Director General  QU Dongyu

Hacer que la FAO sea más eficiente e inclusiva para mejorar la producción, la nutrición, el medio ambiente y las vidas de las personas

8 de junio de 2020, Roma — El Director General de la FAO, Sr. QU Dongyu, dirigió hoy unas palabras a los asistentes a la reunión conjunta del Comité del Programa y el Comité de Finanzas de este organismo de las Naciones Unidas que, por primera vez en su historia, se celebró de forma virtual.

Desde el principio, el Sr. QU hizo hincapié en su visión de una nueva FAO, más transparente, inclusiva y más digital que nunca. Su intervención se centró en tres aspectos: los progresos en la aplicación de los ajustes al Programa de trabajo y presupuesto (PTP) para 2020-21; la propuesta de nuevos ajustes al PTP para 2020-21 y la evaluación preliminar de las repercusiones de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en la seguridad alimentaria, la nutrición y los sistemas alimentarios, así como la respuesta de la FAO a esta amenaza mundial.

Ajustes al PTP para 2021-21  

El Director General proporcionó información actualizada sobre los progresos en la aplicación de los ajustes al PTP para 2020-21 de la FAO, aprobado en el último período de sesiones del Consejo, en diciembre de 2019.

Cabe señalar la contratación de la Oficial de ética; el nombramiento de la Directora de la nueva Oficina para los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID), los Países Menos Adelantados (PMA) y los Países en Desarrollo sin Litoral (PDSL); la selección de una nueva Directora de Recursos Humanos; la contratación en curso para los cargos de Ombudsman, Científico Jefe e Inspector General; así como el establecimiento de un nuevo Grupo Transversal sobre Biodiversidad, una Oficina para la Innovación y el Comité de la juventud y el Comité de las mujeres.

“Estos ajustes incorporaban la visión que les presenté durante mi campaña, de construir una Organización dinámica en aras de un mundo mejor que, al mismo tiempo, mantenga su compromiso con sus aspiraciones, mandato y misión originales”, afirmó el Sr. QU, a lo que agregó que se habían llevado a la práctica casi todas las propuestas aprobadas en el último período de sesiones del Consejo.

Por lo que respecta a la propuesta de nuevos ajustes al PTP, un elemento clave es la creación de una estructura de gestión de la Organización centrada en un equipo directivo superior. El equipo estará integrado por tres directores generales adjuntos, el Economista Jefe, el Científico Jefe y el Director de Gabinete, que prestará asistencia al Director General en todos los ámbitos del mandato de la FAO. Los jefes de oficinas, centros y divisiones rendirán cuentas directamente a los directivos superiores en cuanto expertos en sus respectivas esferas. 

El Sr. QU recalcó que “los ajustes son para mejorar la eficiencia y eficacia de la Organización, evitando al mismo tiempo la compartimentación y estableciendo niveles óptimos de transparencia y rendición de cuentas. Se trata de una gestión modular con cierta flexibilidad, que permite una colaboración intersectorial óptima y realizar ajustes a las tareas de gestión a fin de responder a las necesidades y prioridades que surjan en los próximos meses”.

Otras propuestas fundamentales son la creación de una nueva Oficina para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), una nueva División de Sistemas Alimentarios y de Inocuidad de los Alimentos, y el fortalecimiento de los tres centros de cooperación de la Organización, a saber: el Centro de Inversiones, el Centro Conjunto FAO/OIEA y el Centro Conjunto FAO/OMS.

El Director General destaco el vínculo lógico entre ambas series de ajustes.

“El mundo que nos rodea ha sufrido cambios sin precedentes, y hemos de adaptarnos a ellos mediante la colaboración. Los nuevos ajustes que les presento hoy son una continuación lógica de las modificaciones aprobadas en diciembre de 2019 y se rigen por la misma visión: la creación de una FAO inclusiva y ágil que sirva a sus Miembros para que, mediante una reforma más transparente, abierta, innovadora, responsable y eficaz, logren cuatro mejores cosas: mejor producción; mejor nutrición; mejor medio ambiente; y mejor vida.”

Información actualizada sobre la respuesta de la FAO a la COVID-19 

Asimismo, el Sr. QU destacó la labor crucial de la FAO en la evaluación de la amenaza de la COVID-19 para la seguridad alimentaria y la nutrición, suministrando datos sobre las condiciones de los mercados alimentarios y los precios de los alimentos, así como asesoramiento en materia de logística alimentaria y de políticas basadas en datos comprobados, para que los países puedan adoptar decisiones oportunas e informadas a fin de aminorar las repercusiones de la pandemia en la seguridad y los sistemas alimentarios.

La FAO desempeña un papel fundamental en la sensibilización, también con otras organizaciones regionales y de las Naciones Unidas, sobre la importancia de la cooperación internacional y la necesidad de mantener los mercados abiertos y las cadenas de suministro alimentario activas a fin de evitar que esta crisis sanitaria se convierta en una crisis alimentaria. 

Si bien las cadenas de suministro de alimentos se mantienen unidas, los países están entrando en una fase de recesión que supone una amenaza grave ya que la ralentización de la economía exacerba el hambre, especialmente en los países más vulnerables, como los PEID, los PMA y los PDSL.

“Hoy en día, consideramos realmente probable que se borre un decenio de progresos en materia de reducción de la pobreza. Según las estimaciones de la FAO, hasta 80,3 millones de personas podrían comenzar a padecer hambre en los países importadores netos de alimentos debido a la reducción del crecimiento económico”, dijo el Sr. QU.

“Es por ello que, en todos los países, las medidas de estímulo económico deberían orientarse a satisfacer las necesidades alimentarias de las personas más vulnerables”, instó el Director General.

El Sr. QU observó asimismo que, mientras la atención internacional se centraba en la COVID‑19, la FAO ha seguido prestando apoyo para combatir otro enemigo, la plaga de langosta del desierto en África oriental y más allá, con ayuda de la alerta y la acción tempranas.

Con todos los desafíos que hemos de afrontar, “la FAO es aún más necesaria; hemos de trabajar duro para evitar que esta crisis sanitaria se convierta en una crisis alimentaria”, afirmó destacando la necesidad de una nueva Organización impulsada por la demanda y los desafíos, profesional e innovadora, y orientada a los resultados y las repercusiones.

La nueva FAO 

El Director General también recalcó que ahora la FAO es más digital, transparente e inclusiva.

Agregó que, en los últimos meses, la Organización ha dado un tremendo salto a la era digital y citó como ejemplo la organización de una reunión virtual para los Ministros de Agricultura de África en todos los idiomas oficiales. 

El uso diario de herramientas digitales se ha quintuplicado desde que el personal comenzó a teletrabajar. A raíz de ello, se celebran al día unas 1 500 reuniones en línea en toda la FAO, lo que incluye la conmemoración virtual de muchos días internacionales con gran éxito de participación.

El Director General también señaló que los esfuerzos de comunicación garantizaban que se mantuviera bien informados a todos los empleados sobre la situación de la COVID‑19, así como sobre las decisiones y medidas adoptadas. Esto incluía la organización de dos asambleas generales: una para el personal de la Sede, con más de 2 000 participantes; y otra para los empleados de la FAO en todo el mundo, que batió récords de asistencia, con 4 300 participantes. El Sr. QU expresó su gratitud a los donantes y asociados por su excelente cooperación, y al personal por su trabajo duro.

Para concluir su intervención, citó un antiguo proverbio chino: “Las palabras huecas echan a perder el negocio, mientras que el trabajo duro conduce al éxito”.

La reunión conjunta del Comité del Programa en su 128.º período de sesiones y del Comité de Finanzas en su 180.º período de sesiones estuvo presidida por la Excma. Sra. Imelda Smolcic, Representante Permanente Alterna del Uruguay y Presidenta del Comité de Finanzas. 

Es posible consultar la declaración del Director General de la FAO aquí.

Send
Print