Roma, fue seguida por 76 000 participantes a través de Zoom, transmisión web o retransmisión en directo en las redes sociales. Además, más de 860 000 usuarios vieron el contenido relativo al Día Mundial de la Alimentación en las páginas web de la FAO, y los mensajes de la Organización llegaron a más de 1 500 millones de cuentas de usuarios de redes sociales.

“Nos aproximamos al final de 2020, que había declarado como un año de eficiencia para la FAO. Podemos volver la vista atrás con orgullo a un proceso de transformación a nivel interno sin precedentes y una función de liderazgo ampliamente reconocida a nivel externo”, dijo el Sr. QU Dongyu ante el Consejo.

Send
Print